Ir al contenido principal

Una de vaqueros, con la que engañan al país


El gobernante Otto Pérez anuncia en los últimos días que la violencia en este país es solo cuestión de percepción. Seguramente la gente solo siente que se muere, señor presidente. Esta fue una declaración a toda vista irresponsable por quien se encarga de velar por la seguridad de los ciudadanos.

Y es que al final de todo, este país tiene el problema de no ser gobernado. Muchos ven al gobernante como una gran estafa. Y claro, es la peor farsa que se ha elegido en los últimos años. Por lo menos con los gobernantes anteriores se sabía a qué se enfrentaba.

En los días pasados fue al Vaticano, a invitar al Papa que renunció, e invita al que todavía no está electo. Que bien definida tiene su agenda. Se nota una improvisación dentro de los programas que propone y eso provoca pena.

Se corrió el rumor de la muerte de El Chapo en el área norte de Guatemala y salen los ministros a contradecirse. Nuestra inteligencia no lo ha confirmado, dice el Ministro de Gobernación. El Ministro de Defensa, desmiente un operativo y de ser ojo de las agencias de noticias, terminan como la burla del mundo por cazar fantasmas.

Ahora van por la lucha del diferendo territorial con Belice, más de 200 millones de quetzales botaran en algo que a leguas se nota será un gran fracaso para el país. Guatemala reclama medio país a una región independiente, que creen que históricamente les pertenece. Y qué si ganan, ¿nacionalizaran beliceños? ¿los expulsarán? Menudo problema.

Al final de cuentas todos esos intentones ridículos solo son cortinas de humo para lo que realmente interesa, la seguridad y el empleo en este país. Algo que ha demostrado este gobierno ser completamente ineficiente.

Qué más se puede decir cuando enero y febrero cierran con más de 200 muertes por arma de fuego. Qué más se puede decir cuando en este país se puede  conseguir un arma con mayor facilidad que un libro. Qué más se puede decir cuando la población elige a un militar retirado para que haga lo que ellos no tienen el valor de aceptar, que son un país sumergido en la miseria y la violencia. Entonces buscaron lo que creyeron sería la solución para un problema medular, un gobernante con un pasado de sangre y muerte. Pero no es lo mismo combatir el crimen organizado como cuando combatió civiles inocentes, desarmados y casi famélicos en las montañas ixiles. No es lo mismo, matar gente indefensa a narcotraficantes armados.

Entonces el guatemalteco eligió a un presidente exitoso militarmente, pero un fracaso total como gobernante. Porque no es lo mismo ordenar tropas que llevar un país en ruinas. Y eso tal vez no se entendió desde el principio. Pero el partido está cavando su propia tumba con casos de nepotismo, preferencias en concesiones  gubernamentales y el saqueo del estado.

¿Pruebas? ¿Ya recorrieron las carreteras del país? ¿Ya han visitado los centros médicos nacionales? ¿Ya recibieron la notificación de cuánto pagaron y pagarán de ISR? Si todavía dudan del saqueo nacional, es porque, amigos, son ustedes los que está saqueando.

Ángel Elías

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …