Ir al contenido principal

Lucha educativa


La irresponsabilidad de las autoridades guatemaltecas provocó que los estudiantes de magisterio se volcaran a las calles a generar violencia. Y es que las cosas en este país, el gobierno lo resuelve con imponencia. Se pretende solucionar la educación llenando los corazones de la población con rabia contra los estudiantes. Al final la falta de capacidad de negociación del gobierno central desató ese germen que tiene la juventud guatemalteca sumergida en la incomprensión y frustración de los sin voz.

Mucho se habla de la educación guatemalteca, y todos conocemos sus carencias. ¿Acaso las reacciones de los estudiantes son espontáneas? La verdadera reforma educativa tiene que ir más allá. Se debe centrar en la profesionalización  del magisterio, de quienes enseñan para que los que aprenden logren superar esa barrera de subdesarrollo que nos mantiene sumergidos en la época medieval.

Sin embargo, parece que este gobierno no ha entendido que la imposición no logra su cometido, que la violencia genera este tipo de reacciones dentro de la población. La ministra del Águila al final de cuentas deja en evidencia su poca capacidad para negociar y lograr consensuar, aunque pareciera que este gobierno no pretende consensuar ninguna de sus propuestas.

Este movimiento estudiantil es consecuencia de años de represión, malformación y degenere de una sociedad post guerra. Sus actos rayan en la desesperación, pero qué se puede esperar de la formación de estudiantes con maestros mediocres, que aún enseñan la historia criolla en este país.

La violencia explota cuando no les queda otra alternativa, es un medio de escape de los estudiantes frente a un gobierno con poco coraje para negociar y responsabilidad necesaria con los jóvenes.

Los actos vandálicos no son aceptables, pero menos aceptable es que el gobierno, que es quien al final debió apagar los ánimos, no pudo hacerlo. Ahora la población pide cárcel y castigo. Cuando quienes deber estar pensando su renuncia, son los malos negociadores.

En Guatemala se culpa a los sin voz, a quienes en su derecho quisieron hablar sobre el tema. Los jóvenes que ahora hacen revueltas, son los inconformes por no ser escuchados, por ser los subestimados. Dura prueba de necedad este gobierno. Donde encontramos ese autoritarismo que muchos  pensamos sucedería.

Al final pierde Guatemala, en una lucha vilipendiada donde los jóvenes puede que queden nuevamente en el olvido, como mano de obra barata y poco pensante, porque parece que para estar en desacuerdo en este país, no se negocia, se sale a la calle a quemar llantas, solo así se es escuchado. Triste, pero real.

En este país parece que las bombas pueden más que las palabras.

Ángel Elías

Comentarios

Koan Resuelto dijo…
A tu proposición: En este país parece que las bombas pueden más que las palabras.

Yo le quitaría las palabra 'parece que'.
Angel Elías dijo…
A este país poco a poco se le quita, pero la dignidad

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …