¡Vientos!


Los vientos soplan del norte, simplemente me hacen pensar en ti. ¿Existe alguna relación entre esto y mi sensación? No, es nada especial, simplemente (así como fueron todos nuestros actos) el viento me hace pensar en ti. En lo que harás, en lo que pensarás, qué te hará reír. Supongo que ríes mucho, a carcajadas, creo que esa calidez me hace falta.

El frío, creo, me hace sentir más tu ausencia.
En la lejanía siempre hay algo que me retorna a tu recuerdo. Y hay muchas cosas que me acorralan para pensar ingenuamente en el todo.

Vientos corren
 Ellos, los corceles blancos y transparentes que llevan en sus hombros escalofríos. Llegan al corazón y tu espacio por momentos parece no estar tan vacío.

Retazos hechos de cristal
Me he desayunado tu recuerdo. Creo que no quedaba más en la alacena. Era casi lo último que me quedaba. Lo comí con un poco de cereal, galletas y la taza que ganamos en la feria.

Sigue el frío
No estuvimos ningún noviembre juntos. Por falta de presupuesto dentro del corazón, no nos alcanzaba para tanto tiempo. Buscábamos en esas fechas fondos para oxigenarnos, este año no es distinto.

Lo que no sabes
Es que he tratado de evitar el destino, que cada vez me saca una sonrisa. Estoy más cerca de lo que quisieras, por eso me agazapo y callo. Salgo del salón a media función, como si nada estuviera pasando.

Extrañar
A veces pienso que no debería, otras veces me dicen ¿Y lo hacés todavía?

Respuesta
Ahhhhhh pues, solo cuando hace frío, o calor, o llueve, o está nublado, o anochece, ¿eh? No es tan frecuente como verás.

Noviembre solo lo vimos en el televisor, tú en tu sala y yo, en la distancia. 

Noviembre
¿Por qué no aprovechamos los noviembres?

Ángel Elías

Comentarios

Entradas populares