Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2010

¿Para que diablos quiero hablarte?

¿Qué somos? Esa sociedad que no tiene memoria histórica. ¿Estamos condenados a seguir con el subdesarrollo por los siglos de los siglos? Hace algunos días viajaba en una de las salidas de la capital guatemalteca. Y veía las panorámicas donde anuncian a un candidato a la alcaldía municipal. Que ahora no me vengan con que eso no es propaganda disfrazada, que no tengo un solo cabello de tonto. Dice, hablemos con Alejandro Sinibaldi ¿para qué diablos quiero hablar con un tipo perteneciente a la oligarquía de este país? Esas poses mesiánicas realmente dan pena. Pero solo en este país de corrupción e impunidad se puede dar. Y lo más triste es que vemos con indiferencia estas aberraciones mediáticas. Toda esta gente, en panorámicas, con colores del partido, promoviendo la imagen de un tipo, y sobre ellos proponiendo populismo barato, con poses divinas solo pasa en caricaturas elaboradas en países del tercer mudo. A la larga la población parece no darse cuenta, que este tipo de actitudes, don…

Día 9495

Picuegallo XX

Mi amigo Guillermo dice que Guatemala es un asentamiento criminal. ¡¿Toda Guatemala?!- le pregunto. No, dice, solo la capital. Desafortunadamente, le digo, que como todavía se creen la capitanía del reino, para los capitalinos el resto del país no existe. Ahhh, me dice, entonces estamos jodidos todos ustedes. ****** A Guillermo, le digo de manera amistosa, el dinosaurio mayor. Esto gracias a que tiene un grupo de amigos, todos escritores, que ya están entrados en cierta edad. El epíteto de Dinosaurio no le molesta, eso considero yo. (ah, patojo tan desconsiderado) en cierta ocasión llegué a unas de las reuniones que ellos tienen. Las cuales generalmente son comidas. Al entrar todos comían. Guillermo me saluda y le digo, ¿Qué tal mi querido dino? Guillermo se levanta y dice en voz alta: Angel dice que todos ustedes son unos dinosaurios. Aquella escena fue memorable. Todos levantan la vista y me ven. No emiten comentario alguno, resoplan y regresan los ojos a la comida. ****** Con Oscar, t…