Ir al contenido principal

El Irrespeto

Por alguna razón crecimos con un respeto casi ilógico por todo. Los guatemaltecos somos demasiado formalistas, protocolarios y un tanto serviles. Respetamos, frente a todos, lo que creemos merecen nuestra admiración. Este dato es un poco risorio en otros países. Razón por la cual a nosotros los extranjeros nos parecen un tanto groseros.

Probablemente este síntoma de sometimiento sea la secuela de cientos de años de esclavitud y otros tantos de gobiernos represores. Entonces tenemos una especie de raro respeto a la autoridad. Eso sí, mientras nos están viendo. Caso contrario la anarquía y el desorden se apoderan de las cándidas almas del guatemalteco.

Todo esto viene a colación por una amiga que comienza con la escritura de poemas. Y me pidió un par de consejos. Y le dije lo que alguna vez alguien me refirió: ¡Irrespetá!

La poesía como una de las artes necesita ese rompimiento de esquemas que el respeto a la figura no nos deja despedazar. Eso aplicado a todo: a forma, a poemas consagrados, a poetas preferidos, a literatos que creemos sabios. Entonces la poesía necesita patear unos cuantos castillos de arena para poder funcionar.

El respeto a lo que creemos grande, que puede que lo sea o pueda que no, no nos deja ver más allá. No nos deja explorar nuestras posibilidades. Entonces se necesita de ese proceso de desmitificación para que la poesía, la buena, o por lo menos la sincera, poesía aparezca.

Qué mejor que darse cuenta que el mundo es una infinidad de palabras a utilizar, y que probablemente un poema nuestro le dé un nuevo cobijo. Simplemente soñar con ese propósito es agradable.

En la literatura es un ejercicio energetizante y creativo.

En su momento lo hizo el Quijote. Vino a realizar un experimento satírico sobre las novelas de caballerías. Y vemos que aún sigue dando de qué hablar.

El irrespeto en la poesía tiene la facultad maravillosa de crear. Qué mejor que ese salto del lirismo a la versatilidad de la prosa. O el paso de esa misma lírica, de los monasterios a los mortales, simples y pecadores.

La poesía es innovación, es el rompimiento de reglas y una de ellas puede ser arriesgarse a crear.

Ángel Elías

Comentarios

zcgt21 dijo…
Si hubiera sido respetuoso a todo lo referente a la caballeria, el Quijote no seria la mas grande obra que se ha escrito en español, si no la hubiera agarrado contra san ignacio de loyola y su orden los jesuitas el quijote no hubiera esta en lo mas alto de la literatura universal.
Cuanto daño hicieron los españoles esclavizando a los pueblos indigenas en toda América, estos por lo menos los dejaron vivos no como los ingleses que iban con una política de exterminio y casi lo lograron solo hay unas cuantas tribus en eua confinadas en lo que los gringos llaman reservaciones indigenas.
Asi que dile otra vez a tu amiga que irrespete nos hara un gran favor a todos.
Pirata Cojo dijo…
Muy buen consejo, que irrespete y que hable de lo que las niñas "Barbies" no suelen hablar.
la misma de siempre dijo…
hola maestro pa que no diga que no le "postiamos" nada, ahi van mi comentario. chau hasta siempre
!!!JAJAJA!!! EN ESTOS TIEMPOS ES BUENO DESMITIFICAR... ESTA BIEN... POR DE LA POESIA....
!!SALUDITOS!!!
Angel Elías dijo…
Zgt21: muy cierto, segurametne mi amiga habra leido tu comentario. y es cierto a irrespetar para crear.

pirata: Niñas barbies jajaja, buena puntada

La misma: Epa!!! hasta que apareciste me alegra leerte

Mich: hay que desmitificar, que viva la rebelion de las letras

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …