Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2006

Ultimo de marzo

Enamoraos los unos a los otros
Aunque sea un poco difícil de creer en los últimos dos meses me he enamorado cinco veces. ¿Imposible? Desde mi punto de vista, no. En las recientes semanas he conocido a mujeres maravillosas que ciertamente no es difícil quedarse ilusionado con ellas. Por ello estos meses se han pasado rápido y sin contratiempos, teniendo en cuenta que me la he pasado medio idiotizado, entre chica y chica. El enamoramiento es un sinfín de ilusiones propias que al enfocarse o materializarse en una persona surge algo a lo que osamos por denominar como amor. Entonces en los últimos meses me he ilusionado con varias mujeres. No creo que esto tenga algo de malo, al contrario, me ha servido para ver correr los meses con mayor fluidez y sin preocupaciones, más allá de las que me puedan dar estas chicas. Esto viene a acotación porque quienes me conocen y me han visto con ellas, me preguntan si tenemos algo formal. Pero ¿Debemos tener algo formal? ¿Es necesario que una pareja que…

De escualidos seres y otros problemas existenciales

Desde ya hace algunos años me viene haciendo la misma pregunta ¿Haz adelgazado, verdad? Realmente no sé si en verdad, he logrado lo que muchos sueñan, bajar de peso sin proponérmelo. Muchas personas y conocidos que por algún motivo dejan de verme por meses, hacen esta referencia.
Auque yo siempre me veo igual, todos se empeñan en asegurar lo contrario. Porque desde que tengo memoria útil, he tenido esta masa corporal. Delgado, casi escuálido ha sido mi fisonomía siempre, talvez de pequeño fui así medio ponchadito, pero de mi adolescencia para acá ya no.
Todo me ven con cierta ternura por esta condición, y hasta podría decir que hasta con lástima. Algo que en un principio me molestaba y me contagiaban de esa compasión por mí, que me veía en el espejo y veía la pura calaca. Luego, esa lástima que inspiraba en otros se transformaba en altruismo. Y me vivían invitando a cuanto almuerzo, cena, conferencia con coffe break, bufé se atravesará. Cosa que al principio evadía, pero la insistencia …

Marzo Femenino

Ustedes, amigos lectores, se preguntarán por qué me he dedicado ha escribir sobre mujeres en estas últimas columnas. Espero que recuerden que en este mes se celebra el día internacional de la mujer (8 de marzo), que en 1910 Clara Zetkin, propuso declarar ese día como la jornada de lucha por las mujeres trabajadoras de todo el mundo. Esto en recuerdo de las 146 trabajadoras fallecidas en el incendio provocado en una fábrica textil en Nueva York. A partir del Congreso de 1910, las mujeres socialistas de Alemania, Suecia, Austria y Finlandia celebraron el 8 de marzo organizando manifestaciones en la calle. Una de las más importantes fue la marcha de las mujeres de Petrogrado (actualmente San Petersburgo), las cuales el 8 de marzo de 1917 (27 de febrero en el calendario ruso) salieron a manifestarse en contra del gobierno zarista, precipitando la Revolución Rusa.
Es así, como en un acto de fraternidad con el género que le da la vida al mundo, escribo cada línea de experiencia con este géne…

Sobre las mujeres ambiguas

Así están los tiempos modernos, no hay nada claro, ni nada escrito, y eso es una verdadera lástima. Por alguna extraña razón, en esta etapa de mi vida me he topado con muchas, sino muchísimas mujeres ambiguas. Aquellas mujeres que están con uno por complacencia o ¿lástima? Que le prestan su hombro para llorar y sus labios para desahogarse, pero hasta allí. Son esas mujeres que manejan el arte de la ambigüedad con una destreza casi imperceptible.
Entendiendo al arte de la ambigüedad como ese arte confuso y difuso que nos separa del ser su amigo, su pareja, su confidente, su amante o su conocido. Que provoca esas disparatadas confusiones de nos saberse ni dónde se está parado.
He conocido mujeres donde soy su amigo, pero no su pareja. donde soy su pareja, pero no su amigo. O no soy su pareja, ni su amigo, pero si estamos juntos. Donde el amor no aparece ni por arte de magia, y donde aparece cuando ya no lo necesitamos.
Son esas mujeres ambiguas, a las que abrazo, tomo de la mano, con las q…

Seguimos en la línea

GRISES

Mirando un ópalo medio gris
recordé dos hermosos ojos grises
que vi: hará unos veinte años ...
...................................................
Por un mes nos amamos.
después se marchó, creo que para Esmirna,
a trabajar allí, y no nos vimos más.
Se habrán afeado -si vive- aquellos ojos grises;
se habrá arruinado el bello rostro.
Memoria mía, guárdalos tú como eran.
Y lo que puedas, memoria, de ese amor mío,
lo que puedas tráemelo esta noche.

CAVAFIS