Ir al contenido principal

Texto Pre-Mortem


Este texto antes de la muerte puede ser un grito desesperado a lo improbable y lo perdido. Hay ocasiones en las que la muerte es solo el paso inevitable hacia lo que creemos irrealizable.


Desde hace dos semanas mi computador, se mantiene con un virus que lo tiene fuera de servicio completamente. El técnico me ha dado muy pocas esperanzas, dice que este virus ha destruido casi todo el sistema y que muy poco se podría rescatar, en el mejor de los casos. Aunque esto de la tecnología no debería preocuparme, lo hace de sobre manera. Dentro del computador tengo registrada toda mi producción poética, una novela terminada y otra inconclusa, además de todo mi registro radiofónico y para terminar un archivo fotográfico invaluable, por lo menos para mí.


Eso me hace pensar lo vulnerables que somos, y que cada vez somos más inmateriales, nos volvemos intangibles. Todo lo archivamos en formato electrónico y endeble. Me doy cuenta no tenemos realmente registro de lo que somos. Si desapareciéramos en este momento, de lo que somos no quedaría rastro alguno. En este caso mis poemas y mi novela no es más que el recuerdo que me llevaré a la tumba ya que nadie más que yo la ha leído. Entonces ese esfuerzo realmente no ha existido porque en realidad nunca se materializó.


Entonces mi preocupación va por no poder recuperar lo que me ha costado años de desvelos y una que otra quemada de pestañas, frente al computador y la hoja en blanco.


Dentro de mi computador todo está a punto de desaparecer. Y pareciera que empezar de cero, será la constante de aquí a un par de años. No hay caso, ya a estas alturas doy por muerto, todo el trabajo realizado en los últimos cuatro años.


Y estoy triste, al ver como se pierde parte de mi vida. Siento como si una parte de mi existencia se extinguiera por completo. Es una sensación de impotencia y rabia por saberse inútil ante una muerte prematura.


¿Es que acaso todo mi trabajo terminará así? ¿Estamos condenados entonces ha ser tan efímeros como nuestra obra? ¿Nuestra voz no tiene posibilidades de trascender mucho más allá del cariño? Allí está el secreto conocer que probablemente lo que somos no llegará más allá de lo que somos.


Este texto pre-mortem, tiene un significado especial. Es un grito de auxilio a lo que ya creo imposible. Nos aferramos a la esperanza de que las cosas cambien a nuestro beneficio. Pero es muy poco probable que sea así.


Estoy completamente desalentado, veo la amarga agonía de lo que creía que no perdería nunca, de una especie de fruto de mi ser. Por ello este abatimiento es cada vez más profundo, y que deseo compartirlo con usted, estimado lector.


No para que me compadezca sino para que piense que de alguna manera compartir esta, probablemente banal preocupación, empiece a pesar menos.

Ángel Elías

Comentarios

Goathemala dijo…
Angel, resulta imposible leerte sin acompañarte el sentimiento y sentir rabia e impotencia. ¿No existe ninguna empresa para recuperar ese trabajo? Es que hay excelentes programas para recuperar archivos perdidos incluso después de que un virus formateé el ordenador. Hay muchos, si viviera allí yo mismo me ofrecería para intentarlo porque alguna vez lo hice con buenos resultados en el ordenador de mi jefe.

Somos frágiles.

Espero poder leer algún día obras tuyas. La verdad es que me encantaría.

Ánimo, amigo.
Angel Elías dijo…
Gracias Maestro Goathmala, ciertamente estoy de pésame, el técnico sigue sin darme esperanzas, diciendo que tenga paciencia. pero creo que es lo único que me queda, estar cerca del desenlace, sea éste bueno o malo.

Gracias y si me recomienda un buen programa para recuperar algo pues se lo agradeciería.

Muy frágiles
Goathemala dijo…
Por ejemplo gratuitos están:

Recuva
http://recuva.softonic.com/

o

Undelete Plus
http://undelete-plus.softonic.com/

Prueba y suerte, abrazos.
Goathemala dijo…
Otro puede ser Recovermyfiles del que además encontré esta versión portable; esto es, que puede arrancarse desde un pendrive.

Enlace:
http://tinyurl.com/57qtfp

No te rindas y si acaso busca otro informático. Existen bastantes posibilidades de que recuperes muchos datos.

Saludos.
Angel Elías dijo…
graicas maaestro Goathemala, lo tomare en cuenta y te cuento, por ahora lo poco que encontrado desperdigado ya lo tengo en un disco duro portialil

abrazos

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín