Ir al contenido principal

Quise escribir algo positivo sobre este país. Simple y sencillamente me pareció una burla y mala.


Foto: Gloriosa Victoria
Diego Rivera
Y no es que carezcamos de un aspecto positivo en el país, pero sucede que éste es inmediatamente soterrado ante una avalancha de malas noticias y desalentadoras opciones. Lo digo ya que en Guatemala pareciera que las cosas se hacen con los píes y dormidos. En 1954, gracias a Castillo Armas un proceso democrático fue truncado y sufrimos las consecuencias de ese momento. Hemos avanzado tan poco en materia educativa o de salud que aun estamos estancados en la década de los 80’s.

Tenemos el peor índice de desarrollo humano de Latinoamérica, según el último análisis del PNUD. El crecimiento de la población y la poca capacidad estatal de cubrir las necesidades hace de este país, un lugar de carencias. A ello la ceguera de los gobernantes de turno. Que desde esa época, han sido asesinos, vándalos, ignorantes, perturbados mentales y fanáticos religiosos. Hemos sido expertos en elegir a los peores.

Entonces el guatemalteco anda narcotizado para no percatarse de las graves carencias de este país. Para no fijarse que el país se cae a pedazos. Con la intencionalidad puesta en estar atento a que uno de esos pedazos no le caiga encima. En este país de la eterna tiranía, las cosas poco se han arreglado desde hace 50 años.

Revisando las cosas de mi abuelita fallecida, encontré una foto del ex presidente liberacionista Carlos Castillo Armas, ya que ella trabajó, en la casa de este señor. Según parece el coronel Castillo le regaló una foto de recuerdo cuando dejó el trabajo. Al ver aquella foto, me viene a la mente todo el atraso provocado por ese lapso de la historia. Fue como un momento medular de la historia guatemalteca. Donde el país se estancó durante 40 años, provocando una guerra que costó miles de vidas, persecución a poblaciones indígenas y miles de huérfanos. En 1954 fue cuando los Estados Unidos apoyó a los intereses de la United Fruit Company y sus financistas, empujaron a Castillo a derrocar a Arbenz, culpándolo de una comunista reforma agraria.

Ya de eso han pasado 56 años. Y las cosas en Guatemala han cambiado levemente. Ahora vemos liberacionistas trasnochados, que tratan de verter otra dosis de terror y autoritarismo en el país. La campaña de Arzú, Dios Patria y Libertad, no es más que revivir el lema del Movimiento de Liberación Nacional (MLN) que encabezó Castillo Armas, y que nos devuelve a la memoria esos años de atraso y represión vivida. Y es que las generaciones nuevas no saben nada de ello. Son generaciones que ignoran en qué país viven y qué tipo de nación les han dejado. Porque el sistema educativo pretende que seamos un cúmulo de firmas y votos válidos para cada cuatro años. Y nada más.

Me causa desesperanza este país donde los fantasmas del pasado reviven disfrazada y lentamente. Donde el lema Dios, Patria y Libertad, sea utilizado como campaña mediática, y que las generaciones no logren relacionarlo con la parte oscura de este país. ¡Claro! Eso no se enseña en la escuela. No se enseña, que este país se desangra lentamente, que durante años las cosas han funcionado beneficiando a una minoría económica dominante.
Y que a la larga, el lema del MLN, pueda que represente lo que verdaderamente es Guatemala, un monstro oscuro, ambicioso y sin escrúpulos.

Ángel Elías

Comentarios

Goathemala dijo…
Ese dolor que no cesa y la desesperanza llenándolo todo, amigo.

Un abrazo.
Koan Resuelto dijo…
Me parece que en La Hija del Caníbal dicen:

El pesimista ya sabe que no se puede empeorar, el optimista sabe que siempre se puede estar un poquito peor. :D

Hay que darle, Angel.

Saludos
Angel Elías dijo…
Goathemala: tenés razón, es un dolor que no acaba y que no extingue... saludos

Koan: Hay dos tipos de personas, los que ven el vaso medio vacío o otras medio lleno... pero de veneno ja...
saludos

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín