Ir al contenido principal

Se nos viene Diciembre

Con sus cohetillos y su característico frío. Además marca una época festividades no menos pintorescas. Entre ellas podemos mencionar, fiestas callejeras, que marcas comerciales aprovechan para vender mejor su producto. Hasta el año pasado, esta época era marcada por el desfile de un centro comercial conocido. Un sin fin de carrozas desfilando a lo largo y ancho de la ciudad. Apto para esta urbe carente de entretenimiento sano para sus ciudadanos. De hecho era una actividad que aglomeraba a cientos de personas para ver a sus personajes favoritos. Aunque esto de entretenimiento no era tan así. El desfile de carrozas, más que eso, era a leguas una loa a marcas comerciales. Desfilaban decenas de marcas comerciales y de disfraces que se relacionaban a ellas. Ciertamente fue un atinado plan publicitario antes de que los compradores navideños se abalanzaran a las tiendas. Qué mejor que publicitar mis productos en la calle y la televisión, y encima que el cliente se aglomere para verlos.

Esta atinada estrategia de mercado cautivo por muchos años al cliente guatemalteco. Hasta ya la habían bautizado como la primera tradición navideña del año. Ni siquiera las nobles posadas habían sido bautizadas de tal manera. Y el gordo de Santa Claus se daba el lujo de bailar Regeeton. Hubiese visto festividad más mediática.

Para este año esta cadena de supermercados, la mayor y sus hermanas cenicientas, han dispuesto no salir a venderse a la calle. Ahora saldrán en televisión, en un nuevo experimento, que aún no termino de comprender. Más allá de que llegarán a más personas. Pero, ¿Realmente les servirá? ¿Un público acostumbrado a hacer relajo en la calle con el desfile, preferirá sentarse dos horas a ver un programa? ¿Qué contendrá el programa? Incógnitas que serán develadas en su momento. Aunque para ser sincero, considero más justo que el cambio se haya dado. Por lo menos oxigenará el ambiente.

Otra mediática tradición es el árbol cervecero. Véase más ridiculez. De alguna manera hemos adaptado y simplificado nuestra tradición navideña a una tontería anual. Aunque no es del todo la más grande. A mediados de los cincuenta, un anuncio televisado, de esta misma cerveza, la mencionaba como una bebida vitamínica. ¿Se han dado cuenta que en la actualidad, los comerciales, no tiene personas bebiendo explícitamente? Pues antes, lo hacían sin decoro. Las marcas comerciales se han aprovechado de cada tradición guatemalteca y las han hecho suyas. Nadie se imagina la navidad sin el árbol cervecero. Pero el tope de la estupidez es colocar su logotipo, ave de corral, en la cima del mismo. Cuando en las tradiciones guatemaltecas ese lugar es ocupado por la estrella de Belén. Pero a estas alturas ya nadie se da cuenta.
El proceso de aculturización es evidente. Se suplantan viejas tradiciones por otras completamente distintas. En teoría, mejor adaptadas. Esto sucedió a principios del siglo pasado con Santa Claus. Quine en sus inicios no tenía un color definido. Pero predominaba el verde. Una marca de gaseosas le pinto con los suyos. Ahora nadie lo reconoce de otro color que no sea el rojo.

Muy pronto se olvidará cuál es el significado de la natividad. Y será simplemente para consumir y dejarnos llevar por lo que la caja boba dicte.

Ángel Elías

Comentarios

BLANQUITA dijo…
ANGEL EN VERDAD QUISIERAMOS CONOCER EL LUGAR DONDE VIVES Y DE PASO OBSERVAR EL FESTIVAL, SI ME DIJERAS COMO LLEGAMOS ALLA EN BUS CLARO O SI ME ESCRIBES SERIA GENIAL
blancalvarezc@hotmail.com
saluditos mi amigo
Blanca
Pirata Cojo dijo…
Esa tradición está perdida desde hace rato vos, yo como no creyente, le hago la corte a mi esposa que sí cree y lo considero una fecha para estar en familia y poder dar.
Lo del desfile mejor, mi esposa trabajó para esa cadena y ahí nos veías todos los años haciendo fila para verlo.
Angel Elías dijo…
con mucho gusto los recibismo espero podamos vernos. Rosario tiene la info
Angel Elías dijo…
La tradicion, es cierto yo peleo algunas veces con la tradición. El desfile fue una lloradera porque no se hizo pero total a la gente se le olvida
saludos pirata
Muy cierto. Estoy cansada de oir a la gente hablar del Arbol Gallo como que si fuera nuestra máxima atracción de la Navidad.
Angel Elías dijo…
y seguira siendo asi, durante muchos años. YA no es el pvo, el arbol o los navimientos sino el gallo o el pollo. Puras aves de corral.

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín