Ir al contenido principal

Un gobierno que se merece el país


Foto Prensa Libre
El gobierno actual deja de manera evidente su inutilidad entorno a sus políticas públicas y de manejo ante la crisis. Pareciera que está manejado por un grupo de desestabilizadores sociales. Su peor enemigo está dentro de sus consejeros para las crisis.

El reciente incidente que deja varios fallecidos y heridos en el occidente del país, donde predomina la población indígena demuestra el grado de racismo del gobierno central. Justamente cuando la población local comienza a exigir sus derechos los actos contra la vida comienzan a surgir. Es claro que el gobierno no sabe, ni quiere aprender, que sus actos tienen consecuencias dentro de la percepción pública nacional.

En las redes sociales muchos expresaron su repudio ante este acto en contra de todos los derechos de las personas. La población indígena ha sido marginada durante tantos años que no encuentran otra forma de expresar su inconformidad. No son tomados en cuenta para la reforma educativa, para el problema del agua, el problema agrario, la carestía de la vida y el alza en la energía eléctrica. ¿Entonces como quieren que no manifiesten bloqueando carreteras si el mismo gobierno no deja puertas abiertas dentro del diálogo? El bloqueo de carreteras solo es consecuencia de un gobierno incapaz de lograr consensos con su población que, evidentemente, no le interesa. ¿Dónde creen que se encuentra la mayor tasa de desempleo, falta de cobertura médica, educacional, infraestructura? En el área atacada, la rural, indígena.

Y en realidad duele ver cómo la gente es atacada, golpeada, humillada y asesinada por el ejército nacional cuando expresa su inconformidad. Ese es el mensaje que quiere que nos traguemos todos, el gobierno no te protege, te destroza.

Y es que el racismo no superado en países como este, se hace más evidente. Es un lastre muy difícil de evadir. Todas las políticas públicas de este gobierno están enfocadas a minimizar e invisibilidad a la población que durante siglos ha sido la marginada. ¿Cómo es posible que dentro del pensum de magisterio propuesto para el bachillerato por este gobierno carezcan de materias relacionadas con la cosmovisión maya? Eso demuestra que la población maya solo es un icono turístico para la Ministra Del Águila que conforma este gobierno retrógrado.

Por otro lado mucha gente ve con beneplácito estas acciones, expresan sus opiniones como: “Se lo merecía esa gente”, “felicitamos al gobierno por demostrar su valentía” o “Dejen trabajar a la gente productiva”. Estas expresiones claras de racismo y discriminación dan miedo. Porque demuestra que existe una buena parte de la población y que seguramente toma decisiones parcializadas  basadas en estereotipos culturales racistas.

Los indígenas se ven mejor en la postal, llevando carga, haciendo tortillas o permaneciendo en el silencio, pero cuando exigen, cuando se levantan, cuando hacen escuchar su voz, allí son unos terroristas, unos enemigos de la nación. Ese es el chapín, el doble cara, el que se fascina con ir a Panajachel a comprar una pulsera indígena, pero se pone furioso cuando estos mismos guatemaltecos, los indígenas piden ser escuchados. Todo porque creen que deben seguir siendo los silenciosos históricos.

A ellos le agregamos los mensajes que el Canciller Harold Caballeros lanza desde su plataforma social llamando burros y pendejos a quienes se atreven a cuestionar sus declaraciones donde minimizó las muertes ocurridas, reduciéndolos a una cantidad, casi insignificante.  Si el es el encargado de las relaciones diplomáticas, pueden imaginarse qué se habla sobre dentro de los corredores del palacio nacional.

El país tiene el gobierno que se merece, que representa con exactitud los intereses de quienes lo eligieron. Si usted votó, por este gobierno represor, egoísta, racista, intransigente, de derecha extrema, sin capacidad para el diálogo, oligarca fecal (como lo dijo Cardoza y Aragón) sepa que probablemente muy en el fondo, o no tanto, usted  tiene o simpatiza con alguna de esas características.

Ángel Elías

Comentarios

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín