Ir al contenido principal

Mi vidita te ando II


Foto: La Soledad no es virgen

Ella que hasta hace unas horas se sentía la más mimada entre las vírgenes…la más querida, la más sufrida, la más golpeadita por la vida –celestial-, pero golpeadita al fin, se levanta antes que el sol como a capricho, va arrastrando los pies, con un gong enloquecido dentro del pecho, marchando a ratos como una obertura a berrinche, con la corona enmarañada en la cabellera, tan caprichosa, sin cuidado alguno de estropear los redondos cachetes, las barrigas y risos de querubines obesos y dormilones que ronronean, y que más rabiosa que nunca, va aplastando a su paso, ajenos a este minuto, este minuto flotante entre la pavorosa eternidad, en que la doncella celestial soñó con poesía.


Se planta frente al espejo, se desnuda, toma un pintalabios y lo desliza suave por su boca para despojarse de esa irritable sonrisa de orgullo y condescendencia. Llora, llora porque está sola, como otras veces, -pero esta es de verdad-, y rompe a llorar, sin glamur divino, con su llanto de contrabando, entre lágrimas suicidas que se lanzan desde el filo de sus pupilas al abismo, en diferentes estilos, y con las otras también, esas lágrimas de plástico puestas en sus mejillas por alguna cincuentona cachureca…tan desolada como ella. El llanto sigue, frenético, la virgen se arranca una por una las borlas de plástico que figuran lágrimas y las lanza furiosa contra el espejo. Llora y ahora además besa la fría superficie del espejo y juramenta ante sí:

-Yo, que hasta ayer fui tan colmada de fe, tan complacida de plegarias y ofrendas, de amores imposibles, de candelas y abalorios, de secretos y rezos llenos de promesas a cual mayor postor entre los feligreses en la vigilia… Yo que ante la mínima amargura, la más minúscula astilla en mi dedo índice, podría hacer un picnic en la dulzura azul del espacio, invitar, recibir la atención y los mimos de todas las demás para cantar y trenzarnos el cabello mientras esos pequeños gordos alados…¡guaaaaj!

Escribe con el pintalabios sobre el espejo:


Abjuro

-Y a partir de ahora escribiré:


Una metáfora…sí:


…Tan solo una… vamos…sería el antídoto, la panacea para las próximas 8 horas:


Aúlla. Llora, culpa a la poesía de la amarga ociosidad de su piel, tiene frío, dolor. Canta algo nunca antes registrado en el repertorio, la orquesta celestial a su disposición es un desastre y hace más patético y triste su ahogo. Mira alrededor, la soledad la tiene aterida, cierra los ojos, tan amante de su carne, de su sangre, los abre, la luna pelea en el vacío, rumora algo, se derrama de subjetividad, la ebriedad, esa que es la peor, la de sí misma, la hace reventar, escribe algo rápidamente y patea el espejo

Piedra lapidada

-Yo que antes era la más… quiero escribir... esta soledad me… tiemblo… no puedo… Yo solo sé palpitar.
Alejandra Solórzano

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …