Ir al contenido principal

Lo que enseñan las mariposas monarca



El secreto de las mariposas monarca

Soltar una mariposa es el acto más liberador que puede existir. Es como dejar escapar los miedos más profundos y quedarse con las esperanzas más enraizadas. Porque extrañamente soltar, soltarse, es lo que nos provoca temores desde nuestra más tierna infancia. 

Esta mañana solté una mariposa en un jardín. Era una hermosa mariposa monarca. -Es de esas que se van y no sabemos si volverán-, me explicó el especialista. Pasó toda su vida encerrada en un vaso transparente mientras pasaba su desarrollo. -Parece que lo estaba esperando-, agrega.


Allí estaba aquella mariposa monarca que encierra millones de años de evolución, lista para ser liberada.  Eso me llevó a reflexionar sobre la fragilidad de la libertad, sobre la importancia de volar, de partir para volver o no hacerlo. Pero que es tan importante para conocer qué hay al otro lado de la esquina.  Ir en una armonía de colores multifacéticos que inundan los cielos de América en la época de migración.


Las monarca se enfrentan a un sinnúmero de peligros, desde aves que se las devoran hasta niños arranca alas, pero algunas sobreviven para regalarle más mariposas al mundo. Como un obsequio que nos recuerda que la esperanza siempre existe. Aquella mariposa que sostuve durante unos segundos en las manos parecía dormida, como sumergida en el sueño más profundo, movía lentamente sus alas, dio unos pasos en la palma de mano y en un pestañeo elevo su cuerpo hacia el cielo.


Así somos los seres humanos, el conjunto de maravillas naturales que nos colocan en un punto, en una encrucijada de la vida para que un momento determinado, ¡puf! Salgamos volando como esa especie que le urge sobrevivir. -¿Volverá? –le pregunté al especialista. –Espero que sí –respondió. -Acá puede encontrar todo lo que necesita, pero siempre es cuestión del destino-, confiesa. Esto no me evita reflexionar sobre la comparación con los humanos. En algún momento  de la  vida necesitamos soltar para ganar, para ganarnos a nosotros mismos, para recuperarnos, para ver partir el destino y esperar que la naturaleza haga su trabajo.


El especialista me dijo que le enviara toda la buena energía a la mariposa cuya silueta se perdía entre la copa de los árboles y revoloteaba buscando el néctar entre las flores, -parece feliz –me dije.


-Le puso nombre a su mariposa –preguntó. –Sí, se llama María –le dije mientras  entendía cómo es ver la esperanza volar hacia los sueños. 

Ángel Elías

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…