Miss Tikal

Templo II, de Tikal 
¿Por qué ofendió tanto al chapín que Miss México desfilara cuando transmitían una imagen de Tikal en Miss Universo? Para responder esta pregunta hay que tener claro que el chapín promedio tiene una animadversión insana e ilógica en contra de México. Sin embargo, México ejerce una presencia mediática tan grande en Guatemala que es casi imposible separar a ambos países.

El motivo de este debate no se centrará si era o no era Tikal o si México estuvo involucrado con este desatino, que más creo que fue de la organización que del equipo de Miss México. Pretendo establecer y entender cómo un país con tan baja autoestima puede ofenderse con algo tan trivial.

Comentarios tan sonados como “nos lo quieren robar”, “es de Guate no de México” y otras expresiones que no valen la pena mencionar, hicieron de este tema un embrollo, en el cual, solo Guatemala hizo eco. En México, la organización del evento simplemente se limitó a decir que las imágenes fueron hechas por la organización de Miss Universo, y claro Miss Universo se limitó a decir, nada.

Claro, ciudadanos ofendidos por México salieron a la defensa de la patria en las redes sociales cuando ni siquiera se tomaron la molestia de saber cuál era el templo que estaba en el video. Sí, era el templo II.

Tan mancillada esta la autoestima del chapín que algo tan poco significativo, como un error de producción haya generado un acalorado debate nacionalista de “me pertenece”. Como aquella pareja celosa que después de meses de indiferencia le entran las ganas de reclamar lo suyo.

Guatemala tiene un pasado de pérdidas de territorio, identidad e historia, eso podría explicar el comportamiento, pero no el reclamo. Al final de cuentas hay que entender que la identidad y la nacionalidad no se centra en reclamar lo que nos pertenece sino conocerlo.

Si regresamos en el tiempo, tanto México como Guatemala estuvieron unidos por cultura e identidad mesoamericana, cosa que todavía existe, desde las prácticas ancestrales hasta la gastronomía. Y por si eso fuera poco, las pirámides de Tikal fueron impulsadas por gobernantes teotihuacanos, sí mi estimado lector, de habitantes de lo que ahora conocemos como México.

La batalla es ridícula en contra de México, porque compartimos más cosas que las que nos separan.


El traje de fantasía, que usó Miss Guatemala que estaba inspirado en el quetzal y tenía como escudo una imagen que se asemeja al calendario azteca. Cosas se ven amigos, cosas se ven.

Comentarios

Entradas populares