Ir al contenido principal

Guatemala, el país de las prohibiciones


Guatemala parece que es el país de las prohibiciones y de las legislaciones absurdas. Y no lo digo solo por motociclistas que ahora tendrán que andar con chalecos brillantes. Lo digo porque nuestra sociedad es prohibitiva. Y parece que es la única forma en la que podemos vivir contentos. Nos privamos de la libertad de vivir.


De alguna manera nos hecho expertos para enclaustrarnos y prohibirnos. Lo tenemos prohibido casi todo. Desde nuestra sexualidad hasta hablar con nuestros padres. Eso sin mencionar la cantidad de leyes hechas para nada. Y no con ello digo que nuestra legislación es obsoleta, pero casi. Tenemos en mente que mientras prohibamos, haremos que las cosas no sucedan. Pero no es así de sencillo. Aquí el problema no son las leyes si no la impunidad con las que se infringen. Cuando no podemos evitar que las personas orinen en la calle, no podernos evitar que nuestro país se convierta en un narco-estado. Más leyes no es sinónimo de justicia.


En realidad, nuestro humilde y tercermundista país tiene un problema de concepto y por lo tanto nosotros también. Por alguna extraña razón ya no distinguimos lo bueno de lo malo. A todo ello nosotros campeamos en la corrupción. Si arrojamos basura y nos multan por ello, alegamos injustica. –Si hay mayores problemas por solucionar, que no tirar la basura en su lugar –puede ser nuestra excusa. Y así se va la espiral donde todos tienen mayores faltas que la nuestra. Y minimizamos la nuestra. Aunque la verdad somos nosotros el origen de la corrupción y de la impunidad. El guatemalteco se goza de la impunidad y del el tráfico de influencias. Si puede hacer las cosas al margen de la ley, adelantarse en la fila, evitar un pago, o evadir el fisco, pues en realidad cree que es un gran hombre. Y se burla de quienes siguen las reglas del juego.


Por ello Guatemala prohíbe y sus hijos se pasean las leyes evadiéndolas. Y no por ello quiero decir que en las altas esferas son niños de primera comunión. Si en cosas simples hay una tentación por la corrupción, a niveles altos, las cosas no varían mucho.


Por ello esta Guatemala no sale del atolladero de donde se encuentra. Por ello tenemos años de atraso y de poco desarrollo, por ello tiramos basura, quemamos bosques, traficamos gente, exportamos niños, nos equivocamos al votar, y elegimos un gobierno torpe. Por ello somos un país que no sueña. Pero sí mata.


Los guatemaltecos, tenemos un problema de años. Vemos ya la impunidad como ese logro personal, donde seremos entes intocables para el resto del mundo. Y deseamos estar sobre lo que las leyes que prohíben, y que a la larga no cumplen.


En este país donde las personas mueren todos los días en causas injustificadas, la impunidad campea tranquilamente, y ya nos dimos cuenta más leyes no soluciona el problema. A lo que me hace pensar que tal vez sean las leyes el problema. ¿Si hacer el bien fuera prohibido, optaríamos por hacerlo? Lo dudo. Aquí las cosas no son tan simples. Mientras tanto, mucha gente muere, por la impunidad de este país. Y lo único que saben hacer los gobernantes es legislar para prohibir, pero no saben hacer cumplir la ley. Irónico, ¿no?


Ángel Elías

Comentarios

Goathemala dijo…
Eres durísimo con tu gente, Angel. Esos ejercicios reflexivos son buenos porque ponen ante el espejo la realidad cotidiana.

Desde fuera, es fácil decirlo, parece que lo que Guatemala sufre es el desgobierno desde ....casi siempre. Que el carácter de esos dirigentes ineptos para lo social pero hábiles para enriquecerse haya permeado en las capas más modestas de la población ha sido irremediable. Normal.

Por eso hablar de un futuro para Guatemala es hablar de refundación. Al menos así lo veo.

Un fuerte abrazo.
Angel Elías dijo…
En Guatemala el sistema politico se cae pedazos y pareceira que no podemos hacer algo por ello.

Simplemente la indiferencia por todos lados y la apatia por no querere hacer nada.

las cosas no son tan faciles aunque el primer paso para cambiar las cosas es lo importante.

Un desgobierno para todo y para todos.

Un abrazp Goathemala
Goathemala dijo…
Exacto, esa es la idea que tengo. Cuando un Estado se deja quitar el monopolio de la violencia deja de tener sentido como Estado porque es casi su esencia definitoria.

Un abrazo.
Angel Elías dijo…
El estado del terror como ya nos tiene acostumbrados estos dictadorzuelos de la democracia.

Muchas veces asi nos mantienen amarrados con miedo. por no pagar impuestos, por la carcel, por la silla electrica y otros mas avispados con el infierno.

un abrazo de vuelta
Soy gringo viviendo en Guatemala. Obviamente hay mucho que me encanta de Guatemala o no estaria viviendo aqui pero tocaste algo que siempre me ha molestado...porque es tan dificil esperar en una fila...sin excepcion cada vez que me encuentro esperando en una fila TODO MUNDO me ignoran y se ponen adelante como yo no existiera!
Angel Elías dijo…
Guate Fur.Es cierto en este pais la impunidad esta por todos lados. parece que nos ignoramos unos a otros. y no nos queda mas que gritar: A la cooooolaaaa!!!!

Entradas más populares de este blog

Otro día de duelo nacional

Guatemala se sumerge en pozo profundo, casi sin fondo. El 8 de marzo de 2017 tendrá que ser una fecha que se recuerde por la muerte de más de una veintena de niñas y jovencitas quemadas en una casa hogar, algo que solo en Guatemala pareciera que sucede.
Este día también se conmemora el Día internacional de la mujer. De esa fecha se recuerda la lucha de mujeres por obtener derechos, que el 25 de marzo de 1911 desembocó en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York. Mismo que provocó la muerte de 146 trabajadoras que buscaban mejores condiciones de trabajo.
Un caso similar sucedió en Guatemala, 106 años después. Niñas y jóvenes buscaron ser escuchadas frente a los maltratos que sufrían en el Hogar seguro Virgen de la Asunción y murieron calcinadas por las llamas que aún no se ha esclarecido cómo aparecieron en el recinto. Lo que sí se sabe es el resultado, muerte y desolación, dos palabras tan comunes en Guatemala.
Esto es simplemente inconcebible, la muerte debe parar…

Campanas

Un rumor que atraviesa el tiempo
Por Ángel Elías Publicado Revista D Prensa Libre 27/02/2011
Un sonido particular hace que una señora pare en su labor cotidiana, incline la cabeza y se santigüe. Es la melodiosa algarabía que se escucha en todos los barrios de la vieja Guatemala de la Asunción. Son finales del siglo XIX en Guatemala y nada es más profundo que la voz de la Chepona al mediodía. 

Casi todas las ciudades del mundo se reconocen por sus sonidos particulares. Son ese bamboleo de piezas de bronce desde una torre que anuncian el alba, la tarde o el ocaso. Otras veces, un sonido un más discreto desde una carretilla de helados que es el llamado más dulce de nuestra niñez. Las campanas son los acompañantes sonoros  que custodian cotidianamente a nuestras ciudades. Existen campanas para un sinfín de actividades; desde llamar a reuniones eclesiásticas hasta correr por un helado en las plazas nuestras urbes.
Las Campanas tienen una historia particular. Son los anunciantes por excelencia. …

Por si dudaban que Arjona fuera chapín

Ricardo Arjona tuvo un momento incómodo en una entrevista televisada por CNN. Esta no le gustó, se levantó durante el corte y se fue como niño a medio berrinche. Correcto o no, lo hizo.

Lo que es cierto es que le llovieron tanto detractores como fanes y la eterna pelea entre el talento o la falta este se tomó como el tema principal sobre esa actuación.

Arjona tiene una simple razón para no dar entrevistas a medios guatemaltecos, aún se siente dolido por el trato que recibió cuando no era lo “suficientemente famoso”, eso y un par de incidentes que nunca salieron a la luz. Este hecho lo ha vuelto uno de los personajes más escurridizo entre los periodistas guatemaltecos.
Arjona se ofendió con el periodista Camilo Egaña de CNN porque este le dijo que no había escuchado su disco, pero que le interesaba la entrevista para conocer su opinión sobre lo que decían sus detractores de las letras de toda su producción (tema por demás sensible para el creador de Señora de las cuatro décadas).
Arjona si…