Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2007

Tarde de Noviembre.

Hay tardes que se recuerdan y se mantienen. Talvez tu mano tocando la mía. O la vida reflejándose en tus ojos. En donde un sinfín de multicolores que se entremezclan confabulándose para nuestra felicidad.
Y me obsequiaste tu sonrisa. Cuando platicábamos. Talvez desconectados de lo que sucedía en el mundo. La dejaste escapar sin que supieras que la estaba esperando. Que cada momento estaba al asecho de tus sonrisas. Porque me gustan y me provocan. Pero también sé que no lo has notado, y por ello me las sigues regalando.
Son tardes como esta, cuando, el tiempo se detiene. Y toma forma de fotografía vieja. Cuando refrescamos el momento de estar juntos. Aunque sepa que tú no lo pienses así, soy feliz en este idílico momento.
Y luego, después de comer, de reír y de jugar a ser felices, cada uno toma un camino distinto. Alejado uno del otro. Pero sé que no te importa, tanto como a mí.
Que no regresas a casa pensando en mí. Como yo viéndote en cada esquina. Pero a pesar de todo soy feliz, a…

Día de Acción de gracias.

Suficiente para envenenarme. Y no es que tenga algo en contra de ese día. Sino que simplemente me parece un tanto ilógico, que el guatemalteco, se dedique a celebrarlo. Sucede que desde hace algunos años, algunos guatemaltecos celebran esta inauguración de fiestas estadounidenses. Y lo celebran con pompa, y los pavos se venden en cantidades enormes. Sólo por celebrar un acto que evidentemente no tiene nada que ver con Guatemala y Latinoamérica.

Hoteles capitalinos se dedican a celebra con sus huéspedes extranjeros esa tradición. Extrañamente son más guatemaltecos los que acuden que los mismos extranjeros. Simplemente ridículo. Ciertamente estamos ciegos de identidad, carecemos de ellas totalmente. Cada vez nos aferramos a ilusiones que vienen en latas de Coca Cola.

El día de Acción de Gracias, momento en el que los europeos agradecen la dadivosidad del indígena de Norteamérica. Y luego la cuchillada al pavo que nunca supo que pasó, hasta estos días.

Ángel Elías

Se nos viene Diciembre

Con sus cohetillos y su característico frío. Además marca una época festividades no menos pintorescas. Entre ellas podemos mencionar, fiestas callejeras, que marcas comerciales aprovechan para vender mejor su producto. Hasta el año pasado, esta época era marcada por el desfile de un centro comercial conocido. Un sin fin de carrozas desfilando a lo largo y ancho de la ciudad. Apto para esta urbe carente de entretenimiento sano para sus ciudadanos. De hecho era una actividad que aglomeraba a cientos de personas para ver a sus personajes favoritos. Aunque esto de entretenimiento no era tan así. El desfile de carrozas, más que eso, era a leguas una loa a marcas comerciales. Desfilaban decenas de marcas comerciales y de disfraces que se relacionaban a ellas. Ciertamente fue un atinado plan publicitario antes de que los compradores navideños se abalanzaran a las tiendas. Qué mejor que publicitar mis productos en la calle y la televisión, y encima que el cliente se aglomere para verlos.
Esta…

Pérdidas Intelectuales

A la Memoria de Lic. Juan Carlos Fernández García La sociedad guatemalteca se pasa de salvaje. En un estado corrompido como el nuestro, con un estado de derecho decadente y la impunidad pululando por las calles, no es de extrañar que en algún momento quisiéramos salir corriendo para escapar.
En la semana que está pasando uno de los mejores catedráticos de la universidad San Carlos de Guatemala fue brutalmente acribillado por desconocidos. Realmente es lamentable que ese tipo de hechos se den todavía en sociedades que se dicen civilizadas, aunque cada vez pienso que no lo somos.
Uno de los mejores elementos en materia de comunicación e historia fue muerto en la prestigiosa zona 9 capitalina. Cuando éste se dirigía al aeropuerto donde culminaría su doctorado. ¿Es que en este país el salir de la ignorancia puede ser considerado un crimen, lo suficientemente grave como para merecer la muerte? La universidad San Carlos de Guatemala salió perdiendo y la nueva generación de estudiantes no se be…