Ir al contenido principal

Un Premio para todos o Todos para el Premio


Recientemente se designó el Premio Nacional de Literatura en Guatemala “Miguel Ángel Asturias” para este año. Galardón que se le da a un escritor en Guatemala por su trayectoria literaria y su aporte a las letras en el país. Un Premio que se viene dando desde finales de los años ochenta.


En esos días en un periódico de circulación nacional aparece un reportaje sobre algunos de los Premios Nacionales anteriores. En el reportaje se dice que para recibir el premio nacional únicamente se necesita paciencia, ya que son tan pocos los escritores, que de una u otra manera les ha de tocar la chibolita. Esas declaraciones ya otro escritor, que por cierto no lo ha recibido, las había dado.


Esas palabras son reveladoras, para recibir el premio se necesita paciencia, nunca se menciona calidad. Eso nos hace pensar en los escritores en Guatemala, no tienen incentivos para crear. Ya que su máximo galardón es simplemente una recompensa a la paciencia, y por supuesto a la presencia mediática, que acompaña para estar presente en la mente de quienes disponen el premio.


Desafortunadamente el premio con los años se va desmeritando. Se vuelve un premio al “de plano”, donde el “Ya le tocaba” es la batuta con la que dirigen la orquesta.


La banalización de un premio que debiera ser un orgullo de todos los escritores guatemaltecos, es evidente. Entonces, todos recibirán el premio, sin siquiera merecerlo. Luego, con el tiempo, perdido en amiguismo y pago por privilegios.


Pero, creo el problema radica en la frecuencia con la que se entrega el premio, no es el premio en sí. ¿Qué tan necesario es entregar el premio cada año? ¿Hay tantos escritores que hayan llegado a la calidad necesaria como para merecerlo? Ciertamente el premio debe entregarse a la carrera literaria de un guatemalteco, pero que en realidad haya sido, con el paso de los años, una carrera loable en las letras.


No con ello digo que no hayan escritores de calidad, simplemente digo que se debe entregar en el momento justo y no cuando ya le tocaba la chibolita.


Uno de los problemas de los nuevos escritores es la falta de espacios de publicación. En este país a veces pareciera que hay más escritores que lectores, entonces la publicación se vuelve un verdadero viacrucis, especialmente para aquellos nóveles que surgen desde el anonimato. No hay incentivos para los escritores jóvenes.


En ello cabe perfectamente la posibilidad de entregar el premio nacional de Literatura cada cuatro años, con una suma monetaria (ya que la se da en la actualidad es risible para años de trabajo literario) representativa, y que el resto del dinero sea destinado a un fondo para colecciones de nuevos escritores, como alguna vez lo hizo Editorial Oscar de León. Además los 50 mil quetzales que se le da a un escritor por el trabajo de su vida, bien lo gana un jugador de fútbol en dos meses, en este país, por supuesto.


O en otro de los casos entregar un premio a la obra literaria destacada del año. Teniendo en cuenta que muchas veces los escritores tienen que pagar su propia edición, algo inaudito, por la publicación.


Ahora bien ¿Quiénes deciden a quién va el premio? Ese es otro camote, que plantearemos la próxima semana.


Ángel Elías

Comentarios

CIUDADANO CERO dijo…
Hola angel, con mi vista dominguera tras el almuerzo del mediodía, creo que lo jóvenes se están volcando a los blogs, lastimosamente, la gente quiere papel impreso, los blogs están ofreciendo este espacio, pero hay un cierre de parte de algunas personas que se creen los jueces de la literatura, es lamentable, muy lamentable que no se comience a prestar atención a esta nueva modalidad, pero tarde o temprano algún bloguero llegará a tener el poder suficiente para que se pueda tomar en serio y no se tome como una jodedera nada más. Muchos escriben y escriben, publican un libro tras otro, pero la crítica debido a las amistades y compadrazgos, no hace lo que debe, solo a quien quiere y muchas veces se menosprecia a otros escritores. En los blogs, hay una fuerte presión del público que te comenta y esto genera otro tipo de polémica. A mi opinión, hay que tomarse algo en serio el trabajo literario en los blogs. Humilde opinión.
Angel Elías dijo…
ES cierto ciudadano, muchas veces los premios se dan por compadrazcos y como yo no he apadrinado a nadie, pues tengo escasos premios en mis haberes (mas alla de los ganados en la escuela).

Sin embargo yo soy amante de los libros y el sentir el papel en las yemas de mis dedos aun me deleita.

El blog por lo pronto, es unicamente un medio de expresion, aunque no ha logrado quitarle el lugar a los libros.

Sobre los bloggeros; los hay muy buenos. que de otra manera no los hubiera conocido, pero tambuièn en esa libertad de publicacion, los hay muy malos.

aunque a la larga, no sortan la presion de escribir cotidianamente y terminan tirando la toalla.
CIUDADANO CERO dijo…
Bueno es poca la diferencia, tenemos ejemplo de algunos que dejaron de escribir en papel, pero no pudieron quemar sus libros o copias, en los blogs es más fácil hacerlo. Pero igual, hay escritores para cada gusto.
Angel Elías dijo…
Qué quedará de los bloggeres si en este momento toda la tecnologia colapsa?

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín