Ir al contenido principal

APOCALYPTO.

Mi buen amigo Guillermo, escribió un artículo interesantísimo. Le Concedo el espacio ya que es un excelente material. ¡¡¡Que lo Disfruten!!!

Mel Gibson’s montó una película cuya argumentación es una pura y simple extrapolación de algunos pocos hechos históricos de una sociedad que el cineasta llama Maya, pero que en realidad no corresponde, ni por las escenarios arquitectónicos, ni por el vestuario, ni la utilería, ni por las manifestaciones de la vida cotidiana de los pueblos mayas descritos por los cronistas españoles, sobre todo curas, a finales del siglo XVI. Y por otro lado, dada la tendencia de Gibson’s a magnificar lo sangriento, las bajas pasiones, con el fin de impactar a un público cinófilo ávido de violencia escénica, sediento de actos necrófilos, convierte el film en una desagradable y, a veces repulsiva, ficción del salvajismo de los humanos.

La historia negra de la civilización maya y sobre todo azteca -que es de la que Gibson’s toma algunos tipos - arranca desde el momento de la invasión española a estos territorios. Satanizaron la religión, la filosofía, la astronomía, la educación, las fiestas, modales, vestimenta e incluso la cuenta de los tiempos, como actos, pensamientos y hechos devenidos del propio diablo, de la brujería, del anticristo, del averno de Lucifer, todo con el objetivo de justificar el robo, el saqueo, la esclavización, las masivas violaciones de mujeres y las injustificadas matanzas de miles de indefensos dignatarios y personas comunes indígenas, que hoy llamaríamos genocidio. Por ejemplo se han ocultado persistentemente las masivas matanzas que realizó Cortés de Cholula y Alvarado en Tenochtitlan, a tal ocultamiento debe sumarse los millones de esclavos marcados a hierro candente: desde niños tiernos hasta ancianos de ambos géneros; nadie quedó a salvo, porque una de las formas de enriquecerse de los invasores -negocio mayor que el robo del oro, la plata y las piedras preciosas- fue vendiendo por todo el orbe a los indígenas como esclavos.

Y claro, para justificar todo ese inocultable genocidio, se marcó durante siglos a esas civilizaciones con una historia negra, amparados en la religión católica y los valores de una sociedad intolerante, como era la española de esa época.

Gibson’s no hace más que llevar a la pantalla, magnificada, esa historia negra inventada por los esclavistas e invasores españoles,

El 95% de la película se dedica a demostrar el salvajismo de la supuesta sociedad maya, de su supuesto desprecio por los valores éticos y morales que sustenta la vida de los seres humanos; hace a un lado y omite deliberadamente, todos los avances científicos, tecnológicos, técnicos, culturales, etc. de esa civilización. Todo esto con el obvio objetivo de, finalmente, justificar la venida, allende de los mares, de los invasores, "providenciales salvadores" que con la espada y la cruz venían a componer ese desquiciamiento social escenificado en la película. Esa es la penúltima escena de la película.

Sin embargo, igual que la historia negra montada por los invasores para justificar sus genocidios y sus políticas de robos, saqueos y esclavización, que poco a poco ha ido develando su falsedad, la historia contada por Gibson’s deja en la escena final paso a lo inocultable: la voluntad de resistencia del pueblo maya ante la invasión extranjera.

Es como si a Gibson’s, en el último momento del rodaje le saliera, involuntariamente, la mala conciencia de situarse a lo largo del film en el lado oscuro, sórdido e injustificable de los criminales invasores y por un instante escénico de su historia nauseabunda, tiene un rasgo de verdad.

Sucede que en la escena final, el protagonista indígena, junto a su compañera y sus dos hijos ven desde lo alto de un risco, los barcos de los de la espada y cruz. Entonces ella le dice:

- ¿Qué son?

- Traen hombres. Le dice él.

- ¿Deberíamos ir con ellos? Le pregunta ella.

Él, después de una pausa donde mira a sus hijos, le responde:

- Deberíamos de ir al bosque... a buscar un nuevo comienzo.

Y se internan en la montaña, para la resistencia. Ahí termina la película.


Ixmuleb, enero de 2007
Guillermo Paz Cárcamo

Comentarios

Luis FIGUEROA dijo…
Perdonen, pero basta con ver el arte maya en Tonalá, en Bonampak, y en otras partes, para ver montones de decapitados, despellejados, desuñados, y torturados. Sin quitarles méritos, los mayas no eran los inofensivos observadores del cielo que se imaginó Eric Thompson; eran humanos como cualesquiera otros. Y eran violentos, y sacrificaban horriblemente a personas inocentes. Exponerlos como eran no los demerita, sino que ayuda a entenderlos mejor, y, sobre todo, a hacerlos más reales. Saludos
Goathemala dijo…
Sin duda a mi no me cabe duda de que era una sociedad violenta y ya en franco declive en aquel entonces. También lo era la española que acababa de rematar meses atrás una reconquista de ocho siglos. Lo que pasa Luis es que si uno ve la película parece como que te dan gana de que lleguen los españoles a "meter orden" en aquel caos, de esa forma parece estructurada. Eso sí que me parece una mala aportación de Gibson.

Saludos.
angel elias dijo…
En todo caso es hacer creer que la salvación viene del mar. Que de todos modos ellos se iban a acabar comiéndose entre ellos. Y que el cristianismo los vino a salvar dela barbarie. Como si ahora no decapitarmos por un celular. Cuando se supone somos mas civilizados.
Si creemos eso, entonces que venga de nuevo en conquista y nos daremos cuenta que la película no termina allí y la parte más sangrieta está por venir.
Juan Carlos dijo…
Me parece muy atinado el comentario de Ángel Elías



Estoy muy contento de haber encontrado un blog de este tipo en mi terruño y espero sigamos adelante, construyendo País desde la cultura, que ahora vamos a esperar que los gringos hagan películas para saber de historia?, con vos comentamos sobre Alexander, plagada de imprecisión es históricas que pasa ahora?, además la parte del maquillaje, los adornos, la ropa, es impresionante, la digitalización de las ciudades, es una película de Balazos (flechas pues) es el Rambo Maya, (pero no tan mamado)

En resumen, en una película de Mel Gibson, no puede reunir precisión histórica ni por asomo, seria como reclamarle a Joseph Hanna y Wiliam Barbera que en “los picapiedras”; sin embargo, (y estoy consiente que este comentario podrá generar muchas criticas), pese a graves “errores” y a que en la película hay el elementos que no coinciden en la historia de los primeros pueblos, hay muchas cosas admirables en Apocalipto que podrían no responder tampoco a hechos históricos, pero no por ello dejan de ser admirables y merecen un reconocimiento, por ejemplo la reconstrucción (digital)de la ciudad, con mas edificios que en ningún otro lado (podría no ser Tikal), es algo que me convoca a comprar una copia pirata, es algo que hay que verlos muchas veces, no por exacto, sino por bonito, no conozco ningún esfuerzo tan bien acabado por hacer una reconstrucción , especulativa desde luego de las edificaciones del clásico- post clásico, que es una mezcla con pretensiones estéticas , ni que dudarlo, pero de que esta buena, esta buena, preocuparse por “buscar inventar el Hilo negro”, es un error, como creeer que los tzompantlis existieron en el clasico, o como confundir a Kinich Ahau, Kukulkan (quien asesoró al pobre Mel) el cine es cine, y el cine de holywood es el cine mas comercial del mundo, es una película espeluznante que muestra el ''puritanismo'' de Gibson es innegable que destaca la por la apología por la violencia de manera totalmente innecesaria, desde mi humilde punto de vista. Pero siento a Los mayas como “personas” a través de los diálogos y situaciones (muy originales) al inicio de la película, por ejemplo. Es incuestionable e increíble que con tanto efecto visual y presupuesto no se le haya proponer un mínima base histórica en algunos momentos de la película, obviamente para proseos de descripción de lo maya, roza lo ridículo mezclando épocas y culturas y ofreciendo la imagen de lo brutal y de la cultura maya. Distorsionando y retorciendo lo que todos deseamos se sepa de los pueblos pero, es una película de acción, tiene buenas actuaciones, excelente fotografía, el argumento es coherente y entretiene, muchas de las criticas y reclamos que me preceden, pienso son detalles de forma, pero es cine de ficción, no es un documental histórico, apocalipto ha generado la tendencia a discusión de ese tipo, a evaluar cuestiones de forma de un producto comercias como si estuviéramos hablando de una tesis doctoral, Es una verdadera lastima que no se haga mas reflexión, la magnifica fotografía, natural, voluptuosa, locaciones de los más bellas, los peinados resueltos de forma impresionante, el vestuario, maquillaje, ambientación, los fondos del mundo maya son muy bien logrados , el sonido y la música, despiertan a una civilización hasta ahora petrificada, por la historia reciente, plagada de errores, la película, errores del uso de herramientas de al vida en comunidad, instrumentos inventados (usados a la occidental), referencias incorrectas , pero me encantaron detalles, sobre todo momentos que encuentro sobresalientes de la película, quiero referirme a algunos, por ejemplo cuando el huidizo Garra de Jaguar encuentra a su Mahual y actuado como el, logra salvar la vida con su ayuda, sumado a las habilidades de supervivencia y dominio del territorio por parte de los personajes excelentes en la actuación, la escena de la asalto contra la aldea, me recordó la historia reciente de nuestros pueblos, las masacres de “genocidas”, muestra guerreros desapacibles, de fuerza y vitalidad excepcional, cazadores recolectores inteligentes y virtuosos por su filosofía, solidaridad humana, confianza, heroísmo, familiaridad, amor filial, y fraternal, muestra población heroica, una mujer valerosa, como muchas de las mayas, con una historia de amor de fondo, la salida de Xibalba, después de escapar de la muerte es una metáfora excelente desde luego que fuerte pues, es estar entre los muertos, una última cosa súper rescatable, las intervenciones de cuchillo de Pedernal, que van en el tono de: “no te eduque para tener miedo”, “No te dejes dominar por el miedo” esto desde luego es fundamental para todo en la película, y sería un consejo a seguir por nosotros los mayas contemporáneos, frente a las agresiones, que no han dejado de existir

También quiero darle las gracias señor Gibson por permitirle al mundo escuchar Maya durante dos horas

“Cacé con mi padre en este bosque, el cazo con su padre y mis hijos cazarán con los suyos cuando yo no esté…”
Juan Ignacio dijo…
Ante todo buenas noches.

Soy Juan Ignacio desde Argentina, recién termino de ver la película y andaba sondeando opiniones porque algunas cosas no me cerraron, desde la coherencia histórica.

Encontré entonces que el amigo Mel hizo su lindo megunje.

Aún así me gustó muchisimo la película. No soy amante del cine sanguiloniento, y debo reconocer que en muchas de las ocasiones di vuelta la cara, pero creo que ha aportado algunas cuestiones que pasaré a explicar según mi opinión:

Que los mayas tenían un lado poco pacífico como nos enseñan en el colegio.
Las formas de encarar la vida, los mitos y creencias religiosas representan a la cultura maya no importa la fecha.

El clero usando al eclipse como forma de dominar a las masas, riéndose porque sabía que el eclipse iba a ocurrir... fue más que simbólico, fue una crítica a los cleros de todas la civilizaciones.

Fue entretenida de ver, los paisajes invitan a revisar la historia de los mayas, olmecas, aztecas y todas la culturas de la región (llevo 2hrs leyendo al respecto porque la pelicula me generó el interés).

Y dejenmé decirles que los españoles no se ven como los salvadores, ni quedan bien parados ni nada. Todo el mundo sabe que pasará después.

Lejos de pensar que los mayas eran solo unos cruentos aborígenes que practicaban sacrificios creo que era un lado que había que mostrar al respecto, y que antes no se había animado nadie a llevarlo al cine.
No creo que nadie acepte el disparate de pensar que así ocurrió todo realmente, incluso las inconsistencias históricas que uno siente durante la película son la confirmación de que se trata después de todo de una ficción... una bien contada.

Mis saludos y muchos afectos para los pueblos americanos!

juani
juani027@hotmail.com
fer Mazatlan dijo…
Hola, para mi fortuna días antes de ver esta película, tuve la oportunidad de leer las Cartas de Relación de Hernán Cortez hacia el rey Carlos V y para mi sorpresa, muchas de las situaciones planteadas por el conquistador español, concuerdan con lo relatado en la película. Por que?
En primer lugar Hernando Cortez era un católico empedernido, el justificaba cualquier acción brutal en contra de los indígenas por que se hacia en Nombre de Dios, (esto lo menciono por aquellos que ven en la película a los españoles como salvadores).
En segundo lugar, no podemos negar que existía un salvajismo inhumano en “algunas” de las civilizaciones de aquella época, así como culturas pacificas que únicamente se dedicaban al sustento de sus familias sin ocasionar perjuicios a nadie mas, eso ha existido ayer, ahora y siempre. (Un ejemplo más reciente lo tenemos con los nazis).
Esta Película lo único que nos trata de aportar, aparte de una buena película de acción como bien lo dijo Mel Gibson, es un esbozo de lo que sucedía en aquella época, y claro; se muestra a los españoles como redentores así como Hernán Cortez lo creía e igualmente el Sr Gibson lo hace.
A fin de cuentas es una película, si queremos enterarnos de lo que realmente paso en esa época a leer se ha dicho y también aprender un poco de la lengua maya no nos caería mal jeje.
Saludos a todos.
Atte. Fernando V.
Geldi dijo…
Bueno Angel estoy de vuelta. Pues yo que ultimamente he estado leyendo de nuestra cultura Maya. Puedo decir que no estoy de acuerdo con muchos aspecto de este filme. Ya que presenta más aspecto negativos de la cultura maya que positivos.

Pero creo que es tiempo de que nosotros empecemos a documentarnos más sobre nuestra cultura. Y así aclararle a las personas que los mayas no fueron sólo gente violenta y desordenada. Si que fue una civilización que poseía gran conocimiento de la naturaleza y que por ello mismo, la respectaba.

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…