Ir al contenido principal

El Pre-Texto Navideño


El recuerdo, como una vela, brilla más en Navidad.
Charles Dickens

i can't forget when two hearts met
breathlessly
your arms opened wide
and closed me in inside
you took my lips you took my love
so tenderly

“Tenderly”
Billie Holiday

Para A/M

“uno no sabe que la vida puede cambiar en una tarde, puede ser esta o cualquiera, pero unos segundos bastan. Para ese día A.M, apareció como fugada de un sueño. ¿Todas las mujeres bellas se fugan de sueños? ¿Todas esas fugas te trastocan la vida? Para mí, ese fue el principio del sueño, del delirio y la belleza. Una sonrisa y un mal chiste después, yo estaba pensando en volverla a ver. ¿Dónde la conocí? Entre libros y lecturas. ¿Dónde más se conocen mujeres bellas e inteligentes? Aunque parezca aburrido, no lo es. Son lugares ideales para iniciar romances. Y este mi romance así inició. Aunque para ser sincero, esa facilidad que tuvo para regalar sonrisas y rosas fue lo más cautivante. A.M, es una chica, como no hay otra, con una ternura que se derrama sobre nubes, te hace sentir cosquillas en el estómago y te hace ver el mundo de colores pastel. Ciertamente no estaba acostumbrado a ese tipo de cosas, pero no cuesta nada hallarse en ese estado permanente de placidez. Es como un sueño. Hay algo en ella que hace que las cosas más triviales parezcan importantes y tiene la maravillosa facilidad de transformar la tristeza en encanto. Toma tu corazón y lo vuelve un cúmulo de nobles intensiones y deseos de vivir. Toma tus sonrisas y las hace permanentes. Toma tu vida y te la hace vivible. Y eso ya es hacer mucho por mí. Al pasar de los meses uno se da cuenta que este tipo de mujeres, escasas y extrañas, te absorben y te hacen girar en un universo paralelo donde todo lo imposible es una amalgama de infinitas posibilidades. Claro, con el pasar de los meses, concretas esa vida que creíste imposible. Y luego, te vuelves un cursi, con algunas cosas, como la vez que me quedé impresionado por la profundidad de sus ojos o la fragancia de su cabello o la increíble capacidad de atravesarse en mi camino, esas cosas me hacen ser por momento feliz y sonreír ingenuamente, como recuperando la capacidad de maravillarse de todo. Los meses transcurren y uno termina por entender, que la profundidad de su corazón tiene ilimitadas posibilidades, algunas incomprensibles, otras muy evidentes. Y eso es lo apasionante del juego, en el que somos la paciencia y el desespero. ¿Si vale la pena? Claro, cada una de estas letras y los recuerdos valen su recorrido en oro, diamantes, esmeraldas y chocolates de chispitas. Valen tanto como marshmelows con sabor a fresa. Después de casi dos años de ese primer cruce de miradas, en una tarde de sábado, frente a un libro, un tigre, una casa, una calle llena de árboles, una adivinanza tonta, todo vale la pena. A casi dos años, de ese momento tan frágil en el destino, movido por fuerzas universales desconocidas y muy fuertes, creo que vale la pena. Porque no cambiaría ninguna pieza en ese tablero llamado destino por mejorar o empeorar las cosas. Porque el amor profesado fue universalmente verdadero y muy sólido. Porque a casi dos años de conocer la habilidad de hacer reír el mundo, de rozar los dedos del universo, de caminar y esperar la lluvia de sonidos y gestos, de saber que la vida puede tener ese color rosa hermoso, que solo ella le puede poner, entendemos que cada lágrima, cada silencio, cada suspiro robado, cada pregunta sin responder realmente ha valido la pena. En estas fechas, cuando las rosas en los libros, los viajes a ciudades perdidas, los videos secretos, besos no cumplidos, abrazos fraccionados, deseos a plazos y recuerdos en poemas compartidos, una paz invade lentamente nuestra ausencia. Y claro, A.M está ausente. Ese motor de vida, que tanto me ha hecho caminar en la vida, no es más que ese dulce, tierno y profundo recuerdo desde hace tiempo. En estas fechas, no me siento triste,  porque toda la vida que ella dejó de este lado del universo me alcanza para muchas navidades, años nuevos y cumpleaños, como ese gran regalo que nunca supo que dejó, como ese suéter olvidado en la banca de la iglesia. Y me llena la casa de suspiros, donde soy dueño de ese silencio consensuado. A.M, tiene ese gran destino, aparte de mí, pero a pesar de eso, de que sabemos que el destino es retorcido siento una gran felicidad por ella. Siento, que una parte de mí se ha quedado en su memoria y una gran parte de ella es parte de mi poesía. A todo ello, amigos, confidentes y lectores, a forma de agradecimiento, en esta noche/buena, este pre-texto es para ella…”

Ángel Elías

Comentarios

Coco Femme dijo…
Ese pre/texto es envidiable... conozco a la musa de tus letras? Bien hecho, que este sea un gran año y expandete en sentido diverso!
Angel Elías dijo…
Co-cooL: gracias por la visita... no creo que la conozcas, aunque este mundo es tan pequeño que asusta. Puede que quepa una remota posiblidad. Pre-texto para envidiar je...

un gran año pra ti, también
Anónimo dijo…
Hola Angelito,quiero comentarte que yo siempre visito tu blog desde que Gel me dio el link, y honestamente cada vez que lo leo, ay escribes bien bonito, en serio... como te dije no se que mas decir este ay en serio casi lloro, jejejeje (drmatika q es uno) felicitaciones, escribes muy bonito :)
Angel Elías dijo…
En todo caso, las visitas y los comentario siempre caen bien... llore mija, llore, que de lágrimas se hacen los rios,,, los caminos? y las limonadas... Espero vert por aca más seguido..

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín