Ir al contenido principal

En esos Cumpleaños

Esas tardes de chocolate caliente, de pastelito con velas, y manteles largos Sé que aparecerá. Que vendrá con los ojos puestos en un regalo inmenso y sincero. Que me deseará junto a un beso un feliz cumpleaños.
Entonces, sólo entonces no recriminaré sus 364 ausencias anteriores. Porque ella tendrá la excusa de siempre, -mucho trabajo, exceso de estudio, falta de tiempo –y le creeré, le diré que no importa, aunque sé, no es así.
Esas tardes que desde hace ya veintidós años se vienen repitiendo. Que se vienen colocando en el carrete del tiempo. Pero que desde hace seis ya no es el mismo.
Porque ahora, ya no espero con ansias un carrito envuelto en papel de colores, solo espero que no olviden que desde hace años vengo chingando la vida.
Pero, ella no viene. No aparece, como años anteriores. Y recuerdo que es así desde hace mucho. Que siempre excusó su ausencia, con mi indiferencia y ahora la disculpa con nuestra lejanía contextual.
Entonces el chocolate no sabe igual, y los regalos no son suficientes, porque siempre falta uno. Y luego, faltarán más. En esta marejada a la que llamamos vida nos da y nos quita a muchos, y no lo entendemos.
Pero vendrán más regalos, vendrán más ausencias. Es irremediable. Porque en esta vida, en este día, todo es perecedero, hasta el pastel de cumpleaños, que cada año es más pequeño y con más velas.
Vendrá ella y otras. Con otro rostro, pero con la misma excusa. Con otro perfume, otro vestido, y una arruga más. A darme el abrazo de fiestas onomásticas. A celebrarme el santo. Que con aureola, una espada y sus alas pegadas en la espalda, me recuerdan que todavía hay alguien que evita que caiga completamente al infierno.
Los cohetes, ya no suenan más como hasta hace algunos años. Porque es tonto quemárselos uno mismo. Entonces la fiesta no empieza, y nadie llega. Las fiestas sin amigos no son fiestas. Entonces ya no celebro nada. Porque cada año alguien desaparece para siempre sin que sepa cuánto significaba par mí.
Luego el próximo año. Alguien sonreirá en la foto con el pastelito. Con un regalo en papel manila o celofán. Pondré cara de sorpresa y complacencia aunque sean calcetines y un pañuelo. Pero sé que será sincero, que será significante para el siguiente cuando ya no esté.
Así es cada año. Así es cada época. Unos van y otros vienen. Unos se quedan y otros te roban el recuerdo. Solo queda esperar que este instante dure por siempre, cuando, seguro, estamos feliz.
Y luego, los amigos tocan a la puerta y desean felices fiestas. Y solo esperaré el próximo cumpleaños, con la esperanza puesta en que será diferente y lo será. Porque nuevos ojos darán vida a esta existencia. Y dirán que cumplas muchos años más.

Angel Elías

Comentarios

Goathemala dijo…
Muy bonito el texto, lleno de nostalgia. Cumplir años es algo trite, sobre todo a ciertas edades en las que uno va perdiendo condiciones pero es también bueno, significa que vives y ¿qué tenemos aparte de la vida?
angel elias dijo…
Sabes, con la edad te das cuenta que pierdes cosas que pensaste que eran permenentes, entonces en esos dìas te dan ataques de nostalgia y terminas, como yo, escribiendo sobre poesia.
Goathemala dijo…
Tal vez lo único permanente es nuestra propia vida, lo demás son regalos, pero escribir poesía no es malo, es una terapia maravillosa. También tuve mis versos que afortunadamente rompí....que malos por Dios.
angel elias dijo…
Rompero poemas, yo no los rompo, los quemo. Pero la poesia es el regalo que te da el alma cuando està muy lastimada o muy alegre. Es la permanecia del espiritu en un pedazo de papel
Goathemala dijo…
Los quemas para no dejar ni rastro....no sea que te arrepientas.

La poesía, la describes muy bien. Es un regalo.
Ernesto dijo…
he leído algunos de tus posts y me parecen muy interesantes porque vienen de un país que es frontera con el mío (méxico) pero que toda la vida nos han inculcado conciente o inconscientemente que es tan pequeñito que prácticamente no existe. sin embargo, ahora me pregunto, que tanto habrá allá de aquel lado, que personas vivien ahí, que piensan, cuáles son sus aspiraciones, después de todo es un país del tamaño de algunos países europeos, como austria o suiza tal vez, que por siglos han dominado la economía mundial. ¿porqué un país americano es tan diferente de un europeo, tan similar pero tan diferente?
angel elias dijo…
Es la pregunta del millon porque la diferencia. Espero que nuestra pobreza economica se compese con la riqueza cultural que a pesar de todo nadie, ni nada nos la quita
Saludos a Mexico. Ernesto y gracias por la visita.

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…