Ir al contenido principal

15 de Septiembre

Después de tanto tiempo no he logrado comprender por qué deben haber desfiles el 15 de septiembre. Nunca he estado de acuerdo con tan tonta, cursi, arcaica y estúpida tradición militar de desfilarle a la patria.
Realmente no hay sentido lógico para esa pérdida de tiempo. Pareciera que en Guatemala cada vez nos acostumbramos a hacer las cosas al revez. Ahora resulta que quien no desfila o no se siente chafarote no es cívico. Y resulta además, que lo militar es representativo de Guatemala, cuando fue la peor maldición que tuvimos.
De qué estaremos hechos para seguir pensando que hacerle honores civiles a la patria debemos asumirnos militares y desfilar con sus bandas y sus uniformes.
Esta es una tradición sin sentido, para una nueva sociedad de paz. Claro, que con la educación tan deficiente que recibimos, existen poquísimas posibilidades para que se erradique esa tontera del desfile.
El desfile es una pérdida completa de tiempo. Cómo es posible que se tomen tiempo adicional y hasta de clases, que ni siquiera se atreverían a tomar para estudiar, para practicar tan vacío ejercicio. Recuerdo las veces que nos ponía en el recreo a marchar en la cancha del colegio, para que aprendiéramos a llevar el paso. Como que esa cuestión fuera ciencia.
Porque es inhumano poner a padres de familia, que apenas tiene para comer y educar a sus hijos, en las labores de comprar indumentaria militar de astronómicos precios. Y que al final de cuentas solo utilice una vez. Pero es más injusto, dejar que los niños piensen que en realidad el acto de independencia se dio porque nuestros padres lucharon un día, es algo que a todas luces es falso.
Bien decía Mario Monteforte Toledo, -durante la independencia no hubo ni una sola gota de sangre, la sangre vino a chorros después.- Recordemos que el acto de independencia sólo se dio entre las clases criollas, y que el pueblo mayoritario, (indígena, por supuesto) no supo ni qué pasó. Entonces toda esa falsedad de desfile militar para celebrar la independencia, realmente da asco.
Esa farsa que montan para justificar intervenciones de militares también es denigrante. Como aquella justificación para la invasión estadounidense en Guatemala, (1956) porque hicieron creer que Guatemala se volvería un estado comunista.
Pero bueno, de este bello país de contradicciones podemos esperar cualquier cosa. Talvez en el futuro celebraremos el día del narco, o del marero, para ajustar nuestra débil y manipulable capacidad ideológica.
En Septiembre veremos por cualquier lado, manifestaciones guatemaltecas, como los símbolos patrios. Éstos que poco a poco pierde protagonismo. Con el tiempo corremos el riesgo de perder nuestra identidad, nuestra capacidad de sentirnos orgullosos de una Guatemala nuestra, palpable.
Después el ave nacional será el pollo campero, o la cerveza gallo. O el venado, como símbolo patrio de libertad. Talvez paiz, como patrimonio nacional de más relevancia que el Gran Jaguar de Tikal. Me atrevo a decir que en la actualidad es más visitado. Y ese Tikal será tikal futura. Cuado lleguemos ello ya no tendremos remedio.

Angel Elías.

Comentarios

Goathemala dijo…
Ya ves, amigo, con sólo este mensaje te he tomado aprecio, porque resume en realidad todo lo que pienso.
Te leere todo lo que publiques.
Goathemala dijo…
...ya tienes el gato número 8.
angel elias dijo…
Me alegra bastante, que un gato màs se agregue a la camada y envio un maullido de alegria por su ingreso. Goathemala Bienvenido

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín