Picuegallo XIV

Todo cambia. Es la constante natural de la materia. Todo se transforma. Así ha sido desde el principio de los tiempos, y será una constante hasta que la última estrella del firmamento deje de iluminar. Y hasta cuando el tiempo deje de llamarse tiempo y se detenga, cuando al reloj universal se le acabe la arena.

El cambio no es malo, es necesario. Necesitamos esa forma de transformamos sin dejar de ser nosotros, pero que sin embargo dejamos de ser, para volvernos otro. Nadie al volver de algún lugar encontrará lo mismo. Siempre en ese retorno encontrará otros rostros, más figurados, más longevos.

De alguna manera estos cambios son de estación, de lugar, pero no de ideales. No es una despedida, simplemente es un cambio de planes. Por ahora digo, a usted, amigo lector, por estos tres años: Gracias.

****
Cambios anunciados.
Soldado avisado no muere en la guerra.
Dicho popular

La antología del Desengaño, da la bienvenida a nuevos integrantes. Damos el paso hacia la democratización dentro de la tiranía impuesta en este blog.

A partir de esta semana, primera de agosto, cada jueves tenemos columnistas. Quienes colaborarán dentro de la página para venir a oxigenar y refrescar con sus aportes dentro de, desde ahora, revista on-line.

Las colaboraciones aparecerán cada jueves. Son visiones completamente diferentes. Y eso es lo enriquecedor de esta oportunidad. Serán escritos amplios y llenos de sorpresa cada jueves.
En lo personal, me ha tocado la revisión de los textos, como todo buen y despreciado editor, y me topado con grandes historias, donde he podido reír y reflexionar. Espero, que usted como lector también goce de estos aportes.

Las publicaciones de los columnistas serán los jueves. La publicación de la Antología del Desengaño siguen los domingos y Tres Años en Tres Minutos (mientras duren existencias) serán los martes. Así que no tiene forma de quejarse ni dejar de visitar el blog.

Los cambios vienen, y con fuerza, una fuerza que estremece.

Ángel Elías

Comentarios

Entradas populares