Ir al contenido principal

Noj XII

EL FRISO


Por: Guillermo Paz Cárcamo


Llamada el Mirador, dicen que es la ciudad Maya más grande y más antigua. Cinco veces más grande y mil años anterior a Tikal, asienta una pirámide-templo 123 mts más alta que el Gran Jaguar y 23 más que la de Keops en Egipto. Pues bien, en la entraña de ese grandioso templo descubrieron un friso cuyo altorrelieve muestra pasajes de la cosmogonía indígena -Hunajpú e Xbalanke en el inframundo de Xib’alb’a- relatados muy posteriormente en el Pop Wuj. Ya en el 2005 se había descubierto en San Bartolo, otra gran ciudad cerca de El Mirador, un enorme mural donde están pintados Hunajpú, Wuqub Kak’ix y otros, describiendo pasajes de la creación del mundo maya.


El valor histórico de estos descubrimientos arqueológicos es que las escenas descritas tanto en el mural, como en el friso, fueron realizadas dos mil años antes de que fueran plasmadas en la letra latina del Popol Wuj. Esto hecho nos lleva a saber que los principios cosmogónicos de la creación maya debieron ser elaborarlos por lo menos mil años antes de El Mirador y San Bartola. O sea, la mitología con sus principios cosmogónicos, filosóficos, matemáticos, tienen de que tener una vigencia de aproximadamente cuatro mil años.


Esa permanencia continúa hasta hoy.


Un amigo kaqchikel me contó, que cuando en la escuela lo pusieron a leer pasajes del Popol Wuj, se dio cuenta que ya los conocía; le pregunté ¿qué cómo los conocía sin haber leído el libro? me dijo que fue su abuela quién le contaba esos pasajes como parte del aprendizaje de su niñez; luego de una pausa agregó: y me abuela solo hablaba kaqchikel, era analfabeta. Me quede asombrado. Entonces comprendí que ella jamás pudo haber leído el Popol Wuj y que su conocimiento procedía del conocimiento milenario de la oralidad


Así el friso, el mural y la oralidad enseñan al menos tres asuntos importantes:


1 Que los mayas de hace dos mil años, son los mismos mayas de hoy en día, porque sus principios cosmogónicos, culturales, de conocimiento y formación étnica son los mismos. Que la diferencia que se hace entre los mayas de Tikal –los eternos- y los actuales no existe; que tal diferencia que dicen que -aquellos sí eran mayas, estos son indios es una posición netamente racista porque pretende despojar, al maya actual, de su milenario devenir identitario, justificando así, la discriminación y explotación al indígena.


2 Que la cosmovisión, mitología, y todos los atributos que de ahí surgen, son patrimonio y práctica milenaria de todos los pueblos mayas: lacandones, zoques, tz’otziles, tzetzales, chontales, yucatecos, chortís, k’eqchis, mames, tz’utujiles, k’iqche’s, poqomames, etc. Todos se han formado bajo los mismos principios. o sea, que si están escritos en Kiche’ -con partes en kaqchikel según los entendidos-, no es solo la Biblia Kiche’ como se ha dicho y se dice. Esto es importante señalarlo porque al atribuirle a una sola etnia los conocimientos cosmogónicos-mitológicos presentes en todos los pueblos mayas, es una práctica discriminatoria cuyo objetivo es despojar a las otras etnias de su historia, conocimiento y patrimonio cultural, para dividirlas.


3 Que el pasaje del friso y el mural muestran un Xib’alb’a como un espacio donde radican los Señores de las enfermedades, problemas y pruebas tenebrosas que tienen que ver con la cotidianidad de humanos reales. De allí que para los mayas de El Mirador, San Bartolo, Tikal, Copán, como para los de Tecpán, Uspantán, Jocotán, Xalapán o Tucurú, los Señores-Dioses de Xib’alb’a, son tan Dioses como los Señores de la luz y de la tierra. Todos los Dioses mayas son Dioses. Esta visión cosmogónica, es substancialmente diferente a la cosmogonía judeo-cristiana, donde hay un único Dios. Entonces, la cultura maya es diferente a la judeo-cristiana. Una no es mejor que la otra, como no es mejor la cultura china a la árabe, son solo diferentes.


Así las cosas, hay que reconocer que la cultura de los actuales mayas, no solo es diferente sino que es más antigua que la occidental y sigue viva luego de quinientos años de iniquidades. Si los ladinos, mestizos, neocriollos entendiéramos y aceptáramos la continuidad histórica desde el friso de El Mirador, seguramente viviríamos un mundo diferente; por lo menos viviríamos con Dioses que no amenazan con un infierno más terrible que el que vivimos cotidianamente.


23 de marzo de 2009

Comentarios

Las más vistas

Cincuenta años que no saben a soledad

Encontrarse con el universo de Gabriel García Márquez es uno de los fenómenos más particulares que puede ofrecer la literatura universal. Sus letras transportan al lector a ese mítico Macondo donde todo y nada sucede al mismo tiempo. Donde las horas se detiene, transcurren y regresan al antojo de sus habitantes.
Los Buendía, todos los parientes, tejen el entramado más poético de la literatura Latinoamericana desde su curiosidad por el hielo hasta el famoso vuelo de las mariposas amarillas. Cien años de soledad huele a ballenato, a Caribe, a mar, a Latinoamérica, con todos sus problemas e ingenuidades.
A 50 años de Cien años de soledad parece que esa soledad no existe porque con la lectura nos acompañamos todos los latinos, porque nos identificamos con sus colores, sus ritmos y sus reflexiones. Lo maravilloso de este texto es que al final somos nosotros los que estamos reunidos en esos relatos que hasta parecen fantásticos, tan llenos de amor, tan llenos de dulzura, pero también de reali…

Reírse solo…

Foto: www.ojodigital.com
…involucra cierto grado de complicidad interna y una energía generada por una felicidad que no se puede contener. Y sucede que se escapa a cada rato por los labios y no se puede evitar. Todos se dan cuenta, es demasiado evidente.

¿Pero, qué puede provocar este estado de satisfacción? El hombre busca desde hace mucho tiempo la felicidad y desea con toda el alma encontrarla. Y de hecho cuando la encuentra ya sea de manera fugaz, se siente feliz. La felicidad, es demasiado fugaz como para desperdiciarla, al no expresarla. ¿Cuántas veces en la vida, somos realmente felices? Seguramente su respuesta es la evidente, muy pocas veces. Entonces la búsqueda continúa, y se vuelve necesaria para vivir.

Después nos damos cuenta que la búsqueda de la felicidad, consiste en desfrutar el momento, y sobre ello, que al alcanzarla se disfrute más.

El reírse hacia nosotros, lo hacemos pocas veces. Y desbordarla, contadísimas veces. Pero la felicidad, su búsqueda, es una meta muy p…

El amor

Lo que se dice acerca de lo que se siente puede hacernos revivir el más alto de nuestros sentimientos.
por Ángel Elías Publicado en  Revista D 
Prensa Libre   13-02-2011
Muchos entran a la literatura por la puerta del amor, ya que este es uno de los temas más tratados en la narrativa y la poesía. Otros argumentan que es el más fácil. Algunos estudiantes emborronan cuadernos para crear sus primeros versos, en tanto que otros plagian a autores que nunca sabrán que sus textos terminaron en el ropero de alguna quinceañera. Los invitamos a hacer un breve recorrido por la literatura amorosa de este país. Resulta imposible abarcar tantos siglos de amor escrito en unas cuantas páginas, razón por la cual seleccionamos a algunos autores y autoras que, por su trayectoria y renombre, serán fácilmente recordados por los lectores. Si bien tal selección es arbitraria, tiene la salvedad de que contiene un sentimiento universal, para el cual sería insuficiente escribir varios miles de páginas. Así como Jos…

Apofonías IX

Suspiro: Una especie de pajarito atrapado en tus labios
Sol: El medio día perdido en tu cabello, se escabulle de vez en cuando para conocer otras latitudes, otros panoramas. Ilumina con cada sonrisa en los equinoxios y el los solsticios se escapa a jugar un rato.
Sabor: ¿Qué sabor tienen tus pensamientos en la mañana?
Libro: esa parte que extraño de ti. Que me devuelvas los libros gastados.
Resaca: Todos tenemos resacas… algunos la mantenemos toda una vida.
Ventana: esa parte que nos conecta con el exterior, donde estamos lo suficientemente seguros como para ver sin asustarnos.
Sueños: Aquello que creímos nuestro. Ovejas escapadas del cielo.
Papel: Dice que lo aguanta todo. Esa tarde lloró tu despedida.
Regalo: La regaste, pue…
Desayuno: Frijoles fritos, periódico, noticias, titulares, el sol por la ventana, el frio escabulléndose por las cobijas, la cama despertando, los buenos días servido en tus ojos.
Ángel Elías

El clasismo chapín