Ir al contenido principal

Ernesto Cardenal visita Guatemala

Ernesto Cardenal. Foto: Ángel Elías
Ernesto Cardenal llegó esta semana a Guatemala para participar en la Feria Internacional de la Lectura Infantil y Juvenil de Centroamérica, que tendrá durante cinco días una serie de actividades enfocadas a incentivar la lectura en los niños y los jóvenes.

La iniciativa fue promovida por la promotora cultural Brenda Monzón, quien con esfuerzos trajo al mismo poeta nicaragüense Ernesto Cardenal para que cortara la cinta de inauguración, esfuerzo que hizo despertar la curiosidad de muchos por su poesía y claro, acercar a sus seguidores a una de las grandes plumas de la literatura mundial.

La primera vez que tuve acceso a la poesía de Cardenal fue de la manera más común de todas, en un bus urbano, en el Centro Histórico, por una tarjeta que vendían de mano en mano y luego de una separación amorosa. Mi encuentro fue una circunstancia llena de lugares comunes, lo que no tuvo de común es que estos momentos fortuitos y coincidentes me hicieron conocer su poesía. El poema que aparecía en aquella postal no llevaba el nombre de Cardenal, eso lo supe tiempo después.

Al perderte...

Al perderte yo a ti
Tu y yo hemos perdido:
Yo porque tú eras
Lo que yo más amaba
Y tú porque yo era
El que te amaba más.
Pero de nosotros dos
Tú pierdes más que yo:
Porque yo podré amar a otras
Como te amaba a ti,
Pero a ti no te amarán
Como te amaba yo.


Uno de los textos más conocidos de Cardenal que en su labor de poeta logra con la aparente simplicidad de sus palabras una venganza poética frente a la inevitable, la separación. Sobre la interpretación de este texto se puede decir mucho y no pretendo ser un erudito sobre el tema, porque no lo soy.

Ernesto Cardenal. Foto: Ángel Elías
Lo que sí puedo decir es que Cardenal es una de las plumas más representativas de Centroamérica, con una fuerza en sus palabras que solo se logra luego de años de experiencias y reflexiones sobre la labor poética. Su lucha incansable, sus pensamientos fuera de lo ordinario que lo volvieron una de las figuras emblemáticas de la lucha, pero principalmente de la palabra en contra de lo injusto hacen de su obra un punto ineludible en las letras.

Sumergirse en sus palabras escritas y expresadas durante sus discursos son escuela de vida, de tratar de entender una filosofía que le ha costado libertad, pero le ha dado voz a los desvalidos. La poesía de Cardenal no puede obviarse.

En Guatemala durante esta visita, Cardenal leyó una serie de poemas dedicados a la cultura maya, con la cual se ha sentido ligado por la pertenencia prehispánica a este continente.

De “Katún 11 Ahau”
Katún de muchas flechas y deshonrosos gobernantes,
de tristeza en las chozas ,
cuchicheos ,
vigilancia en la noche .
En este Katún
lloramos por los libros quemados
y por los exiliados del reino . La pérdida
del maíz
y de nuestras enseñanzas del universo.

Ernesto Cardenal. Foto: Ángel Elías

Estos poemas son parte del libro Homenaje a los indios americanos.

De “Economía de Tahuantinsuyu”
No tuvieron dinero
el oro era para hacer la lagartija
y NO MONEDAS
los atavíos
que fulguraban como fuego
a la luz del sol o de las hogueras
la imágenes de los dioses
y las mujeres que amaron
y no monedas …/
No tuvieron dinero
y nadie se moría de hambre en todo el Imperio
y la tintura de sus ponchos ha durado 1000 años
aún las princesas hilaban en sus husos …/

 La visita de Ernesto Cardenal simplemente revive el amor por la poesía. 

Ángel Elías

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …