Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2011

Libros y sonrisas

Ella tenía claro lo que deseaba. Estar con él. Javier le compartía libros en las paradas de los buses y durante el almuerzo cuando se encontraban.
Rebeca vendía galletas en un puesto informal en la calzada más bulliciosa de esa ciudad. Javier cuidaba carros de lunes a lunes. Descansaba los días que estaba enfermo. Ambos se querían, con ese cariño que solamente nace en las ciudades llenas de adversidades. 
Compartían sueños, galletas, almuerzos y libros.
A ambos les daba tiempo para leer, entre las ocupaciones diarias, entre los traileros y los asaltos. Imaginaban cosas que no existían. Dibujaban historias llenas de color, que luego dibujan en el asfalto del puesto que cuidaban.
Rebeca llego a terminar la primaria, gustaba de los cuentos e inventaba historias que terminaba con sonrisa. Javier era bachiller, ¿Qué hace un bachiller cuidando carros? ¿Qué hace un genocida gobernando un país? En países tropicales las cosas no tienen explicación.
Su amor surge por compartir espacios de la call…

Mundo políticamenteincreible

De todos los mundos posibles este es el mejor, dijo Cándido. Madre, el respondí, que estamos pagando para que nos suceda esto.
La contienda electoral en este país es un completo circo. Inundado de payasos, trapecistas y malabaristas. A la larga somos consecuencia de nuestras malas decisiones. Tenemos los gobernantes que merecemos y no los queremos. Creemos fielmente que las cosas cambiarán cuando nunca lo han hecho. Esta contienda electoral es un circo donde el mejor domador de fieras tendrá la oportunidad de vender la carpa y dejarnos, como siempre, desamparados.
********* Un candidato a alcalde de mi pueblo dice: atacaremos la lujuria en la municipalidad. Esa lujuria que hace que se compren lujos y carros caros.
********* El mismo candidato dice: nosotros no mentimos, decimos que no cumpliremos nuestras promesas. Solo cumpliremos un… 40 por ciento.
********** Otro candidato menciona: No me vaya a preguntar por corrupción, puede que sí sepa la respuesta.
********* Otro candidato: Apoyarem…

Textos Zip XXIII

La culpa de que a Andre le gustara el fut, fue del papá. Todos los domingos eran de estadio, de chéveres a la salida, no pidió muñecas sino una pelota. Con sus primos colocaba mochilas en las esquinas de la calle que las hacía de portería y regresaba a casa con las rodillas peladas. Con los años se enamoró de Gianluca Pagliuca, no se perdió de un solo partido hasta su retiro. Aprendió italiano para pronunciar bien su nombre, cuando estuvo en Italia trajo un retrato que compró en Roma. Me habla de deporte con una pasión que me impresiona, que si vi el partido, que si noté la jugada. Simplemente le digo que sí, que no había visto nada mejor y que es insuperable. Unos momentos se queda silenciosa, luego dice que no le mienta. Que sabe que no me gusta el fut, pero se entretiene viendo cómo intento comprenderla. Hace calor y el partido de la tele ha empezado.
************** Ma. René, me dijo, la soledad es buena acompañante, pero mala consejera. A lo mejor, le respondo. La noche transcurre e…