Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2008

¡Vote por Guatemala!

En efecto, somos en este país un grupo de faranduleros de primera clase. Deseamos fervientemente acariciar la fama, ese elixir vanidoso de los dioses. Y a eso queda resumido nuestro patriotismo a un intento mediático de sentirnos mejores que los demás. Esto viene a colación ya que en Intenet aparecen concursos, no por lo menos absurdos. Por un lado las nuevas siete maravillas del mundo, por otro la bandera más linda del planeta. No dudo que hayan más concursos de este tipo, pero eso son los que conozco. ¿En realidad nuestra nacionalidad queda resumida a un chusco concurso? ¿Tan baja autoestima tenemos que buscamos que se nos reconozca como maravilla? ¿Tan mediatizados nos encontramos como para que por un simple correo electrónico nos volquemos a reproducirlo con nuestras amistades, haciendo cada día más grande las cadenas de “spams”? Bueno, a todo esto creo que de alguna manera nos sentimos culpables. Sí, nos sentirnos culpables de no poder rescatar este país de la miseria, que este pa…

28 minutos de Sueño pueden ser todo un pentagrama de viajes,

A las que viajan


Amaneció oliendo a ron y aguardiente. Aguardiente y memorias. Descorre suavemente sus párpados, la mañana la acaricia, es un velo sonoro. Primero el techo, las fotos, la ventana que da al patio. Parece recordar algo. Lleva rápidamente su mano izquierda a la altura de sus ojos. Antes de abrir el puño que encierra algo, respira con la calma de un herido a salvo. Extiende su mano, una flor, una frágil y preciosa máquina reveladora. La observa cuidadosamente, recorre en ella los caminos que se entrecruzan caóticamente. Busca en esa blanca y pequeña extensión un nuevo trazo. Otra línea doliente en la geografía de la memoria.

-¿Eres nostálgica?

Observa sus zapatos de tango un tanto histriónicos mientras recibe la pregunta…Nostalgia viene del griego Nous (Alma) y Algos (Dolor).

-Todos los que tenemos preguntas sin responder tenemos nostalgia ¿Y usted?

-…Se nota

-¿Qué se nota?

-Usted tiene un ojo guatemalteco y el otro no.

-¿De dónde entonces?

En realidad no era necesaria la respues…

Vida Apasionante II

Homicidio
Con pesar redacto una nota de duelo. La noticia me tomó por sorpresa. Irónicamente pensaba que primero partiría yo de esta tierra, pero ya ven, no fue así. La homicida me lo contó todo, describiendo con placer y un brillo cruel en sus ojos cómo se deshizo de ellos.

Estas fueron sus palabras textuales: -¡Ya no los aguantaba!, ¿Eran ellos o yo? Me estaban robando la vida, por eso decidí acabar con ellos. Primero fue el mayor, él era el más fuerte así que pensé que necesitaría toda mi energía para luchar contra él, pero fue sencillo. Solamente le quite el aire y en cuestión de segundos dejó de respirar. A su lado estaba el mediano, quien observó todo , estaba cargado de temor y tenía con una mirada que no le conocía, era una mezcla de súplica , amor desconcierto y odio, no quise entretenerme mezclando el corazón, lo tome por detrás y dejé que se ahogara en sus palabras. Y bueno, aunque no lo imaginaba el último fue el más difícil, lo tome mientras dormía lo deje caer en el fuego…

¡Con la Sele!… ¿Perdemos?

Ciertamente la Selección de Futbol de Guatemala ha decepcionado a muchos. La pasión de once temores corriendo tras un balón es una de las grandes pasiones de nuestro país. Y claro, cuando en lo único en lo que depositan la confianza les falla, entonces despotrican.

Es que desde los años romanos existieron circos para entretenimiento del pueblo. En ese entonces se arrojaban cristianos a los leones. Hoy, esta actividad ya no es permitida, por ello ahora la diversión del pueblo son otros cristianos frente a un balón. Aunque a veces pareciera que tiene los mismos resultados. Exponer nuestras miserias y carencias frente a un tumulto de gente a medio emborrachar y sentirnos felices por ello.

La integración social es uno de los elementos de cohesión entre el ser humano. Y uno de los elementos fuertes de nuestra sociedad es el futbol, y sobre todo la Selección Nacional. Envueltos en un ritual característico, apoyan al seleccionado. Unos de forma pasiva (observando el partido por Tv) otros de …

Mi vidita te ando II

Foto: La Soledad no es virgen

Ella que hasta hace unas horas se sentía la más mimada entre las vírgenes…la más querida, la más sufrida, la más golpeadita por la vida –celestial-, pero golpeadita al fin, se levanta antes que el sol como a capricho, va arrastrando los pies, con un gong enloquecido dentro del pecho, marchando a ratos como una obertura a berrinche, con la corona enmarañada en la cabellera, tan caprichosa, sin cuidado alguno de estropear los redondos cachetes, las barrigas y risos de querubines obesos y dormilones que ronronean, y que más rabiosa que nunca, va aplastando a su paso, ajenos a este minuto, este minuto flotante entre la pavorosa eternidad, en que la doncella celestial soñó con poesía.


Se planta frente al espejo, se desnuda, toma un pintalabios y lo desliza suave por su boca para despojarse de esa irritable sonrisa de orgullo y condescendencia. Llora, llora porque está sola, como otras veces, -pero esta es de verdad-, y rompe a llorar, sin glamur divino, con su l…

Peor que el Desfile…

el ensayo. Nos encontramos a las puertas de la sonada o en este caso asonante, celebración de independencia en Guatemala. Lo peor que se tiene antes de esta celebración del 15 de septiembre es el ensayo de sus desfiles.

Realmente nunca estuve de acuerdo con ese tipo de celebraciones, comenzando por la absurda idea de hacer caminar a estudiantes de todas las edades, bajo el abrazante sol de septiembre, solo para que los adultos los vean. ¿Se ha visto acaso entretenimiento más absurdo? Por otro lado el sonido de los redoblantes y bombos es simplemente fastidioso. Y su ensayo en los colegios e institutos es peor. Cerca de la casa, los chicos se han tomado la molestia de ensayar tarde con tarde. Alterando los nervios y la tranquilidad del bosquecillo cercano. A la casa estos días ya no llegan aves al patio. Actitud que yo también tomaría si pudiera alejarme de tanta contaminación auditiva.

Desafortunadamente el guatemalteco no puede dejar de relacionar las fiestas patrias con los militare…

Vida Apasionante

La vida, ¿Qué esperamos de ella? Apuesto que muchos, esperamos grandes cosas de ella y otros simplemente nada. Por ello Aminta Paiz viene, con un estilo particular y muy suyo, tratando de repartir sonrisas y colores al mundo. La riqueza de este aporte radica en su cotidianidad y su forma única de ver la vida.
Con una prosa suelta y sin complejos elementos decorativos, nos recuerda que la belleza de la naturaleza radica en la complejidad de lo simple, de lo elemental.
Es quedarse a contemplar lo que para nosotros ya no es importante, pero que en su pluma, se vuelve un proceso que destila creatividad y fuerza. En esas líneas observamos como, con pasión en lo que se cree y se vive, se llega lejos. Con el tiempo y el pasar de las columnas, ella nos hará cómplices de sus escritos, invitándonos a ese juego que llamamos vida y ella ve con pasión.
Acerquemos, de aquí en adelante, al mundo Aminesco, donde seguro descubriremos el valor de jugar con los colores en mundo de grises.

Ángel Elías

Vida Apasionante I

Hace un par de días veía el History Channel y me llamó mucho la atención el titular de uno de sus programas: “No es lo que somos, sino lo que podemos hacer”. Y efectivamente, la raza humana es una maravilla. Me impresiona el hecho que siendo tan pequeños, somos capaces de crear rascacielos, naves espaciales, submarinos, en fin, todo controlado por una pequeña parte de nuestro ser: El Cerebro.
Sí, una Vida Apasionante, donde el cerebro crea cada escenario del futuro, en donde se transforma aquel que algunos llaman destino y se convierte en el que yo llamo un presente pleno, redireccionado a mi favor cada elemento que interviene en mi ciclo de vida.
Y prefiero no escuchar aquellas que suelen decir: La vida no es color de Rosa. Yo creo que la vida es del color que yo la pinto. Con el permiso de la paleta, tú ¿De qué color estás?

****
Bienvenidos a Vida Apasionante, un lugar para cargarse de energía, positivismo y arte. En donde todo es del color que usted quiera verlo. Traiga su cafecito, …

Picuegallo XV

Prueba de fuego

Los cambios deben darse cuando se tiene que dar. Y hemos dando el salto a la época post-industrial. (que para los románticos que están atorados en el postmodernismo, ha de ser un farolazo saber que su época simplemente se acabó) Aunque en eso de las épocas, no se sabe exactamente, dónde termina una y comienza la otra. Entonces diremos que hemos completado el círculo de la era Web 2.0. Ahora esperando el salto a la Web 3.0.

Todo esto se debe a que esta página se convierte lentamente en una de las tantas vitrinas en para el arte. Y creo que lo más importante con voces tan sugerentes y distintas, que seguramente, en el transcurso del tiempo me han de quitar la dictadura en este blog. Lo cual considero excelente.

****
Para el próximo jueves, nuestra segunda columnista se presenta. Con un estilo particular. La riqueza de este aporte radica en su cotidianidad y su forma particular de ver la vida. Esperen la presentación para el próximo jueves. Entonces ese día institucionaliza…

Textos.zip V

Un soplido de tus pestañas ha hecho volar toda la herrumbre acumulada en mis labios.

****

El suicidio es indigno y ridículo. No existe lógica en quien piense que para salir de un problema se deba meter en otro peor. -Saberse suicidar es un problema -. Yo no lo haría. No tengo tiempo para pensar en alguna digna manera de matarme. Si es que existe alguna.

****
Me gusta la indiferencia que maneja Camus en el Extranjero, esa paciencia con la que espera que pasen las cosas, ya sean buenas o malas. El amor, la muerte, la condena, la cárcel, son elementos tan indistintos en el Extranjero. Camus como maestro de la indiferencia tiene la facilidad de hacernos sentir que podemos tomar el mundo, volverlo una bola de papel, incendiarlo y esperar a ver qué sucede después.
****
Mis sueños son raros; hay muchos cuerpos que reconozco, pero muy pocos rostros. Y deseo ver los rostros de quienes sueño, sin embargo es inútil, porque algo los oculta. Entonces poco a poco olvido sus rostros, sus semblant…

Mi vidita te ando

La lejanía, el autoexilio, y la esperanza son formas de concebir la vida desde una perspectiva de sensibilidad absoluta. No hay nada como aceptar que se llora o se ríe después de un ensayo. Un juego de palabras para decir todo, cuando no se quiere decir nada.
No hay peor tortura, que exiliarse uno mismo. Dentro del cuerpo. Pero, eso no significa que se deje de sentir. Es todo lo contrario. Deja un hálito de sensibilidad que da hermosos textos poéticos, que de la mano de Alejandra Solórzano, nos sumergirá por los resquicios del pasado, para explicar el presente y entender el futuro.
La prosa poética, como una de las formas poco comprendidas de la literatura, pero no por eso, altamente poderosa, es la forma en la que esta escribiente narra con cotidianidad el mundo y sus formas.
Así le damos la bienvenida al mundo de Alejandra Solórzano, nueva columnista de la Antología del Desengaño, que esta nueva edición nos presenta sus credenciales. Dejemos que sus letras la presenten.
Ángel Elías

Mi vidita te ando I

Mi vidita te ando… Foto: 1980con mi lengua de brújula, por las esquinas de las hojas, hojas blancas, hojas escritas, donde la tinta cicatriza en tímidos dibujos -la interamericana, la luna que jadea, la estación de bus, la frontera, la sonrisa de mi padre, los ojos de mi hermana, cuidáte mucho, lo que no cupo en las cajas y las maletas que duermen y callan-, haciéndome la que pinto. Te ando, y el parabrisas aparta restos de mariposas nocturnas, fríamente, rítmicamente junto al rezo hipnótico del chofer sobre la línea blanca de la autopista que ya no mira las mariposas porque ya no existen las mariposas. Te ando, así son los éxodos, así son… mi vidita. Pero cómo olés a pasado, a café frío, a ojo noctámbulo, a papeles quemados, a gemido lírico, a viento frío, a nostalgia encubierta. Te ando, susurrándote un dolorcito, sellándote con besos por los parques, entre hordas deenvenados de fe aullando versículos. Te ando, entre aulas y pasillos aforando la cordura, amando sobre la tarde cuando …

La estación

Por: Pan*Ese tiempo fue suficiente como para olvidar su aroma, su rostro y su voz. Para refugiarse en lo que era intrascendental en la vida. Segundos continuos, encerrado en un monólogo interno que de alguna manera llegaron a consolar el desasosiego en la incertidumbre de los años. Habían pasado por sus ojos las figuras de la muerte y del cambio, que venían a amenizar la continuidad de la existencia. Lo evidente, lo obvio, lo inevitable era el desayuno de cada mañana, el almuerzo de la tarde y el desgano de la noche. ¿Quién desea vivir frente a una lata de sardinas todas las noches? ¿Quién desea comer un desconsuelo comprado a plazos? ¿Quién se puede preocupar por un conserje que barre una estación cualquiera? ¿Sus pensamientos? ¿Sus emociones? ¿Su historia? ¿Cuántos se preocupan por entender a un hombre que dejó a una mujer en la estación de un tren, y que a las semanas termina trabajando allí, con la esperanza de volverla a ver? Él, esa tarde la fue a dejar, aunque ella no lo supo, …

Aceptar errores

A veces debemos aceptar que nos equivocamos, sano ejercicio de humildad. Hace pocos días un amigo fue regañado por uno de sus jefes en el trabajo. Esto porque, mi amigo, se estaba excediendo en sus funciones, y que aunque en un principio fue gracioso para todos, con el tiempo se volvió cotidiano. Y de alguna manera vino a trastocar el objetivo de la empresa en la que laboraba.

El resultante, descontento entre los accionistas de aquella empresa. Y como todo buen jefe, pues se descargaron sobre aquel amigo. Todo trabajador en alguna ocasión ha experimentado la sensación de nunca ser fiscalizado, mientras cumpla con amplias expectativas su trabajo. Luego, como esperando que se equivoque, lo hace. Y se le viene el mundo encima.
Pareciera que el guatemalteco, no creyera que alguien acepte sin renegar, ni echarle a nadie su culpa. Pues eso fue lo que hizo este amigo. A sabiendas de su error lo aceptó, en primera instancia, y sin remilgos. Y por supuesto, sabía que no estaba en lo correcto.

Picuegallo XIV

Todo cambia. Es la constante natural de la materia. Todo se transforma. Así ha sido desde el principio de los tiempos, y será una constante hasta que la última estrella del firmamento deje de iluminar. Y hasta cuando el tiempo deje de llamarse tiempo y se detenga, cuando al reloj universal se le acabe la arena.
El cambio no es malo, es necesario. Necesitamos esa forma de transformamos sin dejar de ser nosotros, pero que sin embargo dejamos de ser, para volvernos otro. Nadie al volver de algún lugar encontrará lo mismo. Siempre en ese retorno encontrará otros rostros, más figurados, más longevos.
De alguna manera estos cambios son de estación, de lugar, pero no de ideales. No es una despedida, simplemente es un cambio de planes. Por ahora digo, a usted, amigo lector, por estos tres años: Gracias.
****
Cambios anunciados.
Soldado avisado no muere en la guerra.
Dicho popular

La antología del Desengaño, da la bienvenida a nuevos integrantes. Damos el paso hacia la democratización dentro de la…