Tarde de lluvia.


Esa tarde, mientras los autos se mantenían uno tras otro en aquella calzada de la cuidad, lo vi. Un hombre venía caminando en la acera. Esa tarde llovía y aquel fenómeno no parecía importarle. Porque llevaba la sacola mojada, los zapatos húmedos, el ruedo del pantalón goteando. Aunque a todo ello creo que ese hombre llevaba una peor suerte todavía. Más allá del clima de esa tarde.
Aquel hombre venía en sentido contrario bajo la lluvia, venía con los ojos húmedos, con los ojos inundados de tristeza. Entonces no le importaba la lluvia, ni los autos, ni la gente, solo su tristeza…


Aquel hombre, en aquella acera se veía sólo, con los pies cansados y el alma en un hilo.
¿Qué tristeza inundará a un hombre como para hacerlo llorar bajo la lluvia?
Aquel hombre taciturno pasa por la ventana del auto y no logro distinguir más allá de su melancolía.


En una rosa marchita se convierte su alma. La lluvia continúa y por momentos se intensifica; a aquel hombre no le importa, como a la lluvia sus problemas, como a los autos el mundo y al mundo toda la tristeza que cargamos.


Aquel hombre camina lentamente entre los autos para atravesar la calle. Pensando que tal vez, la lluvia ayude a quitar un poco la pena de sus ojos.

Ángel Elías

Comentarios

Engler dijo…
llorar y llover se parecen, después de que pasa, queda todo con tanta claridad...

cuando el invierno es copioso y cuando la tristeza es infinita...
llorar y llover tambien son recurrentes

llover es recurrente menos estos dias aunque en este blog si...

la lluvia me recuerda todo, ¿por qué solo se puede elegir una opcion?

Un abrazo mi estimado... nos seguimos viendo.
Angel Elías dijo…
Llorar siempre me ha parecido muy sencible. nadie llora por nada. sino porque pierde todo.

La lluvia es algo parecido nunca llueve por nada simpre llueve para dar vida otras veces para recordarte que se existe.

Llorar es como ver llover... hay que dajr pasar el agua bajo el puente, alli van làgrimas y recuerdos...

un abrazo fraterno...
Guillermo dijo…
es uno de los mejores escritos tuyos, es como desnudar el alma o descongojar la pena trabada en el comienzo de la garganta. Llora el personaje y llora el autor.

un abrazo

guillermo.
Max dijo…
Es una excelente historia, deja la incógnita del porque de la tristeza o es normal bajo la lluvia
Angel Elías dijo…
Guillermo: a todo ello el llanto es algo que no podemos evitar en alguna parte de nuestra vida. Gracias por el comentario.

Max: Las tristezas son tan profundas y complejas que muchas veces ni siquiera quienes las sufrimos podemos saber el por que?

Entradas populares