Ir al contenido principal

Peregrinos Literarios

Hace unos días, se realizó por parte del Centro de Estudios Folklóricos la presentación de un del reconocido escritor guatemalteco, Carlos Navarrete. Quien, en compañía de otros tres escritores habló acerca de 2 libros a presentar: Las Rimas del Peregrino y Poesía Popular en oraciones, alabados y novenas al Cristo de Esquipulas, esto en la biblioteca de la Universidad San Carlos de Guatemala.
Los invitados fueron: Celso Lara, Antonio Móbil, y Javier Payeras, además del autor Carlos Navarrete.
Tres de las presentaciones sino magníficas, fueron muy buenas, pero las palmas se las llevó el autor, quien por su amplia carrera investigativa y literaria, no necesita de nadie para hablar de lo suyo: la investigación antropológica.
Se platicó acerca de los misterios del Cristo de Esquipulas, de su influencia dentro del contexto cultural del guatemalteco. Esto dado a la religiosidad del mismo.
Navarrete platicó sobre la importancia de la poesía popular dentro del desarrollo literario de los pueblos, logrando, en quienes acudimos a la presentación, entendiéramos la importancia de este tipo de literatura.
En todo caso es como el primer acercamiento del gran público, a la literatura en sí. Esto como la expresión popular completa. Las rimas, los alabados y las novenas son eso, el acercamiento de los feligreses, del habitante común con las rimas, con las consonancias y con ese universo literario, que en su principio es básico, pero vital en la poesía.
Esos cánticos religiosos encierran los deseos, y las peticiones de un conglomerado, ¿acaso no es eso el principio de la poesía?
Ciertamente la religión católica, la religión impuesta como diría uno de los expositores, formó esos primeros trazos literarios, acercándose muy visiblemente a los atrios, para que todos tuvieran acceso a ella.
Entonces los feligreses repiten esa letanía poética dentro de las iglesias, dentro de los templos y sus cuerpos. Repitiéndose y replicándose de padres a hijos, muchos utilizados como canciones de cuna, mucho antes de que los hijos visitaran las iglesias.
¿Quién de nosotros, no asocia inmediatamente a Guatemala con El Cristo Negro de Esquipulas, como se asocia con el Santo Hermano Pedro?
Es cierto, éste es un icono evidente dentro del pensamiento guatemalteco, e independiente de la religión. El guatemalteco se siente identificado con una imagen mental y concreta a la vez.
En esta charla el moderador fue Celso Lara, quien en su basta experiencia, concretó algunas ideas que quedaban dispersas. Luego Antonio Móbil, su aporte fue de un enamorado de la historia. De su amistad con Navarrete. Probablemente entre las historias, la que más tuvo significancia fue la del Cristo utilizado para la contrarrevolución. De cómo el verdadero Cristo de Esquipulas solicitado para este propósito no fue facilitado. Entonces tuvieron que pedir una réplica. Y viajaron por toda Guatemala excomulgando a todos los campesinos que recibieron tierras durante la reforma agraria. Actitud manipuladora e inescrupulosa, tomando a Dios como bastión político. Esto evidencia el lazo entre el pensamiento guatemalteco de ese entonces y la imagen del Señor de Esquipulas. Lazo que aún es fuerte y evidente. Ahora esta unión es más religiosa y devota. Haciéndose notar en las miles de visitas que recibe diariamente su templo.
La participación de Payeras, fue simplemente pobre e intrascendente. La falta de argumentos se hizo notar. Algunos comentarios estuvieron fuera de lugar, como cuando menciona a Esquipulas como un pueblo aburrido y de dulces feos. Como hablar de lo fea que puede ser la novia en su boda y con el esposo.
A todo esto Navarrete, nos enseñó que la poesía está presente en todos lados. Que todos de alguna manera somos peregrinos literarios desde la cuna. Porque tenemos contacto constante con ella. Simplemente hay que retomar lo elemental, lo simple, lo cotidiano ya que en eso está la esencia de la literatura. Consejo que algunos comentaristas deberían tomar muy en cuenta.
Es la segunda exposición de Navarrete a la que asisto y la segunda donde quedo plenamente satisfecho de sus argumentos.

Angel Elías

Comentarios

Anónimo dijo…
Lo que más me llama la atención es su uso contrarrevolucionario. Me parece curioso. ¿Sabe que durante nuestra Guerra Civil, Franco batallaba siempre con reliquias cerca?

Saludos

-Goathemala-
Tengo problemas en comentar.
angel elias dijo…
Segùn parece los iconos religiosos siempre son utilizados por muchos para justificar sus luchas personales. es claro que las cruzadas fueron eso, la justificacion cristiana de la muerte.
Ahora le dicen la lucha contra el terrorismo y el eje del mal. La polarizacion del bien y el mal.

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín