Apofonía I


Siempre un descanso cae muy bien. Esto desde cualquier punto de vista. Existen esos momentos de calidez de recogimiento espiritualidad. Ciertamente me hacen falta. Después de una gran carga emotiva que llena completamente el alma, ésta queda resentida, es normal. ¿Qué lugar no se queda cansado después de una gran fiesta? En este caso la fiesta de la vida, no fue una fiesta sino un jolgorio prolongado y permanente. Había momentos que parecían insostenibles. Durante ese derroche de júbilo, de alegría casi perpetua, por momentos se olvida por qué se celebra.

Luego al finalizar todo, cuando los invitados ya han abandonado el lugar y vemos aquel relajo por todos lados, no nos queda más que recoger ese desorden. Para cuando terminamos estamos complemente molidos y no deseamos saber más de fiestas. Simplemente sentarnos a disfrutar del descanso y quitarnos los zapatos que ya nos estaban matando.


*****


¿Qué es la lejanía sino no un espejismo frágil y difícil de manejar?
¿Qué es la mentira sino el complemento de la lejanía que no aceptamos?
¿Y la verdad? Un instrumento que para estos casos no sirven mucho más allá de un de un tonto e inservible juego de palabras y esperanzas.


****


Mentirosa: Es aquella persona que utiliza palabras como una herramienta para conseguir otros resultados, en este caso buscando satisfacer un apetito de fantasías.


Crédulo: El platillo favorito del antropófago anterior.


****
Amor: no se pierde, solo se deja ir. Esperanzados a que en su regreso busque de nuevo el camino que nos lo devuelva.


Desamor: (Me robo olímpicamente la frase de Fernando Pessoa) así tenía que ser…


****


Amargura: algunos osan a llamar amargura a todo aquello que les lastima, pero que en realidad sucede. -¿Por qué no vez lo lindo de las flores? Lo vería si tan sólo no fueran de plástico.
Escribir: Un oficio que busca explicar con palabras lo que nos explota por dentro. Y sobre ello dejarlo plasmado utilizando únicamente 28 letras.


****

Amor II: Cuando se alcanza, se escapa.

Felicidad: A veces se es tan feliz que se puede (especialmente en este país) llegar a ser obsceno.

Ángel Elías

Comentarios

Anónimo dijo…
Profundo maestro, este me llegó también. Ah el descanso y todo lo que trae y todo lo quedeja.
Angel Elías dijo…
Ciduadano cero: Espero que tu descanso sea reparador, y que estas palabras te restituyan o pòr lo menos no te aburran...

Entradas populares