Ir al contenido principal

Apuntes sobre las lecturas de poesía

Publicado en Prensa Libre
Sección Cultura abril 2005

Han de ser y serán, las lecturas de poesía, una forma de decirle al mundo sus verdades de una manera meta-lingüística única.
Pero desde que sorprendió el joven francés Arthur Rimbaud con la novedad de su poesía, pareciera que ya nadie se interesa en sorprendernos. Las lecturas de poesía son para deleitarnos de un rítmico lenguaje metáforas vanguardistas, talvez un poco de nuevos elementos que aporten algo para la obra de quien lee.
Ahora es diferente, en la mayoría de lecturas se limitan a retransmitir lo ya escrito. Como si quien fuera a ese tipo de eventos fuera un alfabeto disfuncional; y aunque ese fuera el caso, por qué no regalarle algo "nuevo" en una de esas famosas lecturas.
El escritor se inmiscuye en su propia obra, releyendo sus mismos viejos poemas, que talvez sean buenos, pero eso no implica que siempre los tenga que leer. Claro está que no ocurre en todos los casos, y que no existen poemas que no merezcan volver a ser escuchados, pero esto es solo algunos raros casos.
Es como repasar las viejas lecciones de geografía de la escuela, aburridas e insustanciales. El poeta es innovación, es el rompimiento de esquemas, es la sorpresa constante, no es la comodidad de sentarse frente a un libro y dictar cada frase en él escrita. Lo siento, pero eso lo puede hacer cualquier niño de primaria.
Es una verdadera ofensa que los escritores de ahora se limiten a esa comodidad. No se dan cuenta que, nosotros sus "lectores", ya estamos empalagados de su falta de interés por asombrarnos.
No puede ser posible que estos mismos escritores, que son derroche de ingenio y de imaginación, no tengan material nuevo y digerible. Que solo existan sus publicaciones y que fuera de allí no tengan más. ¿Un poema debe ser declarado como tal únicamente al momento de su publicación? ¿Fuera de una publicación, todo lo escrito no vale la pena? O en el peor de los casos ¿El artista ya cayó en el mercantilismo como para no mostrar lo inédito?
Es tiempo que se exija a los escritores con crítica objetiva.
Las lecturas de poesía son la vitrina del pensamiento completo del poeta. Es la ventana de contacto de lo etéreo con lo tangible. Es la desnudez excelsa del poema y su creador. No es la venta donde se enseñan los trapos viejos.
No con ello pretendo que todos se abalancen a leer inventos absurdos y carentes de estética, ni la completa inhibición de parafrasear los añejos escritos. Lo que pretendo es que exista conciencia y trabajo serio en el noble y bello oficio de escribir.
Angel Elías

Comentarios

Pirata Cojo dijo…
Como sabrás soy Sabinero a morir, ¿Has leído poesía de él?, aunque algunas de sus canciones lo son, pero hay un libro que se llama "Ciento volando de catorce", conversemos del tema.

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…