Ir al contenido principal

Seis Meses


Entre los millones de sitios Web que hay en el mundo cibernético, este sitio tiene uno y pronto cumplirá sus primeros seis meses. Realmente algo que no es motivo de alegría sino más bien de sentimiento. ¿Qué sitio Web, que casi ninguno lee, se mantiene por tanto tiempo en la red? ¿Cuál es el objetivo de quemarse los sesos y las pocas ideas por un propósito que muy pocos conocen?
Esta crisis de la existencia del blog nace porque no hay motivo aparente para mantener mis idílicas ideas flotando en el ciberespacio. Existen un sin número de gentes, que al igual que yo, tienen un sitio parecido o mejor. Entonces la competencia es atroz. Pero la necesidad de tirar por el caño lo que alguna vez nos degustó es una necesidad muy humana. Es como dejar que nuestros fluidos extras se vayan por el drenaje, sin sentimiento alguno.
Seis meses son más que suficientes para pensar dejar de escribir en el blog, porque cansa, y ello provoca que mucha gente deje este oficio de escribir, antes. Sin embargo, no puedo. Que aunque la tentativa idea de tirar la pluma me ha seducido, no puedo hacerlo. Por un tonto compromiso de querer deshacerme de lo pasado por algún medio. Un medio que este lugar me ha proporcionado.
Talvez poca gente visita este lugar, pero estoy seguro que lo hace, y de una manera constante. Para saber mis miedos, mis rabias o mis alegrías.
En esta vitrina en lado oscuro de la calle están mis huesos, exhibiéndose a cualquier postor. Porque esta calle, en el frente de las luminarias, no es nada. Porque mis ideas no son digeribles, ni aceptadas como estéticas, porque no complazco a nadie, ni a la gramática misma. Por eso continúo en esta labor de mantener el blog, una labor que requiere un esfuerzo más allá de media hora semanal. Talvez para fastidiar o fastidiarme.
Ahora bien, el hecho de que las visitas a este lugar sean pocas, no significa que no sean loables, son un esfuerzo sobrehumano, por visitar este rincón del Internet.
Talvez es bajar a los suburbios de esa gran ciudad, donde existe otra, más humilde y mucho muy pequeña llamada Antología del Desengaño.
A todos esos heroicos exploradores que vienen a mi mundo les envío una loa. Por asumir ese enorme riesgo y por consumir su valioso tiempo en este barril sin pólvora.
Internet seguirá allí y yo en su anonimato, un anonimato merecido. Dejémosle las luminarias y la grandeza a la bella Nicole Kidman, ¿no creen?
Esto de escribir es grandioso, pero solo el acto, porque del escritor solo quedan obras y cientos de hojas impresas, y de allí nada. Porque con la muerte viene el desarraigo de la vida, del recuerdo y de la imagen. Después cenizas.
Este lugar de convergencia continuará a pesar de sus detractores, de su poca afluencia, de su inexistencia, continuará porque cada fin de semana hay un lector o lectora que se interesa por él. Eso le da un inocente hálito de vida. Uno de esos soplos que revolotean antes de perderse.
Este espacio desaparecerá, sí. Como todo en este mundo efímero, lo hará cuando su muerte sea inevitable, cuando se le vea avecinarse y tomar el lugar que se merecía en este sitio. Entonces todos sabremos el desenlace; ¿para tiempos mejores? Talvez.
Por ahora la vida de este sitio se resume a no desencantar a quien la visita, y este es el momento de decirle a los fieles y no tan fieles lectores: gracias.

Angel Elías

Comentarios

la maistra dijo…
buen provecho, maistro!!!!
ya usté sabe ke aki lo lemos siempre!!!!
chau chau chau!!!

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…