Ir al contenido principal

Encuentro Inesperados.

En algunos días, en algunos momentos y algunas personas te hacen recordar lo perecedero. Sucede que la distancia no es más que excusas banales ante lo que no podemos resolver. Y en todo caso ante lo que no deseamos resolver.
Pero en otras circunstancias, esos momentos o esos días o esas personas aparecen para aclararte el día. Puede que se aparezca en el bus o en la entrada del centro comercial. Entonces sabes que allí estuvo siempre. Que nunca te ha abandonado. Que de alguna manera reaparece para recordarte lo importante de existir.
Hace un par de días, encontré algo remotamente perdido. Recordé que no hay nada como esa amistad que te devuelve las ganas de vida. Que no tiene ni idea que con una sonrisa te devuelve la enormidad del universo.
Y es que salir de ese tumulto de gente dentro de un centro comercial, es asfixiante. Allí, en ese centro ególatra y de ventas de sueños a pagos, encontré a una vieja amiga. De esas que uno extrañamente desea ver a la salida de cualquier lugar. Pareciera que uno las llama con la mente.
Y ella estaba allí. Después de un largo tiempo. Tan campante y lozana como la recuerdo. Es recordar lo que compartimos, ese tipo de amistad inquebrantable y bellamente duradera.
Talvez esa lozanía y su jovialidad me hacía encontrar en ella a una amiga inigualable. Eso desde hace ya bastante tiempo. Ahora, las cosas han cambiado y me recuerda lo frágil de uno como individuo en el destino del otro. A veces se es alguien y al día siguiente poco más allá del recuerdo. Y eso no es necesariamente malo, es algo destinado. De cierta manera es lo que debemos afrontar, que en la mente de muchos seremos solo el recuerdo apacible de un pasado nostálgico. Un proceso irremediable e impostergable.
Y allí estaba ella, como hace años, pero distinta. Estaba completa, tan completa que me fue irreconocible. Pero que a pesar de ello, me llena de alegría volverla a ver. Tan alegre y tan entera como cuando la conocí.
Todo el resto de la tarde estuve feliz y sonriendo por ella.

****
A Iris…
Hay un vacío muy difícil de llenar. Y que cada vez se hace más grande. Se siente que las orillas de desmoronan poco a poco, sin que nada pueda remediarlo. Y la huella se hace más grande. La pérdida de varios seres queridos en un laso de tiempo corto hace que nos preguntemos ¿Por qué nos abandonas?
Hasta ahora nos damos cuenta que cada retozo de Iris, que cada picardía de su juguetona voz, es lo que daba un rumbo distinto a la vida.

****
Hoy descubrí como es encontrar un diamante a medio mar. Que es escuchar en medio de la desesperanza el canto de una sirena. Descubrí un mar de satisfacciones escondido para los ojos de simples mortales. Iris ha aparecido, con sorpresas e incertidumbres, pero la veo herida. Es claro que las alegrías no son completas, sino son consecuencia de la urgencia de respuestas. En este caso, mi alegría se basa en la satisfacción por sentirla mía en algún momento. Y eso es maravilloso.

Angel Elías.

Comentarios

Pirata Cojo dijo…
Bien por el destino, habrá que ponerle una vela, ¿Habrá santo para las afortunadas casualidades?
Perdón por la ausencia, pero ya vine vos.
angel elias dijo…
Saludos Pirata ya tenía tiempo de no saber de vos.
Sobre la Vela se la ofrecí a ella y me dijo que no era necesario. Los santos, son aquellos que se aparece más humanos de lo que nos imaginamos.
un saludote en la distancia

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…