Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona abandona una entrevista en CNN (Foto: Publinews)

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.

Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).

Arjona simplemente no se contuvo y le dijo que, en resumen, así mejor no había entrevista.

No lo sé, Arjona ha de cargar con el estigma de ser el chapín que canta, le fue bien y que a pesar de, ellos muchos de sus compatriotas lo detestan, no sé si por ser chapín o por ser malo o por ser bueno, aunque puede ser todo junto.

No es un secreto que Arjona levanta tantas pasiones a favor y en contra; y se puso a la defensiva al igual que cualquier otro chapín cuando se le cuestiona sobre las cosas en las que cree fervientemente. Al chapín pareciera que le cuesta escuchar otro discurso que no sea el suyo y se toma personal las opiniones, fundamentadas o no, de gente completamente desconocida.

Este tipo de reacciones se ve cotidianamente en redes sociales o en conversaciones coloquiales. ¿Quién puede cuestionar que el pescadito Ruiz es el mejor jugador de todos los tiempos en Guatemala? ¿Quién puede decir que los cremas no son hexacampeones? ¿Quién puede decir que Arjona no tiene talento? ¿Quién puede decir que los cucuruchos no tienen derecho a mover un automóvil en la calle en el nombre de dios? ¿Qué el Real Madrid o el Barcelona son equipos favorecidos en los arbitrajes? Los temas sensibles rozan por términos y claro, mucha cola pisada.

Y es que tantos años de opresión en el país ha hecho de esta población un cúmulo de frustraciones y bilis contenida que basta un pequeño estímulo para que salga y muchas veces ofrece resultados como el que tuvo Arjona. En otros casos hasta ofrecer golpes.

Ciertamente, el chapín necesita mucha terapia que fortalecer su identidad y su autoestima, para que comentarios absurdos como el del periodista de CNN provoquen únicamente una sorna sonrisa. 




Ángel Elías 

Comentarios

Entradas populares