Ir al contenido principal

Autoentrevista II


A dos años de la primera autoentrevista. Angel viene y en la celebración del los 5 años del blog, Antología del Desengaño, lo intenta de nuevo. A continuación el segundo vuelo.

Dos años… ¿Qué ha sucedido desde entonces?

Cambios muy bruscos. Elementales. Desde el punto de vista literario, en estas últimas semanas pareciera que escribo menos y leo más. Otras veces pareciera que ya ni siquiera la lectura me reconforta. Pero caigo una vez más en la tentación.

¿Ahora le exaspera leer?

No específicamente. Estoy en una especie de laguna, en un bache donde ya no quiero escribir, solo leer. Lo veo como una gran tentación.

Pero a pesar de ello mantiene tres blogs… La Antología del Desengaño, Metrópolis Contemporánea y Los Secretos…

Y es cansado. Desgastante. Por un lado mantener tres canales de comunicación a veces parece loco. ¿Quién me lee? ¿Quién me escucha? Los pocos o los muchos que lo hacen son los que hacen que los proyectos sigan. Sin embargo lo tengo como esos hijos de los cuales no nos podemos desprender. Pero a la laguna a la que me refiero es la de letras, de palabras para explicar el mundo.

¿Eso quiere decir que no está escribiendo? ¿Se le acabaron las palabras?

Eso quiere decir que estoy leyendo, esa parte de escribir que llena. La lectura constante, como acompañante, como la forma ideal de concebir el mundo, de recrearlo.

Cinco años de Antología, ¿Cómo la definiría?

Como muchos años. Cinco años de decir lo indecible. Me he dado cuenta que acá digo cosas que de otra manera no diría. Y es que soy un tipo así, silencioso, medio pasmado, y reservado. Contrario a lo que pueda parecer. Pero pese a ello la Antología del Desengaño se ha cargado con todo mi resentimiento y amor.

¿Resentimiento y amor?

Sí. El desespero por un país que no cambia y el amor que por sus calles me encuentro. Son esos encuentros fugaces y que hace vivible este mundo. Y es lo que a la larga reconforta, el equilibrio. Un poco de desengaño para no parecer obsceno riéndose cuando se está enamorado. O un poco de amor cuando todo el paisaje se ve con un negro que te hace bajar la vista.

¿Ha estado enamorado estos últimos dos años?

Durante los últimos dos años escribí bastante. Hice arte en todas sus manifestaciones. Eso solo se logra bajo ciertos estados hipnóticos, provocados por Eros. El último año fue determinante en ello. Fue toda la fuerza reservada para hacer arte, para crear y por supuesto tratar de que las cosas salieran bien. Dos poemarios, una canción y textos en prosa lo prueban. Puedo decir que he querido con intensidad.

¿Y desengañado?

Todos vivimos en un desengaño continuo. Nos caemos de la cama y despertamos. Creo que es una constante en la vida. En el amor y los negocios. Es esa parte que no podemos evitar. Nos desengañamos de los otros y los otros de desengañan de nosotros.

¿Desengaña desde su blog?

Mmmm… espero que sí. Que se desengañen los lectores y puedan comprender que el mundo puede ser una antología donde se recogen los desengaños que no deben ser precisamente malos. Pero sí necesarios.

¿Por qué le tememos a los desengaños?

Le tememos a vernos vulnerables. Expuestos a que lo que creímos no fue tan real como pensamos. Tememos lastimarnos. Preferimos cerrar los ojos y pensar que nada está pasando. Pero el desengaño llega. Es inevitable. Ahora bien, ese desengaño puede ser tomado como una forma para salir de esa mentira o hundirnos más en esa fantasía. Todo dependerá. Pero como humanos que somos, a veces preferimos seguir engañándonos. Y el desengaño entonces tarda más en llegar

Y al final de cuentas llega

Por supuesto… llega, nos inunda y nos aplasta. De allí salen entonces la poesía. De toda esa dantesca escena, de los escombros sale la poesía. Lastimera, pero sale.

¿Su poesía sale entonces de los escombros?

Sale cuando tiene que salir. No precisamente en los peores momentos. No puedo escribir cuando estoy emocionalmente afectado. Escribo cuando la tormenta pasa y sé entonces cómo ha quedado el panorama.

¿Desolado?

Puede que sí. Pero también con la expectativa de que las cosas se solucionarán. Todo continúa, por muy mal que esté. Es una ley natural. Nada se detiene, de lo contrario muere. El problema son los que se quedan en el camino. A veces uno no quisiera dejarlo.

¿Ha dejado pasajeros?

Siempre los dejamos. Sin que lo sintamos. Somos viajeros que no podemos detenernos. Y lo hacemos solo por un rato. Dejamos y nos dejan. Es una constante. Puede que más adelante se suba más gente. O la misma. Pero todo puede ser.

A todo esto ¿Qué es la literatura en el blog?

Un lenguaje cifrado. ¿Cómo se siente Angel Elías? Todo está en un par de líneas. Escritas en la madrugada de lluvia, en la tarde de sol o en la mañana nublada. La literatura ocupa el sitio de honor. Aunque realmente no todo se puede considerar como tal. Y sería demasiado presuntuoso presentar todo el blog como literatura. Simplemente construcciones, a veces pegadas con chicles y palabras.

¿Su blog no es literario?

Eso solo lo puede decir quien lo lee. Y muchos dudan todavía en leerlo.

¿Qué hay en el blog que no haya en otro?

El ciberespacio es demasiado grande como para decir que este es un espacio único. En la defensa de él, es que acá se encuentra un amigo, que escribe así como se siente, sin tapaduras ni correcciones… a veces sin siquiera criterio para publicar jeje.

De hace dos años… ¿Qué pasó con los planes? ¿Se cumplieron?

Desde hace dos años surgieron dos proyectos nuevos. Metrópolis Contemporánea y los secretos. El primero como un lugar de entrevistas en la web y el otro como un lugar para la poesía que nunca tuvo cabida acá, en la Antología del Desengaño. Creo que se cumplieron con algunas expectativas. Nuestros colaboradores ahora se mantienen en sus propios proyectos pero definitivamente marcaron el lugar donde escribieron.

¿Triste, contento?

No se puede definir el sentimiento con una variable. Ahora, la felicidad radica en buscarla. Me encuentro todavía con vida y eso, en este país, ya es ganancia.

Comentarios

Goathemala dijo…
Muy ameno y tan original como siempre. Tu blog es literario, sin duda.

Un abrazo.
Angel Elías dijo…
Goathemala:
Gracias por la visita... y por ser un lector fiel... un abrazo fraterno...
Engler dijo…
Una pregunta mía para vos y una respuesta mía ¿o tuya? desde otro blog...

"¿Haz prometido algo?

Mmmm, talvez... Sí, anarquía..."
Angel Elías dijo…
mmmm.... he prometido no hablar de eso ejejeje...
Si, he prometido anarquía...

Un abrazo Engler

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …