Un gobierno que se merece el país


Foto Prensa Libre
El gobierno actual deja de manera evidente su inutilidad entorno a sus políticas públicas y de manejo ante la crisis. Pareciera que está manejado por un grupo de desestabilizadores sociales. Su peor enemigo está dentro de sus consejeros para las crisis.

El reciente incidente que deja varios fallecidos y heridos en el occidente del país, donde predomina la población indígena demuestra el grado de racismo del gobierno central. Justamente cuando la población local comienza a exigir sus derechos los actos contra la vida comienzan a surgir. Es claro que el gobierno no sabe, ni quiere aprender, que sus actos tienen consecuencias dentro de la percepción pública nacional.

En las redes sociales muchos expresaron su repudio ante este acto en contra de todos los derechos de las personas. La población indígena ha sido marginada durante tantos años que no encuentran otra forma de expresar su inconformidad. No son tomados en cuenta para la reforma educativa, para el problema del agua, el problema agrario, la carestía de la vida y el alza en la energía eléctrica. ¿Entonces como quieren que no manifiesten bloqueando carreteras si el mismo gobierno no deja puertas abiertas dentro del diálogo? El bloqueo de carreteras solo es consecuencia de un gobierno incapaz de lograr consensos con su población que, evidentemente, no le interesa. ¿Dónde creen que se encuentra la mayor tasa de desempleo, falta de cobertura médica, educacional, infraestructura? En el área atacada, la rural, indígena.

Y en realidad duele ver cómo la gente es atacada, golpeada, humillada y asesinada por el ejército nacional cuando expresa su inconformidad. Ese es el mensaje que quiere que nos traguemos todos, el gobierno no te protege, te destroza.

Y es que el racismo no superado en países como este, se hace más evidente. Es un lastre muy difícil de evadir. Todas las políticas públicas de este gobierno están enfocadas a minimizar e invisibilidad a la población que durante siglos ha sido la marginada. ¿Cómo es posible que dentro del pensum de magisterio propuesto para el bachillerato por este gobierno carezcan de materias relacionadas con la cosmovisión maya? Eso demuestra que la población maya solo es un icono turístico para la Ministra Del Águila que conforma este gobierno retrógrado.

Por otro lado mucha gente ve con beneplácito estas acciones, expresan sus opiniones como: “Se lo merecía esa gente”, “felicitamos al gobierno por demostrar su valentía” o “Dejen trabajar a la gente productiva”. Estas expresiones claras de racismo y discriminación dan miedo. Porque demuestra que existe una buena parte de la población y que seguramente toma decisiones parcializadas  basadas en estereotipos culturales racistas.

Los indígenas se ven mejor en la postal, llevando carga, haciendo tortillas o permaneciendo en el silencio, pero cuando exigen, cuando se levantan, cuando hacen escuchar su voz, allí son unos terroristas, unos enemigos de la nación. Ese es el chapín, el doble cara, el que se fascina con ir a Panajachel a comprar una pulsera indígena, pero se pone furioso cuando estos mismos guatemaltecos, los indígenas piden ser escuchados. Todo porque creen que deben seguir siendo los silenciosos históricos.

A ellos le agregamos los mensajes que el Canciller Harold Caballeros lanza desde su plataforma social llamando burros y pendejos a quienes se atreven a cuestionar sus declaraciones donde minimizó las muertes ocurridas, reduciéndolos a una cantidad, casi insignificante.  Si el es el encargado de las relaciones diplomáticas, pueden imaginarse qué se habla sobre dentro de los corredores del palacio nacional.

El país tiene el gobierno que se merece, que representa con exactitud los intereses de quienes lo eligieron. Si usted votó, por este gobierno represor, egoísta, racista, intransigente, de derecha extrema, sin capacidad para el diálogo, oligarca fecal (como lo dijo Cardoza y Aragón) sepa que probablemente muy en el fondo, o no tanto, usted  tiene o simpatiza con alguna de esas características.

Ángel Elías

Comentarios

Entradas populares