Ir al contenido principal

Ultimo de marzo

Enamoraos los unos a los otros
Aunque sea un poco difícil de creer en los últimos dos meses me he enamorado cinco veces. ¿Imposible? Desde mi punto de vista, no. En las recientes semanas he conocido a mujeres maravillosas que ciertamente no es difícil quedarse ilusionado con ellas. Por ello estos meses se han pasado rápido y sin contratiempos, teniendo en cuenta que me la he pasado medio idiotizado, entre chica y chica. El enamoramiento es un sinfín de ilusiones propias que al enfocarse o materializarse en una persona surge algo a lo que osamos por denominar como amor. Entonces en los últimos meses me he ilusionado con varias mujeres. No creo que esto tenga algo de malo, al contrario, me ha servido para ver correr los meses con mayor fluidez y sin preocupaciones, más allá de las que me puedan dar estas chicas. Esto viene a acotación porque quienes me conocen y me han visto con ellas, me preguntan si tenemos algo formal. Pero ¿Debemos tener algo formal? ¿Es necesario que una pareja que no es pareja tenga algo “formal” en esta sociedad? Es claro que en esta sociedad, por alguna extraña razón se etiqueta a todo lo que se ve. Si ven a personas (independientemente del sexo) tomadas de la mano, aducen que son novios.
Pero el enamoramiento es un estado emotivo pasajero, ese estado donde el tiempo es solo un suspiro. Y donde el espacio se reduce a una persona.
Esa temporalidad a la que llamamos enamoramiento, no es más que las ilusiones puestas en un solo lugar y tiempo. Las que enfocamos en una persona.
¿En realidad amamos o sólo buscamos el enamoramiento como excusa para querernos?
Es claro, que el querer es una forma muy discreta de amarnos. Ya que eso de amar sin interés, y exclusivamente a esa persona, es un cuento para dormir bebés.
Queremos a la persona, pero no la queremos a ella, exactamente. Sino queremos la imagen de nosotros que se refleja en ella. Porque no hace sentir distintos, especiales y talvez hasta vivos.
No amamos a la persona en sí, amamos nuestro reflejo en ella. Esto elevará más de alguna crítica, pero no me gusta idealizar un sentimiento que de por sí es idealista.
Me he enamorado en cinco ocasiones en menos de dos meses. Y me he desenamorado cuatro veces, en cuatro meses.
Si en realidad me he enamorado, pues, sí lo he hecho. Lo reconozco por ese estado cataléptico en el que se entra. Donde todo lo que hace la pareja es perfecto. Donde una contradicción de la perfección de ella, es una contradicción del mundo.
Luego, vienen los pies sobre la tierra. Acto valeroso, que pocos alcanzan. Se dan cuenta que sus parejas, son humanos. Que pueden errar, que la idealización de este ser era sólo una pantalla.
Allí parte el verdadero amor. En la aceptación del mundo tal cual es. Sin pintura rosa o armadura brillante. Entonces, logramos enfocarnos en la mortalidad a la que estamos sometidos. Porque somos seres humanos, con errores de programación y de fábrica. Y dejamos los castillos y las princesas en los cuentos duerme chicos.
Pero muchos, no logran llegar hasta aquí. Porque siguen amando esa imagen distorsionada de su ego, en el cuerpo de otra persona. Tratando de mantener ese ideal, excusándolo con el amor.
Para todo esto, se ven perfectos, y por tanto, sus parejas también. Viviendo falsamente felices en ese caos al que llaman jardín de las delicias.
Me he enamorado cinco veces, y he aterrizado en tierra cuatro veces ya. Cada vez que se cae, la próxima es menos dolorosa. Y se toma tanta práctica, que se hace hasta de forma acrobática.
Angel Elías

Comentarios

Ruth Vaides dijo…
HOLA, MAESTRO DEL OLVIDO!!!
TA' BUENO, ASÍ SOMOS. PERO AÚN NO TE LO PERDONO.
ASÍ QUE, ¿QUERIAS CRÍTICA, NO?
PUES, SI, NO TE CREO NADA, Y QUE!!!
BUENO, ESO FUÉ PARA DESAHOGAR MI IRA INTERIOR HACIA LOS OLVIDADIZOS.
CHAU. CHAU. HASTA LA OTRA.
Anónimo dijo…
Angelito: Insisto en que hablas muchos de mujeres. Pero es bueno Gamp*

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…