Textos Zip XV


-->
Soy un raro árbol. Donde se ocultan los sueños, donde se escapan al cielo. Este árbol nada puede hacer por mantener la cosecha de sueños. Las estrellas bajan a jugar en cada rama. Luego la nada queda entre la nada.

*****
-->
¿Si escribo sobre ella? Creo que es algo que no puedo evitar estos días. Son días de noviembre.

*****

-->
Es un alivio escribir sobre ella. Es desaguar toda la impotencia y la ternura que me provoca. Todo aquello que cuando la tengo frente a frente no puedo soltar. Mas allá de un disparo con perdigones de palabras. Y las letras se diseminan entre el espacio que hay entre lo que digo y ella misma. Esa es la suerte de lo que siento. No todo llega a su destino. Mis palabras pierden el norte, el sur, el este y el oeste cuando salen de mi cabeza. En mi pluma ya ni siquiera saben quienes son.

***** -->
El zoológico no es el mismo sin ti. Las cebras parecen perder su color, los saraguates hacen votos de silencio, el elefante no se pone la trompa, el hipopótamo no quiere comer, los animales hacen huelga; sin ti, el zoo ya no es lógico.

***** -->
Era mejor que partieras, sí, las huidas no han sido mi especialidad. Principalmente cuando al momento de quebrar una ventana yo era el único que me quedaba a buscar la pelota.

*****
-->
En las calles en las que anduvimos, dentro de algunos años no quedarán más que una tonelada de escombros sobre nuestras huellas. Y claro, de esa tonelada completa que alguna vez retirarán, encontrarán algunas cosas nuestras. Ya fosilizados deducirán que fue un amor cretácico un tanto tardío. Otros especialistas tomarán la muestra y dirán que pertenece el triásico temprano, demasiado temprano. De allí saldrán debates, foros, conferencias, simposios de grandes paleontólogos tratando de encontrar ese eslabón que les de la luz para saber cuándo de vivió algo tan intenso. Al tiempo, un científico en una gran convención en Viena deduce que fue una época que no se puede clasificar. Que es totalmente nueva. Pero se plantea una interrogante que nadie se había hecho. Que nadie se atrevía a plantear por miedo a nunca saber la respuesta. ¿Por qué desapareció?


Ángel Elías

Comentarios

Entradas populares