Ir al contenido principal

Pérdidas Intelectuales

A la Memoria de Lic. Juan Carlos Fernández García
La sociedad guatemalteca se pasa de salvaje. En un estado corrompido como el nuestro, con un estado de derecho decadente y la impunidad pululando por las calles, no es de extrañar que en algún momento quisiéramos salir corriendo para escapar.

En la semana que está pasando uno de los mejores catedráticos de la universidad San Carlos de Guatemala fue brutalmente acribillado por desconocidos. Realmente es lamentable que ese tipo de hechos se den todavía en sociedades que se dicen civilizadas, aunque cada vez pienso que no lo somos.

Uno de los mejores elementos en materia de comunicación e historia fue muerto en la prestigiosa zona 9 capitalina. Cuando éste se dirigía al aeropuerto donde culminaría su doctorado. ¿Es que en este país el salir de la ignorancia puede ser considerado un crimen, lo suficientemente grave como para merecer la muerte?
La universidad San Carlos de Guatemala salió perdiendo y la nueva generación de estudiantes no se beneficiarán de la gran capacidad intelectual de tan ilustre catedrático. En lo personal me considero afortunado. Primero por haberlo conocido y segundo por haber compartido cátedra con él. Nadie como Juan Carlos Fernández, Barbuchín, como le decíamos cariñosamente, podrá llenar el vacío que deje en las mentes de sus estudiantes. Y mucho más en la sed de conocimiento que el saciaba gustosamente.

Talvez una de las pérdidas que duelen más en este país, es la muerte de intelectuales, de esas mentes brillantes que no se repiten tan fácilmente. Y que de alguna manera no dejan de seguir enseñando con su ejemplo y su legado. Lo que más aprendí de Juan Carlos, fue su respeto por la cátedra y su responsabilidad. Además de su sencillez y habilidad para sintetizar su inteligencia. Un catedrático que se ganaba a pulso, desde el primer momento, el respeto de los estudiantes.

Juan Carlos, era más allá de un catedrático, era un amigo. Que trataba de explicar la sociedad a sus estudiantes, pero ahora esa misma sociedad le quita la vida, de la peor manera. En su funeral, sentí la pérdida irreparable de su ser. Pero sé que ha dejado huella, una huella profunda e imborrable dentro de cada uno de nosotros.

Sólo queda honrar su memoria con las importantes enseñanzas que dejó. Y seguir su ejemplo como bastión guía en la vida. Que descanse en paz nuestro amigo y catedrático: Juan Carlos Fernández García.

Ángel Elías.

Comentarios

Pirata Cojo dijo…
Segunda vez que veo el mismo tema, te dejo mi solidaridad, es lo único que te puedo ofrecer.
Vuelvo a leer tu blog Angelito. Estoy de acuerdo con lo que dices del lic. barbuchín. Él fue alguien quien dejo una huella inborrable para cada uno. Ya que docentes como él cuesta encontrar. Y tu sabes bien de lo que te hablo...
Angel Elías dijo…
graicas por la visita y la solidaridad. Espero no tener que repetir un tema asi

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …