Ir al contenido principal

Un Premio para todos o Todos para el Premio


Recientemente se designó el Premio Nacional de Literatura en Guatemala “Miguel Ángel Asturias” para este año. Galardón que se le da a un escritor en Guatemala por su trayectoria literaria y su aporte a las letras en el país. Un Premio que se viene dando desde finales de los años ochenta.


En esos días en un periódico de circulación nacional aparece un reportaje sobre algunos de los Premios Nacionales anteriores. En el reportaje se dice que para recibir el premio nacional únicamente se necesita paciencia, ya que son tan pocos los escritores, que de una u otra manera les ha de tocar la chibolita. Esas declaraciones ya otro escritor, que por cierto no lo ha recibido, las había dado.


Esas palabras son reveladoras, para recibir el premio se necesita paciencia, nunca se menciona calidad. Eso nos hace pensar en los escritores en Guatemala, no tienen incentivos para crear. Ya que su máximo galardón es simplemente una recompensa a la paciencia, y por supuesto a la presencia mediática, que acompaña para estar presente en la mente de quienes disponen el premio.


Desafortunadamente el premio con los años se va desmeritando. Se vuelve un premio al “de plano”, donde el “Ya le tocaba” es la batuta con la que dirigen la orquesta.


La banalización de un premio que debiera ser un orgullo de todos los escritores guatemaltecos, es evidente. Entonces, todos recibirán el premio, sin siquiera merecerlo. Luego, con el tiempo, perdido en amiguismo y pago por privilegios.


Pero, creo el problema radica en la frecuencia con la que se entrega el premio, no es el premio en sí. ¿Qué tan necesario es entregar el premio cada año? ¿Hay tantos escritores que hayan llegado a la calidad necesaria como para merecerlo? Ciertamente el premio debe entregarse a la carrera literaria de un guatemalteco, pero que en realidad haya sido, con el paso de los años, una carrera loable en las letras.


No con ello digo que no hayan escritores de calidad, simplemente digo que se debe entregar en el momento justo y no cuando ya le tocaba la chibolita.


Uno de los problemas de los nuevos escritores es la falta de espacios de publicación. En este país a veces pareciera que hay más escritores que lectores, entonces la publicación se vuelve un verdadero viacrucis, especialmente para aquellos nóveles que surgen desde el anonimato. No hay incentivos para los escritores jóvenes.


En ello cabe perfectamente la posibilidad de entregar el premio nacional de Literatura cada cuatro años, con una suma monetaria (ya que la se da en la actualidad es risible para años de trabajo literario) representativa, y que el resto del dinero sea destinado a un fondo para colecciones de nuevos escritores, como alguna vez lo hizo Editorial Oscar de León. Además los 50 mil quetzales que se le da a un escritor por el trabajo de su vida, bien lo gana un jugador de fútbol en dos meses, en este país, por supuesto.


O en otro de los casos entregar un premio a la obra literaria destacada del año. Teniendo en cuenta que muchas veces los escritores tienen que pagar su propia edición, algo inaudito, por la publicación.


Ahora bien ¿Quiénes deciden a quién va el premio? Ese es otro camote, que plantearemos la próxima semana.


Ángel Elías

Comentarios

CIUDADANO CERO dijo…
Hola angel, con mi vista dominguera tras el almuerzo del mediodía, creo que lo jóvenes se están volcando a los blogs, lastimosamente, la gente quiere papel impreso, los blogs están ofreciendo este espacio, pero hay un cierre de parte de algunas personas que se creen los jueces de la literatura, es lamentable, muy lamentable que no se comience a prestar atención a esta nueva modalidad, pero tarde o temprano algún bloguero llegará a tener el poder suficiente para que se pueda tomar en serio y no se tome como una jodedera nada más. Muchos escriben y escriben, publican un libro tras otro, pero la crítica debido a las amistades y compadrazgos, no hace lo que debe, solo a quien quiere y muchas veces se menosprecia a otros escritores. En los blogs, hay una fuerte presión del público que te comenta y esto genera otro tipo de polémica. A mi opinión, hay que tomarse algo en serio el trabajo literario en los blogs. Humilde opinión.
Angel Elías dijo…
ES cierto ciudadano, muchas veces los premios se dan por compadrazcos y como yo no he apadrinado a nadie, pues tengo escasos premios en mis haberes (mas alla de los ganados en la escuela).

Sin embargo yo soy amante de los libros y el sentir el papel en las yemas de mis dedos aun me deleita.

El blog por lo pronto, es unicamente un medio de expresion, aunque no ha logrado quitarle el lugar a los libros.

Sobre los bloggeros; los hay muy buenos. que de otra manera no los hubiera conocido, pero tambuièn en esa libertad de publicacion, los hay muy malos.

aunque a la larga, no sortan la presion de escribir cotidianamente y terminan tirando la toalla.
CIUDADANO CERO dijo…
Bueno es poca la diferencia, tenemos ejemplo de algunos que dejaron de escribir en papel, pero no pudieron quemar sus libros o copias, en los blogs es más fácil hacerlo. Pero igual, hay escritores para cada gusto.
Angel Elías dijo…
Qué quedará de los bloggeres si en este momento toda la tecnologia colapsa?

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…