Ir al contenido principal

El Arte de ser Feliz


Puede que algunas veces la felicidad esté resumida a una sonrisa o una respuesta. Puede que la felicidad esté supeditada a las manos de otros o de las nuestras. Puede que la felicidad esté al alcance de nosotros sin que lo sepamos. Puede que la felicidad no esté al alcance de nuestras expectativas, todavía. Puede que la felicidad sea solo la sombra de lo que deseamos. O puede también que sean falsas ilusiones. O puede que sea una tierna realidad.

La felicidad la encontramos cuando en un día todo nos va bien. O en otros casos cuando todo va mal, pero al final del día hay alguien que nos dice –¿Qué tal tu día? He allí la felicidad de pensar que en realidad a alguien le importamos. Y lo más substancial, le interesan nuestras cosas. Luego por arte de magia las cosas cambian. A partir de allí esa felicidad se queda resumida a una sonrisa por un mal chiste nuestro. O una palabra que te ayude a levantar la vista. La felicidad queda resumida a no creerse sobrar en el mundo, o que crean en nuestros sueños, por tontos que parezcan.

La felicidad nos la puede dar esa persona que creemos única y que nos cree complemento. Nos la puede dar el rocío de una rosa al amanecer o la lluvia por la noche. La felicidad no viene en frascos, ni grandes, ni pequeños. Viene en dosis justas. Muchas veces la buscamos y cuando nos cansamos de buscarla llega sola a nosotros. Recordándonos que los milagros existen. Y que algo maravillosamente único ha pasado en el universo para cambiarnos la vida.

La felicidad puede estar en un –te deseo feliz noche –dicho de una manera sincera. Puede además ser algo muy fraternal. Muy amoroso. Muy romántico. Muy grande. La felicidad te la regala una gran persona. El estar feliz te dibuja una gran sonrisa en el rosto.

Un amigo una tarde que me encontró sumamente feliz, al verme en tal estado idílico me dijo que en este mundo de locos, de asesinatos, de recesión económica, de terrorismo, era obsceno ser feliz. Los dos estallamos en risa. ¿En realidad es malo ser feliz? ¿Es anormal querer serlo?

Ciertamente todos queremos ser felices. ¿Luchamos por ello? La felicidad es un arte cultivable. Es un arte que da frutos hermosos.

He de confesar que he sido inmensamente feliz. Que he sido obscenamente feliz. Que me he topado con árboles y postes por andar feliz. Que en realidad mi estado de felicidad es muy poco cuerdo.

A los años esa felicidad es un poco más exigente. Ya va más supeditada, pero en realidad no tiene ningún problema. A los años que recorro. Mi felicidad queda resumida a una sonrisa cuando la necesito. A una palabra cuando es importante. A un silencio cuando lo comparto.

La felicidad amigos lectores, es más sencilla de lo que creemos. Es resumir lo que somos en una cápsula y regalarlo. Esperar un gesto amable devuelta.

Amigos lectores, he de confesar que he sido inmensamente feliz. De la misma manera he estado inmensamente triste. Y eso me ha hecho vivir.

Ángel Elías

Comentarios

Anónimo dijo…
Esas tus desnudadas del alma a más de alguno ayudaran a ver la vida de otra manera. Al menos a mi, en este asentamiento criminal, me recuerda que hay gentes que son gentes.

va un abrazo.

pcárcamo
Angel Elías dijo…
Amigo del asentamiento criminal, esas gentes gentes siempre deambulan por alli

Desnudarse el alma? jajaja

mejor vamos por un picuegallo...
Anónimo dijo…
jajaja Por alguna extraña razón me siento identificada contigo. jajaja ¿què serà?. Me gustò lo que escribiste! :)
para que no digas que no comento.
(por cierto, de que sirve poner mi nombre, si al fin de cuentas ya sabes quièn soy!)
Angel Elías dijo…
jejeje, será o no será? quien será quien no será? La identificación pasa cuando encontramos algo que nos pertenece y eso es hermoso

ahora espero que seas una critica del blog, nos encontramos pronto... en el destino
Engler dijo…
el arte de ser feliz o la ironia de la simpleza...
Anónimo dijo…
Aunque no lo creas, siempre me hecho una mi vuelta por aca. jajaja como tu dirías no?
mmm... crítica... no, no lo creo...:) estoy muy lejos de serlo!
Angel Elías dijo…
Engler: La ironia de que la felicidad esta mas cerca de lo que creemos...

anonimo(A): la critica comienza cuando leermos algo y nos gusta o nos disgusta esa es la critica

gracias un abrazo
Anónimo dijo…
La felicidad son esos pequeños y buenos momentos que te sirven para enfrentar los malos. Gamp
Angel Elías dijo…
son esos momentos y recuerddos que a lo largo de la vida te sacan una sonrisa en cualquier parte y frente a cualquier dificultad jejeje
un abrazo Geldi

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …