El comediante que no sabe cómo terminará el chiste

Foto: Prensa Libre
Como un chiste sin gracia, en un show muy caro terminará la administración de Jimmy Morales y tarde o temprano entregará el gobierno como un presidente desgastado y con ganas de huir del país.

La burbuja en la que vive el presidente le hace pensar que las fuerzas oscuras lo protegieron de un antejuicio y de una posible renuncia, pero no es así. Lo que no alcanza a entender es que el Congreso se cubrió a sí mismo por las diferentes órdenes de antejuicio que tienen y de paso recibir un cheque en blanco para que dispongan del ejecutivo cuando quieran. Jimmy es un presidente lleno de miedos y fantasmas que lo inclinan hacia la cárcel y toma decisiones basado en su escaso y nulo conocimiento de la realidad. Jimmy resultó un corrupto cualquiera que recibe del ejército Q50 mil al mes sin preguntar por qué lo hacen, esto porque en su cabeza la corrupción es normal.

Era de suponer que el Congreso iba a proteger a Jimmy a cambio de inmunidad parlamentaria. Ahora lo defienden personajes oscuros como Arzú, la Defensa Nacional y el Nuncio Apostólico que parece se enfrascan en una pelea sin cuartel para defender lo indefendible, que la corrupción está ahogando a este gobierno.

Jimmy es un monigote que no sabe a los problemas que se mete por la tamaña ignorancia que padece, pero qué se puede esperar de un comediante que piensa que los guatemaltecos solo pueden vender “manzana güena”. Jimmy está dejando muchas pitas sueltas y los grupos corruptos de Guatemala las están amarrando porque si cae el gobierno, caen ellos después. Lo que ambos no quieren entender, es que uno de los dos bandos se va a cansar de este juego y uno de los arranques del Congreso dejará a la deriva a Jimmy cuando ya no le sea útil, o en otro caso Jimmy se canse y decida renunciar dejando sin quien manipular a los diputados.

Guatemala está en un escenario muy interesante, por un lado la necesidad de que Jimmy renuncie como presidente y es que no queda otra opción ante tanto descalabro innecesario en su administración, se ha comprobado que es ineficiente e inepto para ese puesto y por otro la falta de opciones que suplan la carencia de Jimmy, claro, cubrir esa carencia suena fácil, pero del dicho al hecho hay buen trecho todavía.

Por lo menos, este tipo de crisis desvela la verdadera cara de los diputados guatemaltecos que sienten ese respirar de la justicia en el cuello y haría cualquier cosa para no terminar en la cárcel, como seguro muchos merecen. Esa es la herencia del Partido Patriota, de la Une, de la Gana, del FRG y del PAN. Esa es la herencia que cada cuatro años pasa facturas muy caras y que como guinda al pastel ha dejado a Jimmy Morales en la presidencia de un país que no ríe de sus malas decisiones.  

Jimmy no soportará mucho tiempo a este ritmo y sus incompetencias ni sus allegados las podrán resolver siempre. Es cuestión de tiempo para que su gobierno se termine de desmoronar y seguro la misma gente que aparentemente lo está apoyando solo está ganando tiempo para armar un paquete de transición digno de un país bananero.


La elección del fiscal o la fiscal del MP en el próximo año será clave para para este gobierno, a lo mejor en eso se esperanzan para mantener tanto descalabre. ¿Llegarán? Esperamos que no, porque una mala elección de fiscal puede regresar en mucho los avances tenidos en contra de la corrupción. Es la única explicación que queda para entender por qué mantienen a un tipo como Jimmy en la presidencia.  

Ángel Elías

Comentarios

Entradas populares