Ir al contenido principal

Frustración Nacional


Nuestros sueños son inconclusos en este país. Guatemala (su sociedad) es experta en exponer nuestros miedos más profundos. Por ello somos una sociedad frustrada y castrada de sueños. Estamos gobernados por personas incompetentes. Estamos sumergidos en un subdesarrollo casi infranqueable en uno de los países más ricos y diverso del mundo. Es frustrante saber que morimos en el todo. Que estamos amarrados a la idea que todo mejorará, cuando sabemos que no será así.

Nuestra frustración se da a todo nivel. En el tránsito, en el gobierno, en la cultura, en el arte, en nuestra vida personal. El origen de esas frustraciones debe encontrarse en una parte de nuestra historia. Fuimos un pueblo golpeado y olvidado. Y lo seguimos siendo. Un punto raro en una Latinoamérica olvidada. Y seguimos con ese patrón.

Nuestros sueños son escasos, raquíticos y pequeños. Por ello tenemos países pequeños, dijo Monteforte Toledo. Y seremos pequeños mientras no cambiemos las cosas. Mientras esta frustración nacional no se supere. Porque aquellos soñadores se topan con un obstáculo. La apatía nacional. Entonces sobrevivir con sueños en este país es una utopía rara. Donde el soñador es un pobre diablo. Un vagabundo de la vida.

Dónde queda la posibilidad de vivir del arte, por ejemplo. Donde se queda la posibilidad de vivir en un lugar mejor. (Acompáñeme al país de las maravillas) Acérquese. Es momento de vivir en la sicodelia. Es momento de vivir drogado o morir en el intento. Porque en este lugar parece que el remedio es un escape más. Una fuga de uno mismo. Pero luego viene la realidad con todo y sus contrastes. Niños en la calle, burócratas que tiran la comida que les empacha. Vemos ese matiz oscuro y tétrico. Donde la realidad no es más que una mentira inventada. Donde queremos que la realidad no nos golpee. ¿Por qué no se dan vuelta por el corazón de esta ciudad y ve jóvenes inhalar pegamento? Porque nos frustra más. Porque vivimos en una sociedad imperfecta y no lo queremos saber. Porque somos niños bien, somos nosotros y los demás no existen.

No todo es malo. Es cierto, está Atitlán y sus volcanes de basura que caen en él. Esta bien, tenemos Tikal y una discriminación por sus descendientes. Esta bien, tenemos el Caribe guatemalteco y su cultura de fiesta garífuna y allí la diversidad de la cultura, que vemos como algo exótico. Somos una sociedad clasista, conservadora, colonialista y atrasada. ¿Qué tenemos en Guatemala y que no le hayamos echado pestes? Estamos condenados a seguir en la ignominia, a lamernos las heridas y tratar de evitar conocer a Guatemala.

Somos esa sociedad de frustrados de felicidad y queremos que todos nos acompañen. Porque somos egoístas. Porque pensamos tener la razón y pensamos que lo que somos y hemos sido no tiene cura. Somos una sociedad de frustrados y queremos morir siéndolo. En lo personal ya no quiero seguir siéndolo, ni revolcarme en la mediocridad de un sistema mata sueños y esperanzas. ¿Y usted?

Ángel Elías

Comentarios

Asminda dijo…
Bigamia entre frustración y poca voluntad (los intentos sin fruto y el miedo a seguir intentando). No, yo ya no quiero seguir así.
Angel Elías dijo…
Asminda:
en este caso pareciera que tememos mucho lo que pueda pasar o no pueda pasar.
Engler dijo…
¿Qué nos queda? Seguramente antologar tanto desengaño. Y disculpe compañero la manía de verbalizarlo todo!
Angel Elías dijo…
Engler; no tiene que disculparse por su habilidad de verbalizar.... ahhh Manía muy guatemalteca de discuparse por tode je! gracias compa!
Jericho dijo…
Hola, sí leí todo tu artículo. En especial lo que provoca es irse del país, pero no se puede, hay que vivir en la eterna oscuridad de las frutraciones mientras en lo más profundo de nuestros corazones construimos una linterna que son las esperanzas que algunas veces se hacen fantasiosas. Ni modo, los que quieren vivir del deporte o de la cultura, aunque mucho talento tenga, no pueden representar a su país debido al hambre y las necesidades, ¡tiene que abandonar todo eso y buscar su plato de comida! Es así mi hermano, aquí nadie está pendiente de tí sino Dios. Es sobrevivir en esta selva.
Angel Elías dijo…
Jerico: la frustracion es nacional. completa. hay que cultivar algo mas que desepciones... lo sé. Y cuando mas gente nos demos cuenta este pais empezará a cambiar. te lo aseguro

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…