Ir al contenido principal

Ipala, un tributo natural al cielo


Ubicado a más de 200 kilómetros de la capital de Guatemala. Encontramos uno de los lugares, que según las leyendas locales, guarda un misterio entre sus entrañas. Claro, que la leyenda de alguna manera se alimenta de verdades. Las historias cuentan que ese lugar era habitado por cangrejos que oro. Que las personas ambiciosas al verlos los proseguían hasta adentrarse en el lugar, donde morían ahogados.


En el municipio de Ipala en el departamento de Chiquimula, se encuentra una de las maravillas del oriente del país guatemalteco. Ubicado a una altura de 1800 metros sobre el nivel del mar se encuentra una laguna, que no tendría nada de maravilloso, si no se ubicara en el cráter de un volcán. Formado hace cientos de miles de años por una explosión volcánica, se creó el lugar ideal para que, a través de los años, se formara una laguna, gracias a la solidificación de la lava y la ampliación cráter.

El agua, según los guardarecursos del lugar, es producto de la acumulación pluvial. Que por miles de años se ha depositado, formando una laguna de casi 2 kilómetros de diámetro. En opinión de algunos pobladores el agua tiene su nacimiento en las profundidades de la laguna.
El nivel del agua es estable. Con una profundidad máxima de 25 mts. Su variación sube o baja uno o dos metros, si es invierno o verano. Hace algunos años el agua era extraída para abastecer poblaciones cercanas. En la actualidad ya son pocas las poblaciones que hacen uso de sus aguas. Ya que fue protegida por el Institutito Nacional de Bosques (INAB), declarándola área protegida.
Al comenzar el ascenso al volcán se puede apreciar un bosque seco y una que otra iguana. Por una vereda polvosa y de mucha piedra suelta se comienza a apreciar las grandes planicies del oriente del país, pareciera que se extendieran desde nuestros pies hasta unirse con las nubes en el horizonte. El ascenso a un paso constante es corto. En una hora uno puede encontrarse, después de hallarse en un bosque seco, en uno de coníferas alimentados por la laguna. Todo albergado en lo que alguna vez fue el cráter activo de un volcán.


El ingreso para visitantes es de Q.5, ya adentro existe una serie de servicios para los visitantes, como baños, churrasqueras y lugares para acampar.


La Magia de Ipala.

Ciertamente tratar de explicar este fenómeno natural es un poco difícil para el visitante primerizo. Pero con forme uno se acomoda en sus orillas, se puede tejer la teoría que uno desee. El balanceo de los cipreses en sus orillas y el sonido de las aves surcando sus cielos, entrega al visitante un espectáculo único y relajante. Algunas personas aprovechan para sumergirse en sus refrescantes aguas para alivianar el cansancio causado por el ascenso.


En los cielos de la laguna es común ver gavilanes, patos, y otras aves. Además habitan en sus aguas 15 tipos de peces. En sus bosques se pueden encontrar armadillos, gatos de monte, venados entre otras especies dignas de observarse.

Acercarse a tocar la naturaleza es el contacto con la fuerza interior. El acercarse a Ipala es recordar que la naturaleza aún puede maravillarnos.

Historias locales:
***
El volcán servía como escenario de la última prueba para ser brujo. Dicen que uno tenía que sentarse encima de un cabro, en la orilla y luego volar hacia el otro lado, hasta el punto más alto del volcán. Si llegaban podía ser brujo, y si no, se caía en las aguas frías del cráter.


***
Dicen que antes la gente de El Salvador (país vecino cuya frontera está muy cercana al volcán) llegaban a la laguna de Ipala con la cascara de un huevo. Para buena suerte, la llenada con agua de la laguna y la llevaba consigo de regreso, el esfuerzo era para formar su propio lago.

Ángel Elías

Comentarios

Pirata Cojo dijo…
Vos, ese es uno de los lugares pendientes de visitar, quiero llevar a mi esposa y a la Pooky, que es la que me hace ganas en lo de la escalada.

Gracias a tu crónica, voy a ir.

Saludos pue...
!HOLA! QUE DELEITE NO? ESOS VIAJES
BUENISIMO PERO PORQUE NO NOS LLEVAS? HOY TE VI EN EL PERIODICO P.L.
BUENO TE LLEVO EL RECORTE...
SALUDITOS... PASO CORRIENDITO....
CIAO
Angel Elías dijo…
Pirata, te estas perdiendo de grandes lugares en Guate, hay que aprovechar, y si te vas pues me apunto para ir otra vez.

Michigan; gracias por estar pendiente de lo que sucede alrededor del progrma de radio.
un abrazo. nos vemos en el club

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín