Ir al contenido principal

A la que se llevó mis poemas.

Por Angel Elías

Bukowski, nace de padres alemanes, pero él fue de nacionalidad estadounidense. Un poeta, uno de los últimos, de la generación Beat. Su singular forma de escribir, es franca, directa y sencilla. Por momentos da la sensación de facilidad para imitar. Pero, la característica de su literatura es engañosa. Imitar al Bukowski, y pensar que se puede replicar, es muy difícil. Bukowski se desarrolla en los suburbios de Los Ángeles, donde desdobla toda su poesía y narrativa. Sus libros, algunos traducidos al español, nos hacen un recorrido por lo agrio y amargo de la vida. Nos lleva con su alter ego Hank Chinaski, por lugares lóbregos, lúgubres, oscuros y bajos. Esto para enseñarnos que en las alcantarillas también existe poesía. Pero a la vez, es increíblemente tierno, una ternura que nos despierta una compasión por nosotros mismos cuando nos vemos reflejados en sus textos.

En uno de sus libros más conocidos es El cartero, narra sus peripecias cuando ejerció la carrera postal. Un libro que nos lleva con una prosa sencilla y cronológica por las aventuras del cartero, por sus desaciertos, por sus amarguras y su desentendimiento de la vida.

A la puta que se llevó mis poemas
" Algunos dicen que debemos eliminar del poema
los remordimientos personales,
permanecer abstractos, hay cierta razón en esto, pero
¡POR DIOS!
¡Doce poemas perdidos y no tengo copias!
¡Y también te llevaste mis cuadros, los mejores!
¡Es intolerable!
¿Tratas de joderme como a los demás?
¿Por qué no te llevaste mejor mi dinero?
Usualmente lo sacan de los dormitorios y de los pantalones borrachos y enfermos
en el rincón.
La próxima vez llévate mi brazo izquierdo o un billete de 50,
pero no mis poemas.
No soy Shakespeare
pero puede ser que algún día ya no escriba más,
abstractos o de los otros.
Siempre habrá dinero y putas y borrachos

hasta que caiga la última bomba,
pero como dijo Dios,
cruzándose de piernas:
veo que he creado muchos poetas pero no mucha poesía.

Otro libro importante de Bukowski es La Senda del Perdedor, en este narra de una manera autobiográfica, las aventuras del pequeño Hank, sus desilusiones frente a un mundo que no fue hecho para seres normales, para humanos imperfectos. Sino para seres perfectos y estéticamente bellos. Una belleza que él trastoca y que deja manchada. La huella de lodo en el vestido de la novia.

En el libro Se busca una Mujer, con su acostumbrada forma de enfrentarnos a la vida, desinteresada, maniaca, y a la vez tierna imagen de un hombre que busca la felicidad en la podredumbre. Él nos enseña que la vida como tal, como pieza de felicidad no existe, y que solo son inventos para vendernos perfumes caros y relojes de colección. Pero que en realidad en esta sociedad no se necesita mucho para ser feliz.

-Recuerdo a aquella mujer gritándome: ¡Eres tan asquerosamente negativo! ¡Si la vida es bella!

Supongo que puede serlo, especialmente con menos gritos.

Se busca una Mujer

Uno de los pocos libros que conozco en poesía de Bukowski es Abraza la Oscuridad. Éste escrito en español, por supuesto. Es un sin fin de pensamientos poéticos de él. Nadie como Bukowski nos mete en un bote lleno de ira y nos saca contentos.

ZAPATOS

Cuando eres joven
un par
de zapatos
femeninos
de tacón alto
inmóviles
solitarios
en el ropero
pueden encender
tus huesos;
cuando estás viejo
son sólo
un par de zapatos
sin
nadie
en ellos
también.

Aquí, el poeta, nos sienta en sus debilidades más febriles. Nos demuestra, que al contrario de lo que se piensa, la edad dificulta y limita las posibilidades del amor. Nos demuestra lo frágiles que con el tiempo nos volvemos, y lo dependientes que seguimos siendo, a pesar de todo, del amor.

CONFESIÓN

esperando a la muerte
como a un gato
que saltará sobre la
cama

estoy muy afligido por
mi esposa

ella verá este
tieso
blanco
cuerpo
lo sacudirá una vez, quizás
de nuevo

“Hank!”

Hank no
responderá

no es mi muerte lo que
me preocupa, es mi esposa
abandonada con este
montón
de nada.

quiero
hacerle saber
sin embargo
que todas las noches
durmiendo
a su lado

incluso los más triviales
argumentos
fueron cosas
siempre espléndidas

y las difíciles
palabras
que siempre temí
decir
pueden ser
dichas ahora:

Te
amo.

La aflicción por dejar un montón de nada, pareciera que a este poeta le inquieta. Es que

acaso en alguna ocasión no nos hemos preguntado, qué quedará de nosotros en este

mundo. Que un día de estos será de todos, menos nuestro. Aquí el autor, reflejado en Hank, sacude su futuro. En la aflicción de su esposa, por quien ya no podrá hacer nada más. Pero su preocupación más grande es no haberle dicho lo más importante, que la amada.

Estos dos últimos de Bukowski, se los dedico a todos los amantes de la poesía:

POESÍA

se
requiere
de mucha

desesperación

insatisfacción

y desilusión

para
escribir

unos
pocos
buenos
poemas.

no es
para
todo mundo

ya sea para

escribirlos

o siquiera para
leerlos

****

VERDAD

una de las mejores líneas de Lorca
es,
“agonía, siempre
agonía…”

piensa en esto cuando
mates una
cucaracha o
recojas una hoja para
afeitarte

despertando en la mañana
para
enfrentar el
sol

Comentarios

Goathemala dijo…
Bukowski y su descarnada forma de hacer poesía. A veces tengo momentos "Bukowski" y me apetece fuerza, contundencia y nadie mejor que él. Otras veces me cansa su negativismo. Cuando era más joven me encantaba, era como una turbia novela negra condensada en un poema. Gracias por recordármelo. Un saludo.
angel elias dijo…
El pesimismo de buko, es increiblem,ente negro. no recomendable si se tien un revolver y la carta de la ex novia en el bolsillo. De lo contrario es delirante y exquisito. Goathemalan, la revision de textos de bulo, te recuerda que somos foraneos acà
Goathemala dijo…
Totalmente de acuerdo, cada libro tiene su momento exquisito para paladearlo.
Un abrazo, amigo.

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín