Ir al contenido principal

Los Trescientos de Cerro Alto

Una noticia que la semana pasada trascendió en los medios escritos como noticia, pero no dentro de los columnistas guatemaltecos. Fauna que se abalanzó sobre la mediática noticia de Carlos Peña. Fue la entrega voluntaria de trescientos pandilleros en la aldea Cerro Alto, San Juan Sacatepéquez. Sucede que por problemas de seguridad dentro de esa localidad, los vecinos se han organizado para patrullarla. Y capturaron a uno, que después de vapulearlo lo incineraron frente a la iglesia católica local. Días después capturaron a otro a quien intentaron quemar. Pero solo lo lograron parcialmente. Lo dejaron ir, pero no dejaron que lo trasladar a ningún cetro médico. Ni que la curandera local lo atendiera. Por lo que horas después murió en su casa.
Esto motivó a varios pandilleros a entregarse voluntariamente para ser incorporados a la sociedad. Muchos argumentaron que deseaban hacerlo para no correr con la mortal suerte. Otros esperaban la oportunidad para salir de la pandilla. Los pandilleros fueron fichados y fotografiados para su reinserción social.
Desde un punto de vista social, puede verse como un avance social. Varios pandilleros desean reincorporarse a una sociedad que los desprecia. Pero los antecedentes no son nada alentadores. Por un lado, ellos fueron empujados por un acto salvaje, en este caso el linchamiento. Movidos por el miedo se entregan. Eso hace dudar un poco de la veracidad de su arrepentimiento. Se entregan a una sociedad que los creó y luego los despreció. Por un lado está la sociedad que los desprecia y por otro la que no les da la oportunidad de reinsertase. Simplemente la sociedad que los engendra no tiene forma de devolverlos. Prefiere eliminarlos. Esto desde un punto de vista moral o físico. El estado no garantiza nada para resolver el problema. Pero si los genera. Las altas tasas de desempleo o subempleo, aunado al desmesurado crecimiento del margen de la pobreza y la extrema pobreza. Y la disminución de la clase media aumentando el trecho entre ricos y pobres, no es precisamente un edén para el desarrollo. Muchos jóvenes, deben elegir en un momento de su vida entre la pobreza o morir a causa de ella. Y la generación del empleo, que está íntimamente ligado a la educación no encuentra eco en las autoridades. Porque están entretenidos jugando a la política y no a la generación de condiciones de trabajos.
Esta sociedad que se ufana de crear cárceles antes que escuelas. O de promover los mega-proyectos sin brindar seguridad ciudadana, que en nuestro caso sí sería un mega-proyecto. Las posibilidades de que el problema de la delincuencia juvenil aún está muy lejos de resolverse. Ciertamente, es un problema profundo que necesita de tiempo para resolverse, pero no hay luces que indiquen una intensión para hacerlo. Pero con soluciones reales, concretas y lógicas. Ya que en plena campaña política, se ofrece seguridad en términos que rayan sobre lo estúpido.
Cerro Alto tiene un reto nacional. Lograr que los jóvenes se reintegren a la sociedad, y además definir las condiciones para no seguir creando más delincuencia. Un reto que es de nación, donde todos estamos involucrados y nos importa. En vista de que no somos muy buenos eligiendo gobernantes, tratemos de rescatar el país.
Ángel Elías

Comentarios

Pirata Cojo dijo…
Fijate vos que Cerro Alto es el pueblo de mi suegra, entonces la parentela le contaba de las barbaridades que ocurrían por allá, lo lamentable como indicás muy atinadamente, es que tenga que morir cualquiera para que las cosas empiecen a funcionar.

Si tan sólo se cumplieran las leyes y las cárceles fueran verdaderos centros para reformar a los individuos, aprenderían un oficio o terminarían sus estudios para poderse integrar a la sociedad productiva, tarea grande para el próximo gobernante.
Angel Elías dijo…
Es terrible que ya hayamos llegado a tal punto donde la violencia se combate con mas violencia.

Eso es la peor mentira que queremos creer.
Pirata Cojo dijo…
Vos el caca de Luis Pérez publicó algo sobre el tema en siglo XXI del lunes, por si te querés picar el hígado.
Algunas Luchas dijo…
Toda la información de Cerro Alto se contradice, de 140 a 340 es la cifra de pandilleros que se maneja. La historia del primer linchado es gruesa porque lo hicieron que diera los nombres, apodos y direcciones de todos sus cuates y luego igual le prendieron fuego vivo. ¿que tan real puede ser el arrepentimiento de esa mara? ¿y cuanto va a durar con las condiciones tan pura mierda que les toca vivir? en fin, es un tema para seguir dandole, y no olvidarlo tan facilmente.

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín