Ir al contenido principal

Otro día de duelo nacional

Foto: Prensa Libre
Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.

Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.

Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.

Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar en Guatemala. Ahora se truncaron las vidas de jovencitas que su mayor delito fue pertenecieron a familias desintegradas, que no tuvieron amparo social y que no gozaron de oportunidades, historias tan comunes en sociedades enfermas como la guatemalteca.

Guatemala vive una tragedia, es una tragedia constante. Y es culpa de todos, de nosotros. Porque no somos lo suficientemente valerosos como para enfrentar la impunidad y las injusticias que suceden en el país. Porque volteamos a otro lado cuando cosas como estas suceden, porque pensamos que todo se arreglará con nuestro voto o abstinencia cada cuatro años, porque pensamos que desde el computador, lanzando improperios, lograremos cambiar el país.

Todos somos culpables de vivir en este país. De haber elegido y dejado que llegara al poder a un presidente que no tiene la capacidad de gobernar un país. Un presidente que no tiene la idea del país en el que vive, que es incompetente. Que se puso a pelear por futbol, que cuenta chistes y moralejas frente a temas serios, que no sabe la magnitud de lo que sucedió en esta tragedia, que vive su burbuja y de rumores fundamentados. Un presidente tan similar al chapín que lo eligió.

Guatemala está herida, ha perdido la capacidad de entender el valor de las vidas humanas, de ver que estas muertes solo marcan el camino del desprecio que existe en el país por la dignidad humana. Guatemala está sumamente enferma.

Nosotros somos consecuencia de esa sociedad que vive la cultura de la muerte. Una sociedad que pide la pena de muerte y que a los reos se les encienda fuego. Que pide que se linchen delincuentes, que se culpa a la víctima y se condena sin fundamentos. Somos una sociedad que piensa que luchar por los derechos, es un acto de rebeldía que debe ser pagada con la muerte o los azotes.

El gobierno tiene la obligación de esclarecer los hechos, de castigar a los culpables y preguntarse si realmente es capaz de llevar las riendas de un país que se cae a pedazos. El presidente declaró tres días de duelo nacional y la bandera a media asta. No es suficiente, porque todo en este país de esta en luces de alarma y no presta atención. Y estas muertes se pudieron haber evitado, como muchas si tan solo estas se escucharan a tiempo. Y claro, esa es responsabilidad del gobierno.

Es lamentable y se siente un pesar terrible pensar que familias sufren por esta pérdida y que el presidente solo pueda salir en televisión a leer un comunicado de prensa en el que prácticamente dice que hará lo que pueda. Claro, hará lo que puede y eso es nada.

No pido al presidente que renuncie, porque eso involucra un acto de valentía y dignidad que ya demostró que no tiene. Pido que se esclarezcan los hechos, que las familias de las víctimas sean compensadas y que se reconozca este día como uno de los episodios más vergonzosos, indignantes y de repudio en Guatemala. Que este día no se olvide y sea declarado el Día de la juventud guatemalteca, como un homenaje a las víctimas de un estado que no garantiza ni la vida humana.

Tal vez con los años, veamos atrás y olvidemos a este gobierno nefasto que con su ineptitud provoca muertes y desesperanza y que no sigamos lamentando nuestra historia.

Ángel Elías


Comentarios

Las más vistas

Ernesto Cardenal visita Guatemala

Ernesto Cardenal llegó esta semana a Guatemala para participar en la Feria Internacional de la Lectura Infantil y Juvenil de Centroamérica, que tendrá durante cinco días una serie de actividades enfocadas a incentivar la lectura en los niños y los jóvenes.
La iniciativa fue promovida por la promotora cultural Brenda Monzón, quien con esfuerzos trajo al mismo poeta nicaragüense Ernesto Cardenal para que cortara la cinta de inauguración, esfuerzo que hizo despertar la curiosidad de muchos por su poesía y claro, acercar a sus seguidores a una de las grandes plumas de la literatura mundial.
La primera vez que tuve acceso a la poesía de Cardenal fue de la manera más común de todas, en un bus urbano, en el Centro Histórico, por una tarjeta que vendían de mano en mano y luego de una separación amorosa. Mi encuentro fue una circunstancia llena de lugares comunes, lo que no tuvo de común es que estos momentos fortuitos y coincidentes me hicieron conocer su poesía. El poema que aparecía en aque…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…