Entretejiendo un resumen poético


(Publicado en Revista la Ermita, Jul.-Sept. 2005)

Resumen del Entretiempo es el nuevo trabajo del escritor Emilio Solano, un trabajo poético inspirado primordialmente en la pregunta ¿Qué queda de nosotros después del paso inexorable e indómito del tiempo? En este trabajo el poeta juega con sus preguntas internas, además de exteriorizar posibilidades, y retratar escenarios.
Por momentos la dulzura ante la imposibilidad de los hechos cautiva /Mi clemencia fue lo más deplorable y cobarde.../ todo, ante el malogrado escenario de quien /...era una mujer hermosa./
El poeta recrea con palabras un mundo, para él, perfecto en sus propósitos.
Pero si nos acercamos más a sus letras nos damos cuenta que Emilio tiene un sólo objetivo: llevarnos por su vida poética, enseñarnos sus alegrías, angustias y satisfacciones, abrirnos las puertas del mundo, así como, enseñarnos que el tiempo no tiene vuelta atrás.
Así también la incertidumbre por el futuro, del /por si acaso/ quisiera publicar otro libro después de los treinta y cinco/ y que tuviéramos otro hijo nos lleva a pensar que nunca estamos completos, que desconocemos el porvenir, y lo más terrible, que preferimos ignorar esta situación. /por si acaso/ también te amo/ y por favor no tires este papel gastado/
Aunque el tiempo siempre ha sido uno de los peores enemigos del ser humano, Emilio lo utiliza para justificar su caos interno /Esta máquina no tiene culpa de mis demoras / la tardanza vino cuando mi mundo creció/ y mis caminos se salieron del pueblo./ Claro, justifica sus andanzas en el mundo, su vocación por trazar y borronear el destino o talvez, su intención incontrolable por vivir.
En el hecho poético la mujer tiene un lugar especial en la poesía de Solano, esta imagen femenina actúa como detonante incierto, alterando la tranquilidad de cada escena. Una escena que debiera transcurrir con la mayor serenidad del mundo, como tantas en la actualidad. Pero la sola presencia de /...una chica al lado de mi mesa/ desconfiando de mí y murmurando con su amiga.../ hace recordar lo vulnerables que somos, ante la mirada escudriñante y desconocida de una fémina, en realidad ese es un hecho que se repite cotidianamente, pero /...esa chica de enfrente con su bolso Gucci/ es hermosa/ pero es horrible su desconfianza.../ éste se vuelve un acontecimiento poético e irrepetible en la percepción del escritor, que a pesar de esto arma un poema en situación tan adversa.
Sin embargo, ni siquiera la desconfianza es eterna / ...mi poema fue a parar/ a una hoja llena de dobleces/ al fondo de su bolso de Gucci/ y el poema da un respiro de alivio.
Talvez los hechos comunes son parte de un poema. Solano con su poesía, se divierte en el teatro al que llamamos vida. Talvez, no nos hemos dado cuenta que somos parte del imaginativo de alguien más, o que, sólo existimos en la línea de un texto, y que estamos a expensas del escritor y su criterio, para desaparecer.
Es difícil saber si Emilio Solano en sus textos juega con su imaginativo o si está vigilándonos continuamente desde la ventana de la casa vecina. Ya que retrata muy bien el vivir usual de nosotros, pareciese que nos conociera, porque devela cada extracto de las circunstancias, y con ello nuestras euforias o nuestras amarguras.
Otras veces se tiene la sensación, de ver a Emilio en la esquina de cada casa, en cada barrio, siendo cualquiera, esperando el momento para retratarnos con su lápiz. Todo, para que llevemos el soplo vital a cada uno de sus poemas. -Talvez sólo sea cuestión perceptiva-
Ahora el criterio queda con sus lectores, ya que Emilio únicamente ha tirado la pedrada, quebrado un par de ventanas y levantado la patineta en señal de triunfo.

Sobre la Pregunta Obligada
¿Un mundo Solano o el navegante espacial?
Pero... ¿Quién es Emilio José? /...tiene diez meses/ y balbucea canciones que toma del aire/ el atinado y dulce concepto del hijo astronauta de Solano nos enseña que la poesía es la reinvención conceptual del mundo. Y quién mejor que un niño que /de cabeza quiere subir las gradas.../ entonces /...por primera vez sólo sus pies le sostienen/ para cometer el sacrilegio de elucubrar con la seriedad. Emilio José en el poema se toma la licencia de /...ser el primer astronauta en la familia.../ realmente no hay nada novedoso con ir a las estrellas, sino en el hecho /...que pisa la superficie de la tierra/ y aunque quisiéramos que nuestro héroe fuera un ser invencible, nos da una merecida lección de humildad /...cae y el aterrizaje/ le provoca un llanto/ que se escucha en todo el planeta.
Hechos que solamente fluyen de la pluma de Emilio Solano.

Angel Elías

Comentarios

Entradas populares