Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2005

Sobre las Tablas

Me ha sorprendido su juguetona presencia, su forma tan peculiar de enfrentarse a la adversidad. Es toda una niña crecida, retozona y frágil. Es tan fácil enamorase de ella. La indiferencia de sentirse cómoda, de subir los pies a la silla, de sonreír sin que se lo pidan, o de apostarse frente al mundo sin importar el caos que provoca, es lo fantástico de ella.
Su trabajo requiere de eso y más, representa la escena nunca vivida, pero mil veces montada.
-Todo esto me suena a una búsqueda de respuestas internas que creíamos perdidas pero que encontramos luego de haber perdido la esperanza- dije.
Ella sonríe, las luces se apagan, todo el recinto queda iluminado de manera tenue, por esa luz amarilla, que caracteriza al fin del acto. Desconcertada me da la razón, el juego de palabra tiene un descanso, un descanso suficiente para centrarme en lo que me ha ocupado todo el tiempo, ella.
Su desentendimiento, por la seriedad del asunto me ha relajado, y sé que debo dejarme llevar por el inigualable m…

Desde Guate...

Curioseando por la lectura.
El primer acercamiento con la lectura debe ser más curiosidad que obligación. Realmente uno se debe acercar a los libros movidos por el juego de letras que en él se dibujan. Todo para descubrir los diferentes mundos que se trasladan a través de esa maravilla a la que llamamos lectura.
A mucha gente ha inquietado el bajo índice de lectura dentro de los alfabetos en Guatemala. Aunque puede preocupar que la gente no lea y alegar que existe falta de interés del gobierno por no promover el hábito sano de la lectura, debemos preguntarnos ¿Debemos leer porque se nos obliga o porque descubrimos ese arte?
Pero realmente en ninguna parte de las leyes universales (si es que existen) dictan que quien no lea debe pasar la eternidad en el inframundo. El placer de la lectura es un proceso gradual, es un derecho adquirido, no una obligación por cumplir.
Ahora, seamos claros, el hecho de saber que vivimos en una sociedad que no lee (que no es novedad) aún no resuelve el problem…