Si seguimos con la misma educación esta discusión será eterna


Foto: Prensa Libre.com
Aún quedan muchas dudas entorno a la educación en Guatemala. Los normalistas estas últimas semanas dieron una muestra de la debilidad institucional dentro de la enseñanza guatemalteca. El gobierno pretende agregar dos años a la carrera magisterial argumentando que así mejorará la calidad educativa. Aunque las intensiones pueden parecer buenas, no hay que dejarse llevar por el primer bocado. Quedan muchas dudas sin disipar antes de implementar tal norma. ¿En realidad mejorará la calidad educativa con más años?

Durante algunos años trabajé en la docencia y al ver el estado, no solo curricular, sino de contenido en las materias,  dan ganas de llorar. Creo el problema no radica en los años, sino se encuentra en la falta de capacitación dentro de los docentes guatemaltecos. Evidentemente quienes estudian magisterio deben salir preparados, pero ¿los maestros de estos futuros docentes están preparados? Dentro de la educación campea la mediocridad. La enseñanza es realmente mala, por lo cual considero que las peticiones de los estudiantes son válidas. Calidad, no cantidad. Y es que ampliar esa educación mediocre obtenida a cinco años no será de mucha ayuda.

Sobre los bloqueos de los estudiantes al tráfico es muy evidente que este pueblo no puede expresarse de otra forma, no han logrado llamar la atención de otra manera. ¿Quiénes están involucrados en este problema? Jóvenes con escasas posibilidades de sobresalir y que vienen de familias pobres que la única forma que tienen de expresarse y de ser escuchados es de manera violenta.

A la larga los problemas educativos de Guatemala no se logran solucionar con parches cortoplacistas. Lo que de debería promover es el pensamiento crítico, el ejemplo de diálogo, la formación humanística. Pero lo que se pretende es formar robots acoplados al sistema, sin juicio alguno y que repiten de manera sistemática patrones de conducta globalizantes.

¿Por qué a los jóvenes se les dificulta el diálogo y no pueden armar un proyecto para satisfacer sus necesidades? Simple, por que el sistema educativo nunca promovió eso dentro de sus escuelas. Evidentemente urge ese cambio curricular, pero ¿esta propuesta es la mejor? ¿Se consiguen mejores maestros implementando tecnología o concientizando sobre los problemas sociales? ¿Más libros o más computadoras?

Dudo de la propuesta de la ministra Del Águila. Teniendo en cuenta que vienen de la época de Aceña quien promovió un currículo nacional base para el magisterio donde quitaron clases como literatura o historia de Guatemala y colocaron clases como productividad y desarrollo. El actual currículo adolece de sensibilidad frente a la realidad guatemalteca.

Las preguntas que quedan en el tintero. ¿Qué garantiza a los maestros que recibirán un mejor salario luego de 5 años de estudio? ¿Los maestros están capacitados para impartir clases en el nuevo milenio? ¿Los estudiantes saldrán realmente capacitados para impartir clases de calidad en las clases del futuro? ¿Hay maestros para las clases del presente o todos son maestros del ayer?

Muchas incógnitas que se despejarán con el pasar de los años, y si dentro de unos años tenemos niños que no pueden escribir sin faltas de ortografía y tengan que usar el corrector del computador, ya sabremos dónde fallamos.

Ángel Elías

Comentarios

Entradas populares