Ir al contenido principal

Cuentos de aviones



Los Thunders Birds.
Hace algunos días vino a Guatemala uno de los espectáculos más impresionantes, jamás visto por nuestras tristes realidades. Fue el espectáculo dado por los aviones F16 y F15 de las fuerzas estadounidenses. Donde estos acrobáticos pilotos y sus supersónicas máquinas hacían piruetas en el cielo guatemalteco. Un espectáculo digno de dejar plasmado en una fotografía para muchos, y en efecto no fueron pocos los que se tomaron la foto para el recuerdo.
Además fueron muchas las personas que dejaron sus quehaceres diarios por ir a abrir la boca en cualquier avenida aledaña al aeropuerto la Aurora. Esto demuestra una vez más lo fácilmente impresionables que somos. Nos demuestra la cultura de provincialismo en la que estamos sumergido. Según tengo entendido (sin restarle mérito a los pilotos, ni a sus máquinas voladoras) las aeronaves que se vinieron a exhibir no son la tecnología de punta. Ni siquiera las más avanzadas de su época. Aunque aquí, en nuestro país, donde la tecnología aérea no sobrepasa la de la segunda guerra mundial, esto fue una maravilla. Y tenemos razón de maravillarnos. De quedarnos boquiabiertos frente a la tecnología que carecemos y que sólo en la guerra de las galaxias imaginamos.
Ahora, estos aviones los recuerdo de la guerra del golfo y en las películas sobre esa misma guerra. Donde los enemigos eran unos ojitos rasgados, que hacían pasar por orientales. ¿Los recuerda?
Casi toda Guatemala, capital, quedó paralizada por ver estos artefactos, exhibiendo su tecnología ante una tribu que los cree dioses del cielo. Tan amos y señores de nuestras alturas que cerraron durante su actuación el Aeropuerto Internacional La Aurora.
Esto nos da la pauta a reflexionar, cuál lejos estamos del primer mundo, y qué tan profundo es nuestro subdesarrollo. Nos da la pauta a pensar la maravilla que nos perdemos por no superar nuestra pobreza y falta de oportunidades. Somos un país pobre. Que necesitamos un oxigeno de entretenimiento primer mundista para que olvidemos y soñemos estar mejor presenciado tan acrobáticas piruetas.
Con ello no digo que tenemos que equiparnos con este tipo de tecnología militar. Resumo el terrible vacío de existencia que sufrimos.
No es necesario recordar que estos artefactos no son objetos de entretenimiento, como nos lo han hecho ver, sino armas letales de destrucción.
Esa falsa ilusión de velocidad y destreza con el que nos maravillamos, no es más que técnica de combate para matar y destruir. Un entretenimiento, que puede ser mortífero, según sea su uso.
El entretenimiento que presenció Guatemala, no lo es para otros. Ese modo que distracción que reunió a chicos y grandes, ha separado y dejado huérfanos a miles de niños en el mundo.
Vemos la sonrisa de un niño por esta demostración de velocidad. Pero en otro lado, talvez en Irak o algún país menos cooperante, esos ruidos de motores opaquen el miedo, el llanto y la tristeza de un niño que despierta y ve su casa destruida y su familia muerta.
Pero así somos, individuos impresionables y provincianos. Viendo todo lo que deseamos en el cielo, surcándolo a velocidades que apenas logramos divisar.

Angel Elías

Comentarios

Anónimo dijo…
You have a great blog here! I have a psychic love reading site. You can find everything about psychic love reading as well as numerology and astrology to help you find your soul mate or lost loved one. You'll find it very informative. Check it out when you can :)
Rod
Anónimo dijo…
Its our pelasure to comment on your blog. Have a look at us also at payday loans ,
we aprreciate Your presence at payday loans. Cheers
adivina quién soy? dijo…
lo de tribu no me gustó, tengo el término por superlativo y no despectivo, la recuerdo con adjetivo y todo: TRIBU TRASHUMANTE. en este caso no somos ni eso, qué diera yo por que lo fueramos*. Marshall McLuhan y después de él todos los teóricos de la cultura pretenden que lo seamos en virtud del contexto globalizante (incluso Regis Debray).pues en todos ellos, detecto que la tribalización es más bien nuestro lado más humano. qué importa que los thurderbirds sean los dioses del aire. lo que sería patético en todo esto es que nos sintamos con un status pretencioso por haber presenciado el espectáculo, lo único que alimentó fue nuestro consumismo snob, nuestras ínfulas de emociones extremas y que tal cosa la tengamos como significativa en comparación a otras cotidianas. decimos lo mismo pero diferente. saludos.

*de habernos comportado tribales habríamos ocasionado alguna tragedia, por ejemplo. a la altura de lo que su presencia significa.
Ruth Vaides dijo…
Si vieras la cantidad de gente que estaba viendo esas babosadas, hasta apostando a ver cuàl era el jefe y cuales los que seguían. En eso estamos de acuerdo, maestro, aquí la gente se deja impresionar por cualquier cosa.

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

Sobre el sentido del humor

Es bien sabido que “el Humor es cuando alguien se ríe a pesar de todo”
Algo que muy pocas personas logran desarrollar a plenitud. Kundera decía algo así en su novela La Risa y el Olvido: la risa más graciosa es la que da risa. Según él, en la risa hay un poco de malicia, una dosis de maldad. Quién de nosotros no se ríe sin malicia. Tenemos algo oculto en el fondo que nos causa esa necesidad de reír.
No con ello, quiso decir que el reír sea malo, sino que no se le toma tan en serio su origen como se debiera.
El sentido del humor, es la capacidad de hacer reía a la gente, sin aparente razón, y es un don. Algo que no todos podemos hacer. Hacer reír, es esa labor quijotesca de cambiar esta realidad deprimente por un arco iris de colores brillantes. Es volcar la mirada y ver el mundo de cabeza, sentir que esa así es como debería estar.
La risa como expresión máxima del humor es imposible separarla de tan noble ejercicio. Además demuestra la nobleza del espíritu y la confianza, quién de nosotr…