Ir al contenido principal

Cuaresmal


El guatemalteco común, el que deambula por las calles y que se apuesta en las esquinas para ver pasar la tarde o la muchacha del pan, se encuentra contrapolarizado. (Bueno, si esa palabra existe, y si se le da el uso que yo le daré) A todo ello, el mismo guatemalteco que comúnmente lo vemos en todo lugar se transforma. Esto dado a la época y dado al acontecimiento. En Guatemala, la cuaresma es la conmemoración más significativa de la idiosincrasia nacional. Esto por sus profundas raíces religiosas. A ello le agregamos la carga simbólica de las fechas.

La Cuaresma y la Semana Santa para ese guatemalteco una carga emocional sin precedentes. Pero contrario a lo que se cree, el sentimiento no es precisamente el de dolor. Es más bien el de entusiasmo. Esto probablemente porque para nosotros el dolor ya es algo cotidiano, y compartimos un bien común. En este caso el dolor por la cuaresma. Pero con un desfile de colores en las alfombras, las comidas, los chupetes de miel y demás enseres característicos de la época ¿Alguno se siente realmente triste? Tengo la duda que la cuaresma sea una época triste. Aunque debería ser. El guatemalteco siente un extraño deseo por el dolor. Lo busca y cuando lo encuentra entonces se siente feliz.

Caso contrario sucede para las fiestas navideñas, que son un desborde de alegría y esperanza. Entonces el guatemalteco se pone triste, a llorar y melancólico. ¿Existe esa reacción para la Semana Santa? La contrapolarización de los sentimientos en el guatemalteco es evidente.

Durante la conmemoración de Cuaresma, las casas parecen renovadas y se despierta cierto entusiasmo por la Semana Mayor. Tal vez movido por el descanso más largo del año o simplemente por los colores, los olores y las sensaciones durante estas fechas. El guatemalteco en pocas palabras, es feliz.

No es que sea malo, pero parece contradictorio. En la fecha más lúgubre del año, cuando matan a Redentor de los cristianos a latigazos y crucificado, Guatemala parece esperarlo con fervor.

El guatemalteco es socialmente nazareno, le gusta sufrir. Y por ello espera que de alguna manera las cosas cambien con la muerte y la resurrección. Es esa esperanza por lo que sucederá. Algo que no sucede durante el fin de año, que el nacimiento del Redentor, es simplemente el anuncio de su muerte semanas después. Esto aunado a que el fin de año pone nostálgico a todo mundo.

La Cuaresma, es una época que sirve de referente para el estudio del guatemalteco. Con su alto empeño y dedicación a la construcción de sus tradiciones cuaresmales, nos indica que es una sociedad de raíces sociales estructuradas al entorno de la religión y su convicción. Por la forma en la que lo demuestran, con penitencia y ofrendas, nos damos de la carga de culpa que la misma iglesia deposita sobre sus feligreses para su redención. Esto aplicado a las iglesias católicas y protestantes.

Tanto la iglesia protestante como la católica obedecen a propósitos establecidos, guiados muchas veces por el sentimiento de culpa y la manipulación de los sentimientos para conseguir, dentro de los feligreses la tan ansiada redención de pecados.

La Cuaresma y la Semana Santa en Guatemala, se vive, de una manera distinta y curiosa. Con sus colores y sus aromas, la tradicionalidad se vuelca sobre las calles. La Semana Mayor es la fiesta más importante dentro de la mente del guatemalteco, mucho más allá que la navidad. Ahora le pregunto ¿Por qué?

Ángel Elías

Comentarios

P cárcamo dijo…
Ahora desnudaste al guatemalteco. Puro sufrimiento, esté alegre o triste. Autoflagelado,masoquista inconmovible. Que destino más quejumbroso
Angel Elías dijo…
es asi Cárcamo, el guatemalteco solo a palos sinte la vida.

Por eso elije lo que elije y luego, se queja de lo que hizo.

Puro borracho, puro borracho.

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…