Ir al contenido principal

Celebremos Guadalupe…. Vístanse con sus mejores trajes… sí esos de colores que usa "la criada"… la foto, la foto… los buñuelos… y luego olvidemos que este país es indígena



La fiesta guadalupana la he visto en estos últimos años con cierta cautela. Mas allá de la celebración mariana a la virgen morena. Sin embargo, esta celebración saca del guatemalteco de la clase media todo ese sentimiento clasista y racista incrustado en su ser. En la columna de Rosina Cazali, dice… "Cuando era pequeña si algo me fascinaba era ese día en que nos autorizaban a vestirnos como la criada"... Y es claro, la visión muy clasista del guatemalteco, capitalino y de clase media, es evidente. Porque según ellos, "disfrazan a sus hijos de indígenas", en alusión al indígena Juan Diego, a quien se le aparece la Guadalupe. Llegan al límite de tomarse fotos con trajes indígenas, los niños con pantalón blanco y un absurdo bigote. Y a las niñas con trajes regionales y pinturas en la cara, de lo más grotesco. Ah, no falta el lunar con marcador en la mejilla.

De allí se puede partir y pensar que esta sociedad, que castas y estratos, por un momento quiere de una forma folclórica, acercarse de una manera inútil y estúpida a la visión indígena del mundo. Eso por supuesto es solo una vez al año. El resto, es marginación, desprecio y menoscabo al indígena. Porque el clasemediero guatemalteco, ve al indígena como inculto, sucio, atrasado y haragán.

Esta celebración, donde los guatemaltecos visten a sus hijos de "inditos", solo nos demuestra, el pensamiento utilitarista y clasista que acapara el pensamiento medio de nuestra Guatemala. Por ello tenemos columnas como las de Cazali que denotan a través de un ironismo malogrado, el grado de racismo existente en la mente guatemalteca.

Y eso es todo. Los años transcurren y se ve al indígena guatemalteco como un adorno en el país, como los que fueron cristianizados por la virgen de Guadalupe, como aquellos que se visten pintorescos, como parte de la postal. Y en estas fechas visten a todos los niños, como indígenas, porque esta sociedad no ha superado el sentimiento paternalista y de posesión sobre los indígenas. Y la representación completa, son los niños. Porque un adulto, no puede celebrar "disfrazándose" en esta actividad. Los adultos clasemedieros, son lo que imponen y toman las fotos, jamás los fotografiados. ¿Cómo, vestirme yo de indígena? Jamás

Todos los hogares católicos guatemaltecos visten a sus niños de "naturales", para aparentemente unirse al indígena por un momento. Claro,  la excusa es la virgen, no es posible que se les relacionen con los indígenas y sus prácticas que van en contra de los preceptos de la iglesia. Claro, así surge la virgen, de una forma de dominación ideológica para intentar erradicar ese pensamiento "idólatra" y que iba en contra de los más nobles preceptos cristianos.

La guadalupana y las celebraciones que se hacen en estos lugares, están llenas de tan pintorescas formas de racismo tolerado, y que parece que no desaparecerán. Como no desaparecerá el pensamiento racista y discriminador de Guatemala. Y claro, es un racismo que se tolera, total, es para la virgen.

Ángel Elías

Comentarios

Hola vos,

Interesante tu artículo, pero no dejo de preguntarme si no malinterpretaste las palabras de Rosina. Ella, en su columna de elperiódico, precisamente está incitando a la misma reflexión que vos hacés. Y no es por defenderla, pues ni la conozco.

A ver si platicamos de esto, un saludo.
Angel Elías dijo…
Cesar... el argumento inicial de Rosina fue lo que me empujó a escribir sobre ello... ya en el final de la columna quiso enmendar la plana, con sus argumentos. Su entrada fue lo que me pareció fuera de contexto, fue muy evidente.

A veces se es, sin darse cuenta. Y claro que platicaremos sobre ello. saludos mi estimado
Engler dijo…
Esta mañana en la oficina, un compañero dijo, "pobres a los niños que los visten de indios, qué bueno que a mí nunca me vistieron así" Luego le preguntaba a su compañero de charla si a él lo habían vestido de esa manera. Realmente estaba indignado. No entendía como la gente puede vestir a sus hijos de "esa manera" Me hizo pensar que por lo menos, él no esconde sus taras mentales que lo llevan a esas conclusiones.

Es patético. En resúmen. Y desalentador, como concluíamos ayer. No cabe duda.
Angel Elías dijo…
Engler: En Guatemala nada se oculta, todo se ve de lo más normal. Luego, la gente se da baños de pureza... porque es lo correcto. La marginiación en este país es evidente. Nadie puede decir que no existe.

Pareciera que en este pais fuera indignante ser indígena, que solo es el adorno de turismo. Guatemala somos todos, menos ellos, pareciera el discuro de todos los dias... y eso realmente es indignante...
Engler dijo…
Esconder entendiéndolo como un disfraz. Independientemente de los motivos religiosos, rendirle culto a la Guapalupana y eso, esa celebración es un disfraz. Indignante ciertamente. Lo que digo es que este chico, por lo menos en este caso, es frontal, casi contestatario para una tradición bien aceptada. Al final, ambas posiciones llevan a lo mismo. Indignación.
Angel Elías dijo…
Estimado Engler... ciertamente entendemos que el culto a la Guadalupana, pues es de motivo religioso, y como hay libertad , pueeee. Ahora, lo que implica, pues deja mucho qué pensar

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …